López Obra­dor, pro­gre­sis­ta y mo­derno

Periódico AM (León) - - AM2 OPINIÓN - * Agus­tín Gu­tié­rrez Ca­net es ase­sor di­plo­má­ti­co de An­drés Ma­nuel López Obra­dor y em­ba­ja­dor de Mé­xi­co en re­ti­ro. @Agu­tie­rre­zCa­net

Apo­cos días de ce­le­brar­se en Mé­xi­co la elec­ción pre­si­den­cial, has­ta aho­ra to­das las en­cues­tas dan co­mo ga­na­dor a An­drés Ma­nuel López Obra­dor (AMLO), al fren­te del Mo­vi­mien­to de Re­ge­ne­ra­ción Na­cio­nal, Mo­re­na.

La ven­ta­ja de más de 16 pun­tos del ya tres ve­ces can­di­da­to pa­re­ce irre­mon­ta­ble. De ahí que los ata­ques en su con­tra es­tán arre­cian­do has­ta lle­gar a emi­tir anun­cios con ni­ños, lo que en Eu­ro­pa es­ta­ría prohi­bi­do. Fi­nal­men­te, des­pués de ha­ber si­do di­fun­di­dos en ra­dio y te­le­vi­sión, los spots fue­ron sus­pen­di­dos por el Tri­bu­nal Elec­to­ral.

Acusan a AMLO de que­rer vol­ver al pa­sa­do, de es­tar en con­tra de las in­ver­sio­nes, de que bus­ca­rá im­plan­tar po­lí­ti­cas si­mi­la­res a las de Hu­go Chá­vez en Ve­ne­zue­la. Men­ti­ras.

Bus­can en el ba­su­re­ro cuen­tos de ho­rror, sin re­co­no­cer que to­da per­so­na y to­do mo­vi­mien­to evo­lu­cio­na. López Obra­dor no es el mis­mo de ha­ce seis o do­ce años, hoy es más mo­de­ra­do, es­tá más cer­ca del cen­tro.

Mo­re­na re­pre­sen­ta la me­jor opor­tu­ni­dad pa­ra un cam­bio en Mé­xi­co que con­lle­ve jus­ti­cia, lu­cha con­tra la po­bre­za y la de­sigual­dad. Sig­ni­fi­ca la bús­que­da de una ma­yor cohe­sión so­cial, va­lo­res que la Eu­ro­pa de la pos­gue­rra lo­gró im­plan­tar en un Es­ta­do de bie­nes­tar.

An­te los ata­ques ma­ni­pu­la­do­res, el equi­po eco­nó­mi­co de López Obra­dor, coor­di­na­do por el em­pre­sa­rio Al­fon­so Ro­mo con el apo­yo de Car­los Ur­zúa, su even­tual se­cre­ta­rio de Ha­cien­da, rea­li­za una dis­cre­ta la­bor pa­ra in­fun­dir con­fian­za en­tre in­ver­sio­nis­tas y ban­que­ros.

Al mis­mo tiem­po, López Obra­dor per­si­gue el vo­to po­pu­lar en las pla­zas pú­bli­cas, en los me­dios de co­mu­ni­ca­ción y en las re­des so­cia­les, apo­ya­do por un re­co­no­ci­do e im­por­tan­te equi­po en el que des­ta­can las mu­je­res.

Los in­ver­so­res ex­tran­je­ros pa­re­cen dar por des­con­ta­do que va a ga­nar López Obra­dor. Es im­por­tan­te que le den el vo­to de con­fian­za y tra­ba­jen con su Go­bierno si su triun­fo se con­fir­ma en las ur­nas.

Los men­sa­jes eco­nó­mi­cos de López Obra­dor son muy cla­ros:

- Respeto a la au­to­no­mía del Ban­co de Mé­xi­co.

- Li­bre flo­ta­ción del pe­so.

- Im­pues­to so­bre la ren­ta y del IVA sin cam­bios (ex­cep­to en la fron­te­ra nor­te).

- Apo­yo a los tra­ta­dos de li­bre co­mer­cio co­mo el TLCAN de Nor­tea­mé­ri­ca, el TPP 11 del Pa­cí­fi­co y el TLCUEM de Eu­ro­pa. - Dis­ci­pli­na pre­su­pues­ta­ria. - Reo­rien­tar el gas­to pú­bli­co.

Al­gu­nas pro­pues­tas de López Obra­dor han si­do ma­ni­pu­la­das por la opo­si­ción.

