CO­GE MORROS POR EL TIN­DER

Gra­cias a la app pue­de ha­cer citas con des­co­no­ci­dos; Hat­tie tie­ne más se­xo que en sus tiempos de glo­ria

Pásala! - - DE IMPACTO -

Hat­tie Re­troa­ge es una se­ño­ra de 83 años que vi­ve en la ciu­dad de Nue­va York, tra­ba­ja co­mo di­se­ña­do­ra de in­te­rio­res y pa­re­ce­ría una ancianita cual­quie­ra, de no ser por­que en los úl­ti­mos me­ses ha te­ni­do se­xo con me­dio cen­te­nar de jó­ve­nes.

Es­ta mu­jer usa la apli­ca­ción de Tin­der pa­ra co­no­cer hom­bres y si hay chan­ce, los me­te a su ca­ma y los de­ja tan se­cos co­mo li­món de ji­ca­me­ro.

Hat­tie Re­troa­ge VIEJITA CA­LIEN­TE Aho­ri­ta es­toy es­cri­bien­do un li­bro pa­ra ins­pi­rar a otras mu­je­res a per­se­guir sus sue­ños, co­mo yo”

An­da­ba ur­gi­da

La se­ño­ra cuen­ta que es­tu­vo ca­sa­da du­ran­te 25 años con un hom­bre que nun­ca le dio hi­jos. A los 55 y so­la, an­da­ba muy ca­chon­da y em­pe­zó a po­ner anun­cios en el pe­rió­di­co pa­ra co­no­cer hom­bres, pe­ro nun­ca fun­cio­nó has­ta que co­no­ció la app de Tin­der.

Do­ña Hat­tie di­ce que es­tá muy ca­chon­da y lue­go lue­go sien­te cuan­do un mo­rro le va a aflo­jar y no du­da en en­ca­mar­lo, pe­ro no­más sin enamo­rar­se.

Bue­na on­da. Afir­ma que sa­be más de ge­ni­ta­les mas­cu­li­nos que los doctores. Pu­ra go­za­de­ra. Ya pien­sa en ha­cer un do­cu­men­tal.

Los pre­su­me. Tie­ne su en­can­to y con­ven­ce a los cha­vos de dar­le.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.