Con Le­ti­cia Herrera se re­du­jo la in­se­gu­ri­dad

Gerardo Iba­rra

Noticias del Sol de la Laguna - - Laguna - CÉ­SAR ACOS­TA AMAYA

Rodríguez, em­pre­sa­rio y ex­pre­si­den­te de Ca­na­cin­tra, di­jo que cuan­do una ad­mi­nis­tra­ción mu­ni­ci­pal ter­mi­na su man­da­to, es muy fá­cil cri­ti­car y di­fí­cil de re­co­no­cer el tra­ba­jo, y en lo que res­pec­ta a Le­ti­cia Herrera Ale, quien cum­ple co­mo al­cal­de­sa el úl­ti­mo día de agos­to, afir­mó que con ella los ín­di­ces de in­se­gu­ri­dad se re­du­je­ron no­ta­ble­men­te, por­que Gómez Palacio tam­bién fue se­ña­la­do al­gu­nos me­ses co­mo punto neu­rál­gi­co.

“Y pa­ra lo­grar­lo hay que re­cor­dar que hu­bo in­ter­cam­bios en pro­gra­mas de se­gu­ri­dad con Ca­na­dá, Nue­vo Mé­xi­co y Bue­nos Ai­res, Ar­gen­ti­na, ade­más de que en es­ta ad­mi­nis­tra­ción se creó la uni­dad es­pe­cia­li­za­da pa­ra ma­ne­jar la vio­len­cia de gé­ne­ro y la in­tra­fa­mi­liar, tan arrai­ga­da en nues­tra so­cie­dad”.

Sos­tu­vo que Le­ti­cia Herrera Ale to­mó un mu­ni­ci­pio ol­vi­da­do y “que­bra­do” eco­nó­mi­ca­men­te y que si bien es cier­to, no tu­vo el apo­yo su­fi­cien­te en los úl­ti­mos cin­co me­ses, lue­go que las par­ti­ci­pa­cio­nes fe­de­ra­les lle­ga­ron a cuen­ta­go­tas, le im­pri­mió di­na­mis­mo pa­ra crear una po­li­cía se­gu­ra, an­tes con­for­ma­da por 35 ó 40 ele­men­tos y 4 pa­tru­llas más la del je­fe, cuan­do la de­lin­cuen­cia era el ta­lón de Aqui­les en nues­tro mu­ni­ci­pio, la cual in­hi­bió por mu­cho tiem­po la in­ver­sión y el em­pleo, sien­do el más afec­ta­do el ra­mo in­dus­trial.

“Es­to no lo debemos ol­vi­dar y en cues­tión de ser­vi­cios, tam­bién debemos re­cor­dar que tras la lle­ga­da de es­te equi­po ad­mi­nis­tra­ti­vo mu­ni­ci­pal, las inun­da­cio­nes per­ma­nen­tes ter­mi­na­ron y ello lo pue­den co­rro­bo­rar los ha­bi­tan­tes de Ham­bur­go, quie­nes en tiem­po de llu­vias per­dían su pa­tri­mo­nio al en­trar el agua a sus casas, pro­ble­ma que per­du­ró por de­ce­nas de años”.

Di­jo que la vin­cu­la­ción con la so­cie­dad, fue re­le­van­te y por ello los re­cur­sos se dis­tri­bu­ye­ron en obras prio­ri­ta­rias co­mo pa­vi­men­to y dre­na­je en las co­lo­nias más ale­ja­das y eji­dos sin aten­ción, “sin de­jar atrás de que en ma­te­ria de ca­pa­ci­ta­ción, nos con­ver­ti­mos en au­to­su­fi­cien­tes, ya que no de­pen­de­mos de Du­ran­go, a don­de se man­da­ba a nues­tros ca­de­tes pa­ra que re­ci­bie­ran ins­truc­ción po­li­cia­ca. Hoy en día Gómez Palacio tie­ne su aca­de­mia, pe­ro es­to po­co a po­co se ha ido ol­vi­dan­do, co­mo sue­le su­ce­der al tér­mino de ca­da ad­mi­nis­tra­ción”.

GERARDO IBA­RRA

EM­PRE­SA­RIO DE GP

La presión y el vo­lu­men de agua tam­bién se me­jo­ró con la adap­ta­ción de me­jo­res sis­te­mas hi­dráu­li­cos y la per­fo­ra­ción de nue­vos po­zos”

En punto muy per­so­nal, Le­ti­cia Herrera res­pon­dió a la con­fian­za de quie­nes vo­ta­ron por ella, pe­se a la crí­ti­ca, la cual es res­pe­ta­ble, “pe­ro sí de­bo de­cir, que si Ha­cien­da si­gue res­guar­dan­do sus re­cur­sos, la pró­xi­ma al­cal­de­sa ten­drá los mis­mos pro­ble­mas, por­que a ni­vel es­ta­do, el apo­yo es muy po­co”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.