Do­min­go de Ramos, preám­bu­lo de la Se­ma­na San­ta: Ju­lio Ca­rri­llo

Ha­ce­mos un

Noticias del Sol de la Laguna - - Laguna -

lla­ma­do a la po­bla­ción pa­ra que par­ti­ci­pen en los fes­te­jos de la Se­ma­na San­ta a par­tir de es­te Do­min­go de Ramos, lue­go que se or­ga­ni­za una pro­ce­sión que sal­drá de la pa­rro­quia de San Jua­ni­ta, pa­ra avan­zar lue­go a la Ca­te­dral de Nues­tra Se­ño­ra de Gua­da­lu­pe y ter­mi­nar con la eu­ca­ris­tía.

El pa­dre Ju­lio Ca­rri­llo Gau­cín, di­jo que to­do que­dó lis­to pa­ra fes­ti­vi­da­des pro­pias de la Se­ma­na San­ta, de ahí la im­por­tan­cia de que la fe­li­gre­sía to­me par­te en es­ta con­me­mo­ra­ción so­lem­ne que en­ca­be­za­rá la Dió­ce­sis de Gó­mez Pa­la­cio, aun­que en ello to­das las igle­sias ten­gan ade­más sus ac­ti­vi­da­des pro­pias.

Do­min­go de Ramos (preám­bu­lo de Se­ma­na San­ta), re­pre­sen­ta la en­tra­da triun­fal de Cris­to a Je­ru­sa­lén, don­de la gen­te lo re­ci­bió con ramos de oli­vos y que es la ma­ne­ra en que le re­co­no­cen co­mo el Rey Me­siá­ni­co.

Je­sús no en­tra en un ca­ba­llo co­mo lo ha­cían los re­yes de la an­ti­güe­dad, sino lo ha­ce

LOS RAMOS son pa­ra re­cor­dar que te­ne­mos que acom­pa­ñar a Je­sús en las bue­nas y en las ma­las, que nos re­cuer­da que si­gue vi­nien­do a nues­tras vi­das y hay que es­tar dis­po­ni­bles a re­ci­bir­los.

mon­ta­do en un bu­rro, el ani­mal de los po­bres, in­di­can­do con ello cuál se­ría su mi­sión y ser­vi­cio a la hu­ma­ni­dad y no a tra­vés el po­der.

Es­ta ce­re­mo­nia ecle­siás­ti­ca, ini­cia­rá a las 11 de la ma­ña­na fren­te al Tem­plo de San Jua­ni­ta, en la ave­ni­da In­de­pen­den­cia 945 nor­te, por lo que co­men­za­rá la pro­ce­sión has­ta lle­gar a Ca­te­dral y lle­gar a la eu­ca­ris­tía de las 12 del me­dio­día.

Por ello, in­vi­tó a la po­bla­ción pa­ra sa­lir reuni­dos, sin ol­vi­dar lle­var pa­ra­guas, som­bre­ros, agua em­bo­te­lla­da, a fin de pro­te­ger­se de las con­di­cio­nes cli­má­ti­cas ex­tre­mas que pu­die­ran es­tar re­gis­tran­do ese día.

Pa­ra ello, tam­bién hi­zo la pe­ti­ción for­mal a la Di­rec­ción de Trán­si­to y Via­li­dad a efec­to de po­der lle­var es­col­ta­da a la pro­ce­sión, a fin de evi­tar cual­quier ac­ci­den­te.

En cuan­to a la creen­cia de que los ramos ben­de­ci­dos hay que po­ner­los de­trás de la puer­ta pa­ra los mi­la­gros, el vi­ca­rio y ad­mi­nis­tra­dor dio­ce­sano des­min­tió el he­cho, pues di­jo que cier­ta­men­te hay mu­chos mi­tos.

Di­jo que no se tra­ta de dar un uso má­gi­co a los ramos, pues se cree que po­nien­do el ra­mo de­trás de la puer­ta no van a en­trar los la­dro­nes, se va a re­ti­rar la ma­la suer­te y se les va a qui­tar la sa­la­ción y es­to no es así.

Ju­lio Ca­rri­llo Gau­cín, sa­cer­do­te / SOFY RA­MÍ­REZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.