Pásala! : 2020-01-14

CUADRILÁTE­RO : 11 : 11

CUADRILÁTE­RO

11 cartaspasa­[email protected] La Parka se fue tranquilo y feliz a descansar El ÚLTIMO PASEO Geovanni R. Catarino Si bien la partida de Chuy a la Arena Celestial es algo que causa un dolor enorme entre sus seres queridos, su deceso también significó ponerle punto final al dolor físico que estaba viviendo desde aquel domingo 20 de octubre, cuando se accidentó luchando en Monterrey, lo dijo su hija Clara. "Mi papá ya estaba muy cansado. Su condición era especial porque teníamos que ayudarlo a levantarse y a moverse. Después de que se le desinflamó la médula espinal empezó a tener sensibilid­ad, y con ella, mucho dolor. De cuatro días para acá tuvo muchas complicaci­ones respirator­ias, mucho dolor; ya no había medicament­o que le quitara el dolor. Hasta que él le pidió que se lo llevara y Dios lo escuchó". La gente le dio su último aplauso cuando salía de la funeraria para despedirse de su Hermosillo querido. Conmovido. Estuvo muy contento Clara mencionó que su padre se fue feliz. "Se fue tranquilo y feliz porque en su cumpleaños 54 (4 de enero) pudo estar con la mayoría de sus hijos. Hubo videollama­das con los cuatro que no pudieron llegar. Estaba feliz porque estábamos aquí con él. Se vino a despedir de su tierra". UN VISTAZO Clara comentó que su papá había prometido pasar la Navidad en Hermosillo, y el 20 de diciembre, que lo llevaron para allá, lo cumplió. UN VISTAZO Antes de ser cremado, el cuerpo de La Parka recorrió por última vez las calles de su natal Hermosillo, Sonora. Tristeza. La Parka, el gran ídolo de la lucha, fue un padre amoroso con los 14 hijos que tuvo, a quienes nunca pudo juntar en un solo lugar. En la Navidad tuvo a la mayoría en su casa. Mariana HIJA DE LA PARKA Te voy a extrañar mucho, te amo mucho. Estoy muy orgullosa de ser tu hija y nunca te lo dije; es algo de lo que me arrepiento. Te llevaré en mi corazón Al recorrido, de unos 10 carros, se le unió un grupo de motociclis­tas locales que, al igual que la 'huesuda', comparten el amor por los 'potros'. Unión. Tuvo la oportunida­d de tener a su padre en su tierra natal antes de que se fuera a la Arena del Cielo. Clara.

© PressReader. All rights reserved.