MEN­SA­JE

MA­TAN EN IZ­TA­PA­LA­PA A NARCOMENUD­ISTA; SU CAR­NAL ERA ‘EL BUENO’ EN LA ZO­NA, PE­RO ES­TÁ PRE­SO

Pásala! - - MENSAJE - Re­dac­ción Pá­sa­la

»EN LA CO­LO­NIA APATLACO

Anó­ni­mo PO­LI­CÍA SEC­TO­RIAL La gen­te es­tá muy vio­len­ta. Ya les pe­ga­ron a dos per­so­nas por es­tar gra­ban­do al ba­lea­do"

Quie­nes co­no­cen a la fa­mi­lia Mal­do­na­do Ama­dor sa­ben que son de ar­mas to­mar. Se­gún tes­ti­gos, des­de su 'tien­da' coor­di­na­ban las ope­ra­cio­nes pa­ra la ven­ta y dis­tri­bu­ción de dro­ga en Iz­ta­pa­la­pa e Iz­ta­cal­co; ade­más, se su­po, ma­ta­ron a va­rios que se atre­vie­ron a de­nun­ciar­los.

Juan Car­los, 'Juan Bal­ta', fue de­te­ni­do en Can­cún ha­ce un año por va­rios de­li­tos, co­mo ro­bo, se­cues­tro, ex­tor­sión y con­tra la sa­lud.

En la 'tien­da' ubi­ca­da so­bre Eje 5 Sur es­qui­na Ga­lea­na, co­lo­nia Apatlaco, se que­da­ron su her­mano Eduar­do y su es­po­sa, pe­ro, en­tre los mur­mu­llos que se es­cu­cha­ban, ya tam­bién La­lo la de­bía; otros quie­ren la pla­za.

¡Lo es­pe­ra­ron!

Fue la tar­de de es­te miér­co­les que tres su­je­tos en mo­to lle­ga­ron a la nar­co­tien­di­ta, dis­fra­za­da de tien­da de aba­rro­tes, pre­gun­ta­ron por

Eduar­do y, al no en­con­trar­lo, de­ci­die­ron es­pe­rar, y, se­gún au­to­ri­da­des, cuan­do el hom­bre lle­gó le dis­pa­ra­ron en tres oca­sio­nes a la ca­be­za y des­pués hu­ye­ron en las mo­to­ci­cle­tas.

Eduar­do ca­yó ful­mi­na­do. La ma­sa en­ce­fá­li­ca y la san­gre de su ca­be­za se es­par­cie­ron en la ban­que­ta fren­te a la tien­da don­de des­pa­cha­ba. Una am­bu­lan­cia par­ti­cu­lar lle­gó al lu­gar, pe­ro el te­mi­do hom­bre ya ha­bía muer­to.

Lle­gó la fa­mi­lia

Ele­men­tos po­li­cia­cos del Sec­tor

Chu­ru­bus­co res­guar­da­ron la zo­na. Aun­que rea­li­za­ron el acor­do­na­mien­to don­de es­ta­ba el ca­dá­ver, ro­dea­do de seis cas­qui­llos

.9 mi­lí­me­tros, a los fa­mi­lia­res no les im­por­tó y na­da les im­pi­dió ca­mi­nar por la es­ce­na del cri­men, pa­tear cas­qui­llos y abra­zar a su lí­der tendido.

Mu­je­res, ni­ños y va­rios su­je­tos ta­tua­dos llo­ra­ban la pér­di­da de

Eduar­do. Cuan­do sa­lie­ron del shock co­men­za­ron a per­se­guir a to­do aquel cu­rio­so que in­ten­ta­ra si­quie­ra sa­car el ce­lu­lar; a dos de ellos les qui­ta­ron

san­grar­les la sus te­lé­fo­nos y los gol­pea­ron has­ta

nun­ca pu­do to­mar ca­be­za; la po­li­cía in­ter­vino, pe­ro el con­trol.

y las mi­ra­das

Pa­ra evi­tar las fo­to­gra­fías, los vi­deos

y mu­je­res, se cu­rio­sas, fa­mi­lia­res de Eduar­do, hom­bres

es­qui­na del lu­gar de dis­tri­bu­ye­ron in­ti­mi­dan­tes en ca­da

le­van­ta­mien­to del cuer­po. los he­chos has­ta que se reali­zó el

'Juan Bal­ta'. Se di­ce que fue fun­da­dor de la Unión Te­pi­to. Do­lor. La fa­mi­lia no res­pe­tó el cor­dón y se le aven­ta­ron al cuer­po de Eduar­do. La in­ten­ción siem­pre fue la de ma­tar­lo; ca­be­za. le dis­pa­ra­ron los ba­la­zos di­rec­to a la

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.