El vo­ca­lis­ta The Pro­digy de­ci­dió po­ner­le fin a su vi­da; la ban­da te­nía en agen­da al­gu­nos con­cier­tos

Noticias del Sol de la Laguna - - Gossip - EFE

LON­DRES. Aun­que la po­li­cía de Es­sex (es­te de In­gla­te­rra) ya ha­bía con­fir­ma­do el de­ce­so, una pu­bli­ca­ción rea­li­za­da en la cuen­ta del gru­po bri­tá­ni­co The Pro­digy, co­rro­bo­ró la no­ti­cia so­bre la muer­te del vo­ca­lis­ta Keith Flint, quien con 49 años, de­ci­dió ter­mi­nar con su pa­so por es­te mun­do la ma­dru­ga­da del lu­nes.

"La no­ti­cia es cier­ta, no pue­do creer que es­té di­cien­do es­to, pe­ro nues­tro her­mano Keith se qui­tó la vi­da el fin de se­ma­na. Es­toy con­mo­cio­na­do, jo­di­da­men­te fu­rio­so, con­fun­di­do y se me par­te el co­ra­zón", es­cri­bió otro in­te­gran­te de la ban­da, Liam How­lett, en Ins­ta­gram.

La ban­da que es­ta­ba por co­men­zar su gi­ra por dis­tin­tos lu­ga­res de Es­ta­dos Uni- dos y en el fes­ti­val Es­te­reo pic­nic 2019 en Bo­go­tá, Co­lom­bia, se en­cuen­tra de lu­to y en “pro­fun­do shock y tris­te­za” por el fa­lle­ci­mien­to del can­tan­te.

Fue de la mano de How­lett, allá por 1989, que el can­tan­te co­no­ci­do por sus tatuajes, cres­tas de co­lo­res, pier­cings y es­tra­fa­la­rios atuen­dos, em­pe­zó su di­la­ta­da ca­rre­ra mu­si­cal, en la que lle­gó a ven­der trein­ta mi­llo­nes de dis­cos.

Los dos bri­tá­ni­cos se co­no­cie­ron en una fies­ta ra­ve, am­bos co­nec­ta­ron rá­pi­da­men­te al ver que com­par­tían su gus­to por la mú­si­ca elec­tró­ni­ca du­ra y di­fe­ren­te y fue­ron ga­nan­do fa­ma por sus de­sen­fre­nos y mú­si­ca un­der­ground.

Ese fue el ger­men de The Pro­digy, don­de du­ran­te los pri­me­ros seis años Flint, na­ci­do al es­te de Lon­dres en 1969, ac­tua­ba so­lo co­mo bai­la­rín.

Con el vo­ca­lis­ta y ra­pe­ro Ma­xim co­mo ter­cer in­te­gran­te la agru­pa­ción, 1996 su- pu­so un an­tes y un des­pués pa­ra una ban­da que has­ta ese mo­men­to se ha­bía desen­vuel­to en la mar­gi­na­li­dad, es­to, gra­cias a la le­tra y voz de Flint con el sin­gle Fi­res­tar­ter, co­mo el trío ter­mi­nó de des­pe­gar y el bai­la­rín pa­so a con­ver­tir­se en su bu­que in­sig­nia.

La can­ción des­tro­nó de las lis­tas a How deep is your lo­ve de Ta­ke that y ven­dió más de 600 mil co­pias en el Reino Uni­do.

La ac­tua­ción de Flint en el vi­deo mu­si­cal del te­ma en blan­co y ne­gro era tan es­ca­lo­frian­te que las te­le­vi­sio­nes acor­da­ron no emi­tir­lo an­tes de las nue­ve de la no­che por­que ate­rro­ri­za­ba a los ni­ños.

Im­pul­sa­do por el éxi­to de Fi­res­tar­ter, el ter­cer dis­co de The Pro­digy, Fa­toft­he land, que in­cluía otras de sus can­cio­nes más icó­ni­cas Breat­he, se co­lo­có rá­pi­da­men­te en el nú­me­ro uno en Es­ta­dos Uni­dos y en el Reino Uni­do, y ven­dió va­rios mi­llo­nes de co­pias en to­do el or­be mun­do.

THE PRO­DIGY

se pre­sen­tó en el país en 2016 den­tro del fes­ti­val Vi­ve La­tino

AÑOS

te­nía el can­tan­te, que co­men­zó co­mo un es­tram­bó­ti­co bai­la­rín del gru­po

A pe­sar de su sal­to al mun­do mains­tream, su mú­si­ca no se vio nun­ca so­me­ti­da a los ca­pri­chos de las mo­das mu­si­ca­les y se man­tu­vie­ron fie­les a su es­ti­lo, in­cla­si­fi­ca­ble den­tro de los gé­ne­ros con­ven­cio­na­les.

Con la úni­ca ex­cep­ción de su dis­co de­but en 1992, Ex­pe­rien­ce, los sie­te ál­bu­mes de la ban­da, el úl­ti­mo, No Tou­rist lan­za­do en no­viem­bre de 2018, han al­can­za­do el nú­me­ro uno en las lis­tas de éxi­tos bri­tá­ni­cas.

Un hi­to que les si­túa a la al­tu­ra de fi­gu­ras co­mo El­ton John, Paul McCart­ney, Geor­ge Mi­chael o Cold­play, to­dos ellos con sie­te ál­bu­mes nú­me­ros uno.

AFP

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.