PRETTY SMART

Con el lan­za­mien­to del Ap­ple Watch, la pri­me­ra pre­gun­ta que se nos vie­ne a la men­te es: ¿si hu­bo an­tes otros smart wat­ches, en­ton­ces por qué tan­to al­bo­ro­to?

O'clock - - Feature - Por izas­kun esquinca

La mar­ca de la man­za­na no fue la pri­me­ra en crear un re­loj in­te­li­gen­te. Mar­cas como Sei­ko, en los ochen­ta, ha­bían crea­do re­lo­jes con en­tra­da de da­tos y te­cla­do. Pe­ro fue has­ta el boom de la te­le­fo­nía ce­lu­lar que Sony pre­sen­to,en 2012, el Smart Watch, el primer re­loj in­te­li­gen­te que se en­la­za­ba vía Blue­tooth al te­lé­fono ce­lu­lar. Más tar­de lle­gó Sam­sung con su Ga­laxy Gear, el más exi­to­so des­de su lan­za­mien­to, pe­ro no el más re­cor­da­do; y es que, a pe­sar de sus gran­des ven­tas, se ha vis­to eclip­sa­do por el Aoo­le Watch. Qui­zás una de las res­pues­tas de es­te fe­nó­meno es la ha­bi­li­dad que ha te­ni­do Ap­ple por po­si­cio­nar es­te ob­je­to no como un re­loj, sino como un ar­tícu­lo com­ple­ta­men­te fas­hion. Pri­me­ro, con­tra­tó a dos ex­per­tos, An­ge­la Ah­rendts, ex di­rec­to­ra de Bur­berry, y Marc New­son, re­co­no­ci­do di­se­ña­dor in­dus­trial. Su se­gun­do pa­so fue exa­cer­bar el ru­mor y, pos­te­rior a su lan­za­mien­to, co­men­zó a po­si­cio­nar­lo en la por­ta­da de la re­vis­ta Vo­gue Asia. Al­gu­nos me­ses an­tes du­ran­te la Se­ma­na de la Mo­da en París, reali­zó una bre­ve ex­hi­bi­ción de las pie­zas en la bou­ti­que Co­let­te.

La lle­ga­da de Ap­ple a la mu­ñe­cas de los con­su­mi­do­res re­so­nó en las frías mon­ta­ñas sui­zas, don­de anual­men­te se pro­du­cen 28.1 mi­llo­nes de re­lo­jes, se­gún da­tos de la Fe­de­ra­ción Sui­za en 2013. Uno de los pri­me­ros en le­van­tar la voz fue Jean-Clau­de Bi­ver, lí­der de re­lo­je­ría pa­ra el gi­gan­te del lu­jo LVMH. “El re­loj es de­ma­sia­do fe­me­nino y lu­ce como cual­quier otro re­loj in­te­li­gen­te que co­noz­ca­mos. Pa­ra ser ho­nes­tos, pa­re­ce di­se­ña­do por un es­tu­dian­te”, di­jo a un me­dio ale­mán. Por su par­te, Nick Ha­yek, CEO de Swatch Group, co­men­tó ta­jan­te: “No es­ta­mos ner­vio­sos”.

Sien­do ho­nes­tos, Ap­ple lo ha vuel­to a ha­cer, sin pi­sar los te­rre­nos de la re­lo­je­ría me­cá­ni­ca pe­ro crean­do un nue­vo seg­men­to: el fas­hion tech, el cual, sin lu­gar a du­das, be­ne­fi­cia­rá a la in­dus­tria re­lo­je­ra, a tal gra­do que el mis­mo Jean-Clau­de Bi­ver rec­ti­fi­có pa­ra la ca­de­na Bloom­berg: “Es un pro­duc­to fan­tás­ti­co, un gran lo­gro”. Lo que no mu­chos sa­ben, no obs­tan­te, es que el di­rec­ti­vo se ha da­do a la ta­rea de em­pren­der el desa­rro­llo de la ver­sión sui­za del Smart Watch ba­jo la mar­ca TAG Heuer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.