San­ta Ro­sa de Li­ma, con in­cer­ti­dum­bre

Sus ha­bi­tan­tes pre­fie­ren ex­po­ner­se lo me­nos po­si­ble an­te la pre­sen­cia de ele­men­tos po­li­cia­cos

Noticias del Sol de la Laguna - - Nacional - EL SOL DEL BAJÍO

VILLAGRÁN.­ En San­ta Ro­sa de Li­ma se sien­te ten­sa cal­ma a ca­si dos se­ma­nas de la in­ter­ven­ción de la Ma­ri­na y la Po­li­cía Fe­de­ral; ca­da vez es me­nor el nú­me­ro de uni­for­ma­dos que pa­tru­llan las ca­lles, y los ha­bi­tan­tes del po­bla­do ase­gu­ran que ma­ri­nos han ocu­pa­do la pre­sun­ta ca­sa de Jo­sé An­to­nio Yé­pez El Marro co­mo cam­pa­men­to.

Por otro la­do, la in­ten­sa mo­vi­li­za­ción re­gis­tra­da el pa­sa­do 4 de mar­zo de­jó ate­mo­ri­za­da a la po­bla­ción, que pre­fie­re no sa­lir de ca­sa sal­vo en ca­so ne­ce­sa­rio. Las es­cue­las han reanu­da­do sus cla­ses, pe­ro ni­ños y ma­dres só­lo se ven a la ho­ra de la en­tra­da y sa­li­da; mien­tras que al­gu­nos hom­bres, que se desem­pe­ña­ban co­mo al­ba­ñi­les, per­die­ron su tra­ba­jo por in­asis­ten­cia du­ran­te los blo­queos.

A la en­tra­da de la co­mu­ni­dad per­ma­ne­ce apos­ta­da una pa­tru­lla de las Fuer­zas de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca con unos diez ele­men­tos, pe­ro ya no hay re­vi­sión ex­haus­ti­va a quie­nes en­tran y sa­len. En tan­to que en el cen­tro del po­bla­do, los ele­men­tos de la Fuer­zas de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca del Es­ta­do ins­ta­la­ron su cam­pa­men­to, en el que per­ma­ne­cen al­re­de­dor de 40 ele­men­tos.

Ayer, cer­ca del me­dio­día, unos 30 ele­men­tos de las Fuer­zas de Se­gu­ri­dad aban­do­na­ron San­ta Ro­sa, se des­co­no­ce si lle­ga­rían re­em­pla­zos o es un nú­me­ro de ele­men­tos que se re­du­ci­rá en la vi­gi­lan­cia.

Ha­bi­tan­tes de la co­mu­ni­dad vi­ven con mie­do. Una mu­jer, en­car­ga­da de una tien­da de aba­rro­tes, ce­rró de in­me­dia­to el ne­go­cio en cuan­to vio que los uni­for­ma­dos del es­ta­do ini­cia­ban con la for­ma­ción. Las ca­lles lu­cen so­li­ta­rias y la gen­te só­lo si­gue su ru­ti­na de ir a tra­ba­jar, a la es­cue­la, al man­da­do y a la ca­sa.

Isi­do­ro, uno de los po­bla­do­res, co­men­tó que él per­dió su tra­ba­jo co­mo ayu­dan­te de al­ba­ñil en el frac­cio­na­mien­to el Ála­mo, al fal­tar a la­bo­rar por los blo­queos en ca­rre­te­ras y el im­pe­di­men­to de sa­lir de la co­mu­ni­dad. Re­fie­re que la gen­te que se que­dó es tra­ba­ja­do­ra del cam­po, ha­ce aseos en ca­sas o tra­ba­ja las fá­bri­cas y em­pre­sas ale­da­ñas.

Otro de los po­bla­do­res, quien pre­fi­rió el ano­ni­ma­to y que tie­ne po­co de ha­ber lle­ga­do de Es­ta­do Uni­dos, co­men­tó que ele­men­tos de la Ma­ri­na es­ta­ban ocu­pan­do la ca­sa que pre­sun­ta­men­te es de Jo­sé An­to­nio Yé­pez, sin em­bar­go eso no fue com­pro­ba­do ya que la zo­na se apre­cia­ba tran­qui­la y sin mo­vi­mien­to.

FO­TOS: EL SOL DEL BAJÍO

De­so­la­das se en­cuen­tran las ca­lles de San­ta Ro­sa de Li­ma; la gen­te sa­le lo me­nos po­si­ble/ HA­BI­TAN­TE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.