Pa­tri­mo­nio tapatío

Obras - - Contenido - POR DIA­NA ZA­VA­LA

Tras un año en re­mo­de­la­ción, el ex Con­ven­to del Car­men, en el cen­tro de Gua­da­la­ja­ra, comienza una nue­va eta­pa.

Tras un año en re­mo­de­la­ción, el ex Con­ven­to del Car­men, en el cen­tro de Gua­da­la­ja­ra, comienza una nue­va eta­pa. Du­ran­te 331 años, el re­cin­to ha si­do tes­ti­go y par­tí­ci­pe de la his­to­ria de la ca­pi­tal ta­pa­tía; pri­me­ro co­mo con­ven­to y, des­pués, co­mo cuar­tel mi­li­tar, ofi­ci­nas gu­ber­na­men­ta­les y has­ta un DIF. Pe­ro tres si­glos de uso cons­tan­te obli­ga­ron a las au­to­ri­da­des a re­for­zar su es­truc­tu­ra.

Las obras, que co­men­za­ron en sep­tiem­bre de 2017, in­clu­ye­ron me­jo­ras en el in­te­rior, co­mo im­per­mea­bi­li­za­cio­nes e in­yec­cio­nes en los mu­ros, ex­pli­ca Ju­lio He­rre­ra, di­rec­tor de Pa­tri­mo­nio Ar­tís­ti­co e Histórico de Ja­lis­co. Ade­más, me­jo­ra­ron la te­rra­za y co­lo­ca­ron un nue­vo sis­te­ma de ilu­mi­na­ción, aña­de.

Las pa­re­des del lu­gar se le­van­ta­ron en el año de 1687 pa­ra al­ber­gar un claus­tro de va­ro­nes de la or­den de los Car­me­li­tas Des­cal­zos en un es­pa­cio re­li­gio­so de ar­qui­tec­tu­ra sim­ple. Ca­si dos si­glos des­pués, a par­tir de 1820, las fa­mi­lias más acau­da­la­das co­men­za­ron a trans­for­mar el tem­plo con de­ta­lles ba­rro­cos, y en po­co tiem­po se vol­vió uno de los lu­ga­res más so­li­ci­ta­dos pa­ra ce­le­brar ce­re­mo­nias re­li­gio­sas, cuen­ta He­rre­ra.

La épo­ca do­ra­da del con­ven­to lle­gó a su fin en 1861, cuan­do la igle­sia ma­yor fue de­mo­li­da y el edi­fi­cio se con­vir­tió en un cuar­tel mi­li­tar. Sin em­bar­go, la na­ve prin­ci­pal que­dó in­tac­ta y en la dé­ca­da de los 60 se vol­vió a trans­for­mar: es­ta vez en un cen­tro cul­tu­ral.

Des­de en­ton­ces y has­ta la fe­cha, el lu­gar ha fun­gi­do co­mo ga­le­ría, y sus con­ti­nuas trans­for­ma­cio­nes han pro­vo­ca­do que el edi­fi­cio de 2,845 m2 ha­ya si­do in­ter­ve­ni­do en tres oca­sio­nes pa­ra su conservación.

Si bien, su ima­gen aún con­ti­núa in­tac­ta, co­mo ex­pli­ca el ar­qui­tec­to Alejandro Ca­na­les Da­ro­ca, di­rec­tor ge­ne­ral de la Es­cue­la de Conservación y Res­tau­ra­ción de Oc­ci­den­te (ECRO), ya que en es­te ti­po de edi­fi­cios his­tó­ri­cos se de­be res­pe­tar la ar­qui­tec­tu­ra ori­gi­nal.

Pa­ra la ac­tual res­tau­ra­ción, el go­bierno es­ta­tal in­vir­tió 2,705,000 pe­sos, y las obras es­tu­vie­ron a car­go de la em­pre­sa Gru­po Cons­truc­tor Con­tem­po­rá­neo.

Aho­ra, con las me­jo­ras avan­za­das, só­lo fal­ta la se­gun­da eta­pa, que con­sis­ti­rá en el reacon­di­cio­na­mien­to de la fa­cha­da, se­ña­la He­rre­ra. Aun­que aún no hay una fe­cha de ini­cio, se es­pe­ra que co­mien­ce en 2019.

El edi­fi­cio “ha to­le­ra­do y so­por­ta­do avatares po­lí­ti­cos y ur­ba­nos y, sin em­bar­go, su bue­na manufactura y sus mu­ros de ca­si dos me­tros de pie­dra nos mues­tran que to­da­vía estará de pie por lo me­nos dos si­glos más”, ex­pli­ca Ca­na­les.

RES­TAU­RA­CIÓN. El edi­fi­cio se ha in­ter­ve­ni­do en tres oca­sio­nes pa­ra dar­le man­te­ni­mien­to.

DE­TE­RIO­RO. La aper­tu­ra de la avenida Juá­rez hi­zo que se per­die­ra la igle­sia del Car­men.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.