Cam­bio de pa­ra­dig­mas

Obras - - Editorial - — Los edi­to­res je­sush@ex­pan­sion.com.mx

El im­pac­to no es me­nor. Las prin­ci­pa­les ins­ti­tu­cio­nes de sa­lud en Mé­xi­co es­ti­man que por ca­da pe­so in­ver­ti­do en me­di­ci­na pre­ven­ti­va se aho­rran cua­tro pe­sos en me­di­ci­na reac­ti­va. Es­to es sig­ni­fi­ca­ti­vo en un país que en­fren­ta al­ta de­man­da de gas­tos en sa­lud. Se­gún ci­fras de la Or­ga­ni­za­ción pa­ra la Coope­ra­ción y el Desa­rro­llo Eco­nó­mi­cos (OCDE), los me­xi­ca­nos tie­nen la se­gun­da pre­va­len­cia más al­ta de obe­si­dad (33% de los adul­tos) de en­tre los 35 paí­ses que mi­de el or­ga­nis­mo, y la más al­ta pro­por­ción de po­bla­ción con so­bre­pe­so u obe­si­dad (73%). La dia­be­tes con­su­me ca­da año al­re­de­dor de 2.25% del PIB; pa­ra el Ins­ti­tu­to Me­xi­cano del Se­gu­ro So­cial (IMSS) sig­ni­fi­ca al­go así co­mo 51,000 mi­llo­nes de pe­sos, mien­tras que el Ins­ti­tu­to de Se­gu­ri­dad y Ser­vi­cios So­cia­les de los Tra­ba­ja­do­res del Es­ta­do (ISSS­TE) su­ma otros 17,763 mi­llo­nes por año.

Pe­se a que en los úl­ti­mos 20 años se han de­di­ca­do abul­ta­dos pre­su­pues­tos a la cons­truc­ción de hos­pi­ta­les, la aten­ción a la sa­lud si­gue sien­do de­fi­ci­ta­ria. El gas­to pro­me­dio en sa­lud por per­so­na es de 1,080 pe­sos, frente a 4,003 pe­sos del pro­me­dio de la OCDE.

Des­de 2016 se tra­ta de dar una vuel­ta de tuer­ca a es­ta si­tua­ción con la pre­ven­ción tem­pra­na en cen­tros de sa­lud, pe­ro po­co se ha com­ple­men­ta­do con la cons­truc­ción de in­fra­es­truc­tu­ra pre­ven­ti­va que ayu­de a dis­mi­nuir los ín­di­ces a fu­tu­ro.

Las me­di­das pre­ven­ti­vas no han es­ta­do acom­pa­ña­das de una po­lí­ti­ca de pla­nea­ción ur­ba­na que do­te de áreas pú­bli­cas ade­cua­das y de ca­li­dad (no apa­ra­tos pa­ra ejer­ci­cio en ba­jo­puen­tes) pa­ra la prác­ti­ca del de­por­te y pa­ra fo­men­tar las ca­mi­na­tas por ru­tas se­gu­ras.

Paí­ses co­mo Es­pa­ña rea­li­za­ron in­ver­sio­nes fuer­tes en po­li­de­por­ti­vos e in­fra­es­truc­tu­ra de­por­ti­va que pro­veen a la po­bla­ción de es­pa­cios cer­ca­nos a ba­jos pre­cios y con ins­ta­la­cio­nes de bue­na ca­li­dad pa­ra mo­ti­var al de­por­te. En ese ca­so, el gas­to de la po­bla­ción en de­por­te cre­ció has­ta sig­ni­fi­car en 2015 ca­si 2.4% de la ri­que­za que pro­du­cen en ese país. La Co­mi­sión Eu­ro­pea to­mó el mo­de­lo pa­ra in­te­grar­lo en su Es­tra­te­gia 2020, y hoy ese ru­bro sig­ni­fi­ca 1.7% del PIB de la Unión; su efec­to mul­ti­pli­ca­dor aña­de otro 1.22%, co­mo re­se­ña el hún­ga­ro Ti­bor Na­vrac­sics, co­mi­sa­rio de Edu­ca­ción, Cul­tu­ra, Ju­ven­tud y De­por­te de la UE.

De ca­ra al fu­tu­ro, el nue­vo go­bierno fe­de­ral po­dría apos­tar por una es­tra­te­gia equi­li­bra­da de desa­rro­llo de in­fra­es­truc­tu­ra pa­ra la sa­lud, pen­san­do de ma­ne­ra más proac­ti­va que reac­ti­va. Ha­ce fal­ta in­ver­tir en hos­pi­ta­les y re­du­cir el dé­fi­cit de co­ber­tu­ra, pe­ro va­le re­cor­dar que el desa­rro­llo de áreas de­di­ca­das al de­por­te qui­zá sig­ni­fi­que con­tra­tos me­nos ju­go­sos pe­ro más efec­ti­vos a lar­go pla­zo.

FO­TO: ISTOCK

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.