Pi­pa on de­mand

La pró­xi­ma vez que ne­ce­si­tes una pi­pa de agua po­drías so­li­ci­tar­la des­de tu smartp­ho­ne y mo­ni­to­rear los ni­ve­les de la cis­ter­na.

Obras - - Soluciones - POR GA­BRIE­LA CHÁVEZ

La ma­yo­ría de las oca­sio­nes cuan­do fal­ta agua en al­gu­na re­si­den­cia u ofi­ci­na se re­cu­rre a un ser­vi­cio de pi­pas de agua; sin em­bar­go, és­tas se so­li­ci­tan ca­si siem­pre cuan­do la cis­ter­na ya es­tá en ce­ros.

A Ro­ber­to Ar­tea­ga, co­fun­da­dor y di­rec­tor ge­ne­ral de Kra­ken Agua, le gus­ta­ría que so­li­ci­tar una pi­pa no só­lo su­ce­die­ra cuan­do se re­quie­ra el vi­tal lí­qui­do de for­ma ur­gen­te por­que ya se ter­mi­nó.

“La úni­ca for­ma en la que sa­ben es cuan­do se aso­man al ni­vel de la cis­ter­na y te ha­blan pa­ra de­cir­te que ya no hay agua, con es­to nos po­de­mos an­ti­ci­par”, ex­pli­ca en en­tre­vis­ta pa­ra Obras.

La for­ma de ade­lan­tar­se a las ne­ce­si­da­des de los clien­tes es a tra­vés del uso de in­ter­net de las co­sas (IOT).

La ofer­ta de Kra­ken Agua con­sis­te en un dis­po­si­ti­vo in­te­gra­do con sen­so­res que se co­lo­can al in­te­rior de ti­na­cos o cis­ter­nas, y que al mo­men­to que de­tec­tan que és­tas es­tán por de­ba­jo del ni­vel re­que­ri­do pa­ra su fun­cio­na­mien­to, en­vían una aler­ta au­to­ma­ti­za­da a la cen­tral de Kra­ken Agua pa­ra que se les en­víe un ser­vi­cio de pi­pa.

Ar­tea­ga ex­pli­ca que es­te pro­yec­to, con el que lle­van más de 20 me­ses, dis­tri­bu­ye en Que­ré­ta­ro, y pla­nean ex­pan­dir­se a Ciu­dad de Mé­xi­co y Mon­te­rrey, en­tre otros des­ti­nos en los pró­xi­mos me­ses.

Ac­tual­men­te sur­ten a al­gu­nas ofi­ci­nas y zo­nas re­si­den­cia­les, ade­más del cam­pus del Tec de Mon­te­rrey en Que­ré­ta­ro.

“No­so­tros es­ta­mos más o me­nos ven­dien­do 400,000 li­tros al día de agua po­ta­ble, pe­ro só­lo te­ne­mos tres ca­mio­nes”, di­ce el em­pren­de­dor me­xi­cano.

Por el mo­men­to, la fir­ma cuen­ta con tres trai­lers pro­pios pa­ra dis­tri­bu­ción, ade­más de dos po­zos de agua; sin em­bar­go, Ar­tea­ga ad­vier­te que pa­ra con­ti­nuar ex­pan­dién­do­se de­be­rán con­se­guir más ca­mio­nes o bien bus­car aso­ciar­se con go­bier­nos es­ta­ta­les pa­ra que les pro­vean la in­fra­es­truc­tu­ra pa­ra dis­tri­bu­ción y así po­der ope­rar a ma­yor es­ca­la.

“Even­tual­men­te sí ne­ce­si­ta­mos más ca­mio­nes por el sis­te­ma que es­ta­mos usan­do, con el cual yo ya sé en qué mo­men­to es­tá el clien­te y pue­do lle­gar an­tes de que ellos me ha­blen”, reite­ra.

El mer­ca­do de in­ter­net de las co­sas apli­ca­do a lo­gís­ti­ca y na­ve­ga­ción se es­ti­ma que al­can­za­rá un va­lor de en­tre 560 y 850 mi­llo­nes de dó­la­res en 2025, se­gún da­tos pro­por­cio­na­dos por la con­sul­to­ra Mc­kin­sey.

La fir­ma es­ti­ma que el uso de da­tos en tiem­po real apli­ca­do a sec­to­res in­dus­tria­les pue­de ayu­dar a re­du­cir has­ta 50% los tiem­pos muer­tos.

Pa­ra el em­pren­de­dor, una de las claves pa­ra con­ti­nuar con el cre­ci­mien­to de la com­pa­ñía es el desa­rro­llo del sis­te­ma de sen­so­res y su red de dis­tri­bu­ción. La fir­ma es­tá in­te­gra­da por in­ge­nie­ros, ope­ra­do­res de pi­pas y per­so­nal ad­mi­nis­tra­ti­vo.

“La cla­ve es desa­rro­llar es­to, es di­fí­cil ha­cer­lo en Mé­xi­co — tan­to soft­wa­re co­mo hard­wa­re —, pe­ro de­be­mos te­ner­lo en to­das las cis­ter­nas”, in­di­ca.

AGUA 3.0. Es­te dis­po­si­ti­vo ayu­da a de­tec­tar el ni­vel de agua en ti­na­cos y cis­ter­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.