Yeid­kol Po­levsky tra­ta de in­ti­mi­dar al TRIFE

Se tam­ba­lean can­di­da­tu­ras co­mu­nes en Du­ran­go

Noticias del Sol de la Laguna - - Local - RE­DAC­CIÓN

Gua­da­la­ja­ra, Ja­lis­co.­Uno de los pi­la­res del triun­fo del aho­ra Pre­si­den­te An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, fue su lu­cha con­tra las ne­go­cia­cio­nes po­lí­ti­cas que ha­cía la ma­fia en el po­der, con tal de que los de­li­tos elec­to­ra­les fue­ran apro­ba­dos en las ins­ti­tu­cio­nes elec­to­ra­les o de im­par­ti­ción de jus­ti­cia en nues­tro país.

Al pa­re­cer es­tas prác­ti­cas que se per­pe­tua­ron du­ran­te dé­ca­das en Mé­xi­co, no desaparecieron con la Cuar­ta Trans­for­ma­ción, pues aho­ra el par­ti­do en el po­der, Mo­re­na, bus­ca a tra­vés de la in­ti­mi­da­ción y del aco­so, do­ble­gar a los ma­gis­tra­dos de la Sa­la Re­gio­nal en Gua­da­la­ja­ra, con la in­ten­ción de apro­bar una can­di­da­tu­ra co­mún, que ca­re­ce de va­li­dez le­gal y a to­das lu­ces re­pre­sen­ta el frau­de elec­to­ral más gran­de en la his­to­ria del es­ta­do de Du­ran­go.

Re­sul­ta que el día de ayer la pre­si

den­ta na­cio­nal de Mo­re­na, Yeidc­kol Po­levnsky, acu­dió a vi­si­tar (hos­ti­gar) a los ma­gis­tra­dos de la Sa­la Re­gio­nal con se­de en Gua­da­la­ja­ra pa­ra que le ava­len una inexis­ten­te can­di­da­tu­ra co­mún pa­ra la re­no­va­ción de los 39 mu­ni­ci­pios en el es­ta­do de Du­ran­go.

Una fuen­te que pi­dió el ano­ni­ma­to, ase­gu­ró que la lí­der de Mo­re­na lle­gó a la se­de del Tri­bu­nal Elec­to­ral, con la in­ten­ción de exi­gir a los ma­gis­tra­dos que ava­len la can­di­da­tu­ra co­mún en Du­ran­go, de lo con­tra­rio po­drían ini­ciar una per­se­cu­ción en su con­tra, si se atre­vie­ran a echar aba­jo su es­tra­te­gia elec­to­ral pa­ra el es­ta­do de Du­ran­go.

Sin em­bar­go, se co­men­tan en los pa­si­llos de la Sa­la Re­gio­nal de Gua­da­la­ja­ra, que la pe­ti­ción de la lí­der de Mo­re­na es im­po­si­ble de cum­plir­se, por la fal­si­fi­ca­ción de do­cu­men­tos que pre­sen­ta­ron los in­te­re­sa­dos de la can­di­da­tu­ra co­mún ya que­dó ex­pues­ta y ava­lar­la, ases­ta­ría un

du­ro gol­pe a la cre­di­bi­li­dad de los ór­ga­nos elec­to­ra­les de nues­tro país.

Sa­brá, An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, las ne­go­cia­cio­nes (in­ti­mi­da­ción), que es­tá lle­van­do a ca­bo Po­levnsky pa­ra in­fluir en una re­so­lu­ción, cuan­do pro­me­tió que nun­ca más se lle­va­rían a ca­bo de­li­tos elec­to­ra­les sin que fue­ran cas­ti­ga­dos con cár­cel.

La pe­ti­ción

de la lí­der na­cio­nal de Mo­re­na es im­po­si­ble de cum­plir­se

COR­TE­SÍA

Yeidc­kol Po­levnsky, pre­si­den­ta na­cio­nal de Mo­re­na /

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.