SE QUI­TA Y SE PO­NE

Pásala! - - DE FAMOSOS -

Lue­go de acep­tar que su ro­man­ce con Be­lin­da se tra­tó de un me­ro ar­did pu­bli­ci­ta­rio y que so­la­men­te eran ami­gos, ade­más de ex­pli­car que el ta­tua­je de la can­tan­te se lo hi­zo por una apues­ta que hi­zo con ella, Lu­pi­llo Ri­ve­ra vol­vió a ha­cer­se pu­bli­ci­dad a cos­ti­llas de otra mu­jer, y aho­ra fue con su exes­po­sa Ma­ye­li Alon­so, pues, sin que na­die le pre­gun­ta­ra, el lla­ma­do 'To­ro del Co­rri­do' pre­su­mió que se ha­bía bo­rra­do el ta­tua­je de su exa­ma­da y ma­dre de sus hi­jas diz­que pa' ol­vi­dar­la por com­ple­to.

Al pa­so que va­mos y por ojo ale­gre, Lu­pi­llo se pon­drá y qui­ta­rá ta­tua­jes a gra­nel, pues, co­mo se di­ce vul­gar­men­te, se le lan­za a cual­quier es­co­ba con fal­das y se enamo­ra con una fa­ci­li­dad que asom­bra, to­do con tal de per­ma­ne­cer en los re­flec­to­res de los me­dios. Por eso, aho­ra que lan­zó su nue­vo te­ma, 'Re­gre­só el To­ro', el cual gra­bó en el Pe­nal de Puen­te Gran­de, na­die lo pe­ló. Ahí es­tán las con­se­cuen­cias de an­dar ha­cien­do pu­bli­ci­dad ba­ra­ta a cos­ti­llas de otros u otras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.