Ini­cia la Se­ma­na San­ta

Se in­vi­ta al arre­pen­ti­mien­to

Noticias del Sol de la Laguna - - Laguna - CÉ­SAR ACOSTA AMA­YA

Un día co­mo hoy, Je­sús en­tró triun­fan­te a Je­ru­sa­lén pa­ra que la mu­che­dum­bre lo acla­ma­ra y lo acep­ta­ra co­mo Hi­jo de Dios, de ahí la ce­le­bra­ción del Do­min­go de Ra­mos, que mar­ca el ini­cio de la Se­ma­na San­ta.

Los cris­tia­nos toman es­te día co­mo el acon­te­ci­mien­to que mar­ca a la vez el fin de la Cua­res­ma y el co­mien­zo de la Se­ma­na San­ta en que se ce­le­bra la Pa­sión, Cru­ci­fi­xión,

Muer­te y Re­su­rrec­ción de Je­sús de Na­za­reth, Rey de los Ju­díos, quien vino a mo­rir en la cruz pa­ra sal­var a la hu­ma­ni­dad de sus pe­ca­dos y de sus erro­res.

Mon­ta­do en un bu­rro, Je­sús en­tró a Je­ru­sa­lén y fue acla­ma­do por sus dis­cí­pu­los, quie­nes con jú­bi­lo le ex­ten­die­ron sus manos con ra­mos de oli­vo, palmas y man­tas, mien­tras pa­sa­ba, otros más lo acla­ma­ban tras el gri­to, ben­di­to el que vie­ne en nom­bre del Se­ñor… “ho­san­na en las al­tu­ras”…

He ahí que por es­te pa­sa­je, la eu­ca­ris­tía tie­ne mo­men­tos im­por­tan­tes en es­te do­min­go de Ra­mos, por­que se ben­di­cen de par­te del sa­cer­do­te y el se­gun­do, es la lec­tu­ra de la pa

Los ra­mos

de oli­vo y pal­ma, son el signo por ex­ce­len­cia de la re­no­va­ción de la fe en Dios.

la­bra que evo­ca la Pa­sión del Sal­va­dor, en el evan­ge­lio de San Ma­teo, co­men­tó al res­pec­to, el pa­dre Ju­lio Ca­rri­llo Gau­cín, vi­ca­rio ge­ne­ral de la Dió­ce­sis en Gó­mez Palacio.

Es­te mo­men­to, aña­dió, de­be ser vis­to por los cris­tia­nos co­mo el mo­men­to pa­ra pro­cla­mar a Je­sús co­mo pi­lar fun­da­men­tal de ca­da una de nues­tras vi­das, ex­pre­só.

/AN­TO­NIO ME­LÉN­DEZ

Hoy se ben­di­cen los ra­mos y las palmas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.