BRUNO SE­RÍA EL PRI­ME­RO CON CA­RRE­RA

Pásala! - - EL GUARDIÁN -

Ni­ca­no­ra es la ma­dre de Bruno Gar­cía, quien te­nía 18 años cuan­do ya no se su­po más de él. Es­te fe­bre­ro, el jo­ven hu­bie­ra cum­pli­do 23 años, pe­ro no ha po­di­do ser. Es­ta mu­jer tie­ne más hi­jos; no qui­so de­cir cuán­tos más por­que ase­gu­ra que su úni­ca preo­cu­pa­ción y prio­ri­dad es Bruno. A cin­co años de es­tar pre­sen­te y exi­gir jus­ti­cia por to­do el país, Ni­ca­no­ra cuen­ta que se ha que­da­do so­la, que su fa­mi­lia no pu­do aguan­tar la bús­que­da de un hi­jo y que es só­lo ella quien con­ti­núa exi­gien­do la ver­dad al go­bierno de Mé­xi­co.

"Mi hi­jo iba a ser uno de los pri­me­ros en te­ner una ca­rre­ra en mi ca­sa. Él era tran­qui­lo y de­jó mi ca­sa pa­ra vi­vir en el in­ter­na­do de la nor­mal, pues vi­vi­mos a seis ho­ras de la es­cue­la. Quién iba a sa­cri­fi­car a su fa­mi­lia si no tu­vie­ra tan­tas ga­nas de ser al­guien", la­men­tó la can­sa­da ma­dre, que a pe­sar de eso si­gue en la lu­cha por co­no­cer la ver­dad de lo su­ce­di­do aquel día.

Do­ña Ni­ca­no­ra MA­DRE DE BRUNO GAR­CÍA Mi hi­jo iba a ser uno de los pri­me­ros en te­ner ca­rre­ra en mi ca­sa. Él era tran­qui­lo"

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.