Pri­va­dos al res­ca­te

Obras - - Portada Infraestructura Para La Salud - –Con in­for­ma­ción de Rosalía La­ra

Aun­que de for­ma pau­la­ti­na, en los úl­ti­mos años la in­dus­tria del fitness re­gis­tra un in­cre­men­to en la de­man­da de es­pa­cios pa­ra ejer­ci­tar­se por par­te de los me­xi­ca­nos. En el es­tu­dio Eles­ta­do­de­la­sa­lud­de­los­me­xi­ca­nosy­re­por­te­de

lain­dus­tria­fit­ness, IHRSA de­ta­lla que más de cua­tro mi­llo­nes de me­xi­ca­nos son miem­bros de­por­ti­vos, y cal­cu­la que la ta­sa de pe­ne­tra­ción de esa in­dus­tria es de 3.2%, con un al­to po­ten­cial de cre­ci­mien­to.

La ma­yor ex­pan­sión de clu­bes la tie­nen ca­de­nas low­cost, que han vis­to en la ne­ce­si­dad in­sa­tis­fe­cha de los me­xi­ca­nos una mi­na de oro. Por ejem­plo, Smart Fit lle­gó a Mé­xi­co en 2012 por una alian­za en­tre Gru­po Mar­tí y la bra­si­le­ña Gru­po Bio Rit­mo, y seis años des­pués ya se acer­ca a 100 uni­da­des y su­pera 200,000 usua­rios.

Otro ca­so es el de 9Round, un gim­na­sio de kick­bo­xing y box que ofre­ce a los usua­rios un sis­te­ma sin con­tac­to fí­si­co y con ru­ti­nas de 30 mi­nu­tos que per­mi­ten que­mar un pro­me­dio de 500 ca­lo­rías, ex­pli­ca su di­rec­tor ge­ne­ral en Mé­xi­co, Isaac Kably. “A di­fe­ren­cia de otros clu­bes o gim­na­sios, aquí no hay ho­ra­rio pa­ra las ru­ti­nas, es­ta­mos abier­tos de 6 de la ma­ña­na a 10 de la no­che y to­dos pue­den en­trar cuan­tas ve­ces quie­ren por­que las es­ta­cio­nes (o rounds) du­ran tres mi­nu­tos. Así eli­mi­na­mos los pre­tex­tos, por­que es­ta ciu­dad es caó­ti­ca y no sa­be­mos a qué ho­ra va­mos a lle­gar”.

El cos­to de sus­crip­ción es de apro­xi­ma­da­men­te 900 pe­sos men­sua­les, mien­tras que la in­ver­sión pa­ra mon­tar una fran­qui­cia es de 85,000 dó­la­res e in­clu­ye cons­truc­ción, equi­po y ca­pa­ci­ta­ción, se­ña­la Kably.

“Hay dos for­mas de tra­tar a per­so­nas con vi­das se­den­ta­rias, pe­ro con de­seos de cam­biar. La pri­me­ra es a tra­vés de die­tas sin ejer­ci­cio, anu­lan­do el ex­ce­so de ca­lo­rías que con­su­men y ha­cien­do es­tu­dios clí­ni­cos pa­ra sa­ber su es­ta­do de sa­lud. La otra es la die­ta ba­lan­cea­da y ejer­ci­cio en la me­di­da de sus po­si­bi­li­da­des, pues hay gen­te que no pue­de co­rrer o rea­li­zar ac­ti­vi­da­des muy de­man­dan­tes”, agre­ga Al­do Cano,

coach de­por­ti­vo. En mu­chos ca­sos, la pre­ven­ción es cues­tión de cos­tum­bre y edu­ca­ción, y no tie­ne cos­to. “Pue­des sa­lir a ca­mi­nar”, men­cio­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.