<<Pue­des te­ner de­fec­tos, es­tar an­sio­so y vi­vir irri­ta­do al­gu­nas ve­ces, pe­ro no te ol­vi­des que tu vi­da es la ma­yor em­pre­sa del mun­do...>>

Perfiles Culiacan - - Perfilando - Mar­go­t_­[email protected]­mail.com

1. 2. 3.

En­tre pen­sar y bus­car de qué es­cri­bir, có­mo co­men­zar, me en­con­tré es­te es­cri­to que se di­ce es del pa­pa Fran­cis­co, pe­ro hay otros que di­cen que no, pe­ro pen­sé: es­tá tan lleno de en­se­ñan­zas, por lo me­nos pa­ra mí, que aun­que sea anó­ni­mo me­re­ce la pe­na com­par­tir­lo. “Pue­des te­ner de­fec­tos, es­tar an­sio­so y vi­vir irri­ta­do al­gu­nas ve­ces, pe­ro no te ol­vi­des que tu vi­da es la ma­yor em­pre­sa del mun­do, so­lo tú pue­des evi­tar que va­ya en de­ca­den­cia. Me gus­ta­ría que re­cor­da­ras que ser fe­liz no es te­ner un cie­lo sin tem­pes­ta­des, un ca­mino sin ac­ci­den­tes, tra­ba­jo sin can­san­cio, re­la­cio­nes sin de­cep­cio­nes. Ser fe­liz es en­con­trar fuer­zas en el per­dón, es­pe­ran­za en las ba­ta­llas, se­gu­ri­dad en el pal­co del mie­do, amor en los des­en­cuen­tros.

Ser fe­liz, no es so­lo re­va­lo­ri­zar la son­ri­sa, sino tam­bién re­fle­xio­nar so­bre la tris­te­za. No es ape­nas con­me­mo­rar el éxi­to, sino apren­der lec­cio­nes en los fra­ca­sos. No es ape­nas te­ner ale­gría con los aplau­sos, sino te­ner ale­gría en el ano­ni­ma­to. La fe­li­ci­dad es re­co­no­cer que va­le la pe­na vi­vir la vi­da, a pe­sar de to­dos los desafíos, in­com­pren­sio­nes y pe­rio­dos de cri­sis. Ser fe­liz no es una fa­ta­li­dad del des­tino, sino una con­quis­ta pa­ra quien sa­be via­jar den­tro de su pro­pio ser. Ser fe­liz es agra­de­cer a Dios ca­da ma­ña­na por el mi­la­gro de la vi­da.

Ser fe­liz es no te­ner mie­do de los pro­pios sen­ti­mien­tos, ser fe­liz es sa­ber ha­blar de sí mis­mo. Es te­ner co­ra­je pa­ra oír un “no”. Qui­zás es te­ner se­gu­ri­dad pa­ra re­ci­bir una crí­ti­ca, aun­que sea in­jus­ta. Tam­bién es be­sar a los hi­jos, mi­mar a los pa­dres, te­ner mo­men­tos poé­ti­cos con los ami­gos, aun­que al­gu­nos nos hie­ran. Ser fe­liz es de­jar vi­vir a la cria­tu­ra li­bre, ale­gre y sim­ple que vi­ve den­tro de ca­da uno de no­so­tros.

Ade­más es te­ner ma­du­rez pa­ra de­cir “me equi­vo­qué”. De he­cho es te­ner la osa­día pa­ra de­cir per­dó­na­me, y tam­bién la sen­si­bi­li­dad pa­ra ex­pre­sar “te ne­ce­si­to”. Es te­ner la ca­pa­ci­dad pa­ra de­cir “te amo”. Que tu vi­da se vuel­va un jar­dín de opor­tu­ni­da­des pa­ra ser fe­liz. Que en tus pri­ma­ve­ras seas aman­te de la ale­gría, que en tus in­vier­nos seas ami­go de la sa­bi­du­ría.

Y que cuan­do te equi­vo­ques en el ca­mino co­mien­ces to­do de nue­vo, pues así… se­rás más apa­sio­na­do de la vi­da. ¡¡¡Ja­más desis­tas, ja­más desis­tas de las per­so­nas que amas, ja­más desis­tas de ser fe­liz, pues!!! ¡¡¡La vi­da es un es­pec­tácu­lo que no te pue­des per­der!!! Fin.

Bueno lo he leí­do mu­chas ve­ces pa­ra lle­nar­me de es­to, pues to­dos al fi­nal lo que que­re­mos es ser fe­li­ces, don­de es­te­mos, co­mo es­te­mos, a ve­ces es di­fí­cil. Las si­tua­cio­nes que vi­vi­mos son di­fe­ren­tes, pe­ro el ca­so es no vi­vir amar­ga­dos, enoja­dos, pe­lea­dos con la fa­mi­lia, con los ami­gos, vien­do to­do os­cu­ro, la vi­da se nos es­tá yen­do, no hay tiem­po pa­ra des­per­di­ciar ni un so­lo día, en di­mes y di­re­tes, yo les doy las gra­cias, por lo que han he­cho por mí, que aun­que no lo se­pan así es, me han he­cho fe­liz.

1 ta­za de le­che de al­men­dras sin azú­car1 ta­za de yo­gur ba­jo en gra­sa 2 cu­cha­ra­das de miel de ma­ple o miel de1 cu­cha­ra­di­ta de ex­trac­to de vai­ni­lla1 ca­ja de fre­sas la­va­das, de­sin­fec­ta­das y par­ti­das o fru­ta al gus­to¼ de ta­za de al­men­dras re­ba­na­dasGra­no­la 1 Per­so­naEn un bol me­diano se mez­cla la le­che, yo­gur, miel, vai­ni­lla y sal has­ta que se in­te­gren muy bien.Se agre­ga la chía y se re­fri­ge­ra to­da la no­che.Al día si­guien­te, se co­lo­ca en una co­pa el pu­dín con la fru­ta, miel, al­men­dras y gra­no­la (op­cio­nal). Nom­bre: Blan­ca Est­he­la Ca­ma­cho de Sta­ma­tó­pu­los Ocu­pa­ción: Ama de ca­saFa­mi­lia: Su es­po­so, Jor­ge Sta­ma­tó­pu­los Her­nán­dez, e hi­jos, Éri­ka, So­fía, Ni­kos y Step­hanny Sta­ma­tó­pu­los Ca­ma­cho Hob­bies: Co­ci­nar, pin­tar y te­jer.20°Sin pi­can­te mi­nu­tos apro­xi­ma­da­men­te se tar­da­rá en rea­li­zar es­ta sen­ci­lla re­ce­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.