Más de mil mi­gran­tes no se pue­den aten­der

Coahui­la, sin di­ne­ro ni es­pa­cio su­fi­cien­te pa­ra re­ci­bir gran­des ca­ra­va­nas: Go­ber­na­dor

Noticias del Sol de la Laguna - - Portada - MI­GUEL ÁN­GEL CAM­POS PA­CHE­CO

El Go­ber­na­dor de Coahui­la, Mi­guel Án­gel Ri­quel­me So­lís, ad­vir­tió que en es­ta en­ti­dad “no hay di­ne­ro su­fi­cien­te, ni tam­po­co hay es­pa­cio pa­ra po­der al­ber­gar una ca­ra­va­na de más de mil per­so­nas”.

Cues­tio­na­do so­bre la po­si­ble lle­ga­da a Coahui­la en pró­xi­mas se­ma­nas de una par­te del con­tin­gen­te de la lla­ma­da "ma­dre de to­das las ca­ra­va­nas”, el Go­ber­na­dor fue cla­ro al pre­ci­sar que en el es­ta­do no se tie­nen los re­cur­sos fi­nan­cie­ros pa­ra brin­dar­les aten­ción.

El man­da­ta­rio ase­gu­ró que has­ta aho­ra no se cuen­ta con información feha­cien­te al res­pec­to, pe­ro ade­lan­tó que Coahui­la no es­tá pre­pa­ra­do pa­ra re­ci­bir a gran­des con­tin­gen­tes.

El pa­sa­do 5 de fe­bre­ro lle­gó a Pie­dras Ne­gras, Coahui­la, una ca­ra­va­na de mil 600 mi­gran­tes, lo que pro­vo­có se­rios pro­ble­mas de sa­lud y de se­gu­ri­dad.

Aún se des­co­no­ce si una par­te de los mi­gran­tes in­te­gran­tes de la que ya ha si­do de­no­mi­na­da co­mo la “ma­dre de to­das las ca­ra­va­nas” bus­ca­rán o no cru­zar te­rri­to­rio coahui­len­se en su in­ten­ción de lle­gar a los Es­ta­dos Uni­dos, de ma­ne­ra que ase­gu­rar al­go al res­pec­to es sim­ple­men­te es­pe­cu­lar, di­jo el go­ber­na­dor Mi­guel Án­gel Ri­quel­me So­lís, quien ad­vir­tió que en es­ta en­ti­dad “no hay di­ne­ro su­fi­cien­te, ni tam­po­co hay es­pa­cio pa­ra po­der al­ber­gar una ca­ra­va­na de más de mil per­so­nas”.

Lue­go de que al­gu­nas or­ga­ni­za­cio­nes ci­vi­les de­di­ca­das a brin­dar aten­ción a los ex­tran­je­ros in­do­cu­men­ta­dos que lle­gan de pa­so a es­ta re

gión, han ha­bla­do de la posibilidad de que ha­ga es­ca­las en Coahui­la al menos un seg­men­to de la ca­ra­va­na ma­yor de que mu­cho se ha ha­bla­do en las úl­ti­mas se­ma­nas, el man­da­ta­rio es­ta­tal ase­gu­ró que has­ta aho­ra no se cuen­ta con información feha­cien­te al res­pec­to, por lo que no se pue­de confirmar na­da, ya que ade­más es­te ti­po de mi­gra­cio­nes co­lec­ti­vas sue­len avan­zar por dis­tin­tos es­ta­dos de la Re­pú­bli­ca.

Re­cor­dó que los cen­tro y su­da­me­ri­ca­nos que a prin­ci­pios de fe­bre­ro lle­ga­ron a Pie­dras Ne­gras, Coahui­la, en la fron­te­ra con Es­ta­dos Uni­dos, “fue­ron tra­ta­dos con mu­cha dig­ni­dad, pe­ro tam­bién cui­dan­do nues­tro mar­co ju­rí­di­co y bus­can­do que no vio­len las le­yes del es­ta­do me­xi­cano”.

En ese sen­ti­do, plan­teó que a quie­nes vi­si­ten es­ta en­ti­dad siem­pre se les da­rán las ga­ran­tías ne­ce­sa­rias pa­ra su es­tan­cia, pe­ro des­de lue­go sin per­mi­tir­les ha­cer to­do aque­llo que las le­yes prohí­ben.

Ri­quel­me So­lís di­jo te­ner cla­ro que la vi­si­ta en fe­bre­ro de mil 600 ex­tran­je­ros ge­ne­ró una se­rie de com­pli­ca­cio­nes a las se tu­vo que ha­cer fren­te, sin em­bar­go, si la si­tua­ción lle­ga­ra a re­pe­tir­se las au­to­ri­da­des es­ta­ta­les ten­drían que vol­ver a ac­tuar co­mo co­rres­pon­da.

En aque­lla oca­sión, pa­ra po­der brin­dar aten­ción a los vi­si­tan­tes fue ne­ce­sa­rio rea­li­zar una im­por­tan­te in­ver­sión que en su ma­yor par­te se cu­brió con re­cur­sos que apor­ta­ron mu­chas em­pre­sas y con el apo­yo de go­bier­nos mu­ni­ci­pa­les, en tan­to que la ad­mi­nis­tra­ción es­ta­tal tu­vo que ero­gar al­re­de­dor de 3.5 mi­llo­nes de pe­sos.

Fue el 5 de fe­bre­ro cuan­do una ca­ra­va­na de mil 600 mi­gran­tes acam­pó en Pie­dras Ne­gras.

MI­GUEL ÁN­GEL RI­QUEL­ME SO­LÍS

GO­BER­NA­DOR DE COAHUI­LA.

La ca­ra­va­na de mil 600 nos pro­vo­có real­men­te mu­cha pro­ble­má­ti­ca lo­cal, pe­ro siem­pre es­ta­re­mos dis­pues­tos a ha­cer lo ne­ce­sa­rio.”

AN­TO­NIO MELÉNDEZ

Sin confirmar si la “ma­dre de las ca­ra­va­nas” lle­ga­rá a Coahui­la /

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.