El ma­yor pro­ble­ma

Periódico AM Express (Guanajuato) - - SUPER DEPORTIVO - José Ra­món Fer­nán­dez

Se­ño­ras y se­ño­res, se veía ve­nir des­de ha­ce tiem­po, el fut­bol me­xi­cano, la Fe­de­ra­ción, los clu­bes -que son sus so­cios y afi­lia­dos-, la Li­ga MX y los ju­ga­do­res, to­dos es­tán me­ti­dos en un abis­mo, una rue­da que da vuel­tas y no ter­mi­na de sa­cu­dir­se to­dos lo pro­ble­mas que tie­ne.

Prác­ti­cas mo­no­pó­li­cas, co­rrup­ción, la­va­do de di­ne­ro, do­bles con­tra­tos, Pac­to de Ca­ba­lle­ros y, a fi­nal de cuen­tas, to­do eso ha sa­li­do a la luz, en en­tre­vis­tas de los ju­ga­do­res y co­men­ta­rios de los due­ños de los clu­bes, mu­chos de ellos, en su al­tí­si­ma pre­po­ten­cia, reac­cio­nan in­dig­na­dos an­te si­tua­cio­nes que les su­ce­den a sus equi­pos mal ad­mi­nis­tra­dos.

La Co­fe­ce (Co­mi­sión Fe­de­ral de Com­pe­ten­cia Eco­nó­mi­ca) se ha da­do cuen­ta de que hay pro­ble­mas eco­nó­mi­cos se­rios, se­ve­ros, y ha abier­to una in­ves­ti­ga­ción de ofi­cio por la exis­ten­cia de prác­ti­cas mo­no­pó­li­cas ab­so­lu­tas en­tre agen­tes eco­nó­mi­cos que pro­ba­ble­men­te vio­len la Ley Fe­de­ral de Com­pe­ten­cia Eco­nó­mi­ca.

El Pac­to de Ca­ba­lle­ros, co­mo to­do mun­do lo sa­be, es un acuer­do no es­cri­to en­tre due­ños y di­rec­ti­vos de equi­pos pa­ra ne­go­ciar a sus ju­ga­do­res. Un fut­bo­lis­ta no pue­de ne­go­ciar con otro equi­po aun­que su con­tra­to ha­ya ter­mi­na­do y se en­cuen­tre libre, sino que tie­ne que pe­dir un per­mi­so especial o su­frir re­pre­sa­lias del Pac­to de Ca­ba­lle­ros; a ve­ces tie­ne que huir del fut­bol me­xi­cano, bus­can­do otros des­ti­nos y, si no es fi­gu­ra, ¿dón­de que­da­rá?

Si un equi­po quie­re traer a al­guien del ex­tran­je­ro, tie­ne que ne­go­ciar con el úl­ti­mo equi­po con el que ju­gó en Mé­xi­co: ima­gí­nen­se la trian­gu­la­ción, y en el Draft, que es la cul­mi­na­ción de es­ta jo­ya his­tó­ri­ca, los due­ños de­ci­den dón­de ju­ga­rán los fut­bo­lis­tas, sin con­si­de­rar si ellos lo desean o pue­den mo­ver a sus fa­mi­lias.

Mé­xi­co es el úni­co país del mun­do don­de hay un pac­to que des­tro­za al fut­bo­lis­ta. Eso lo ha­cen cons­tan­te­men­te en el Ré­gi­men de Trans­fe­ren­cias.

La Aso­cia­ción de Fut­bo­lis­tas no pue­de ca­si in­ter­ve­nir o lo ha­ce muy po­co en lo de los do­bles con­tra­tos y por eso un or­ga­nis­mo co­mo la Co­fe­ce se me­te a fon­do y obli­ga a la Fe­de­ra­ción y clu­bes a abrir sus ar­chi­vos y compu­tado­ras, pa­ra in­da­gar qué exis­te de ma­lo en el fut­bol.

Oja­lá to­do es­to le dé trans­pa­ren­cia al fut­bol me­xi­cano, si sa­le al­go, por­que de­be sa­lir.

El fut­bol me­xi­cano no es ma­ne­ja­do por mon­jas de la ca­ri­dad ni mu­cho me­nos, sino por al­gu­nas em­pre­sas ca­pi­ta­lis­tas muy po­de­ro­sas y al­gu­nos me­ce­nas que di­cen te­ner mu­cho di­ne­ro y se cue­lan por pres­ti­gio a las em­pre­sas del fut­bol.

Sim­ple­men­te es una vi­tri­na, un escaparate im­por­tan­te pa­ra ex­hi­bir­se pa­ra otro ti­po de ne­go­cios que les abra la puer­ta a ga­nar mi­llo­nes de pe­sos.

Po­cos lo to­man con in­te­rés real, en una Li­ga se­ria, pro­fe­sio­nal, im­por­tan­te, que no co­me­ta erro­res tan gra­ves co­mo és­tos.

La Co­fe­ce sa­be que hay pro­ble­mas en la Li­ga MX

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.