AMLO ha reite­ra­do que una am­nis­tía no re­pre­sen­ta im­pu­ni­dad y que la ac­tual po­lí­ti­ca de com­ba­te al cri­men or­ga­ni­za­do ha si­do un fra­ca­so. La vio­len­cia no se com­ba­te con vio­len­cia, di­jo, por­que so­lo en­gen­dra más vio­len­cia. Hay que dar em­pleo y edu­ca­ción a los jó­ve­nes pa­ra que no sean atraí­dos por la criminalidad. Las cár­ce­les no pue­den es­tar lle­nas de cam­pe­si­nos que pa­ra so­bre­vi­vir cul­ti­van es­tu­pe­fa­cien­tes.

Otro te­ma con­tro­ver­ti­do es su po­si­ción so­bre la re­for­ma ener­gé­ti­ca. Ha di­cho que se re­vi­sa­rán los 91 con­tra­tos asig­na­dos has­ta la fe­cha en las di­ver­sas ron­das de li­ci­ta­ción. Si los con­tra­tos son trans­pa­ren­tes se res­pe­ta­rán, no hay na­da que te­mer. Esos mis­mos con­tra­tos in­clu­yen una cláu­su­la de res­ci­sión ad­mi­nis­tra­ti­va que po­dría apli­car­se si la em­pre­sa be­ne­fi­cia­ria no cum­ple con los tér­mi­nos acor­da­dos. Co­rres­pon­de a la Co­mi­sión Na­cio­nal de Hi­dro­car­bu­ros, no al Go­bierno, ha­cer esa eva­lua­ción, en ape­go a de­re­cho.

La cons­truc­ción del nue­vo ae­ro­puer­to de Ciu­dad de Mé­xi­co es un te­ma que se ha de­ba­ti­do re­cien­te­men­te. No es cier­to que la opo­si­ción al pro­yec­to im­pac­te en las in­ver­sio­nes. Nin­gu­na de las em­pre­sas que has­ta aho­ra han re­ci­bi­do con­tra­tos ha invertido un so­lo pe­so. Son con­tra­tis­tas, no in­ver­sio­nis­tas. El úni­co in­ver­sor es el Go­bierno. Por lo pron­to, los cos­tos del ae­ro­puer­to ya se ele­va­ron el 46% de lo ori­gi­nal­men­te pro­yec­ta­do y to­da­vía fal­tan sie­te años pa­ra ter­mi­nar­lo.

En po­lí­ti­ca ex­te­rior, López Obra­dor ha sub­ra­ya­do que la ima­gen de Mé­xi­co en el ex- tran­je­ro es­tá pro­fun­da­men­te de­te­rio­ra­da por la vio­len­cia, la co­rrup­ción y la im­pu­ni­dad. Te­ne­mos que cam­biar esa reali­dad con la ayu­da de nues­tra cul­tu­ra. Mé­xi­co es un país de una enor­me ri­que­za cul­tu­ral y hu­ma­na. El au­tén­ti­co cam­bio de la ima­gen de Mé­xi­co no se­rá una ope­ra­ción de re­la­cio­nes pú­bli­cas, sino re­sul­ta­do de una pro­fun­da trans­for­ma­ción del país.

AMLO ha di­cho que bus­ca­rá cons­truir una po­lí­ti­ca ex­te­rior de Es­ta­do con to­das las fuer­zas po­lí­ti­cas, el Con­gre­so y la so­cie­dad ci­vil. Una po­lí­ti­ca ex­te­rior que mi­re más allá de la ne­go­cia­ción de acuer­dos co­mer­cia­les, que ten­ga una vi­sión más am­plia, con én­fa­sis en la ac­ción mul­ti­la­te­ral y en re­la­cio­nes con paí­ses es­tra­té­gi­cos, en­tre los que des­ta­can Es­pa­ña, Fran­cia y Ale­ma­nia.

La re­la­ción con Es­ta­dos Uni­dos se­rá prio­ri­ta­ria, en­fo­ca­da a la bue­na ve­cin­dad y la coope­ra­ción al desa­rro­llo, así co­mo a la pro­tec­ción de los de­re­chos hu­ma­nos de los me­xi­ca­nos. Que­re­mos ser ami­gos con el de­bi­do respeto mu­tuo.

Si bien López Obra­dor es un lí­der po­pu­lar de iz­quier­da, los in­ver­so­res de­ben re­co­no­cer que es­tá com­pro­me­ti­do a ejer­cer un prin­ci­pio con­ser­va­dor: no gas­tar más de lo que se tie­ne. Exac­ta­men­te lo opues­to al po­pu­lis­mo.

Un Go­bierno de López Obra­dor orien­ta­do a com­ba­tir la co­rrup­ción, que anual­men­te cues­ta a las fi­nan­zas pú­bli­cas una pér­di­da de al­re­de­dor de 500.000 mi­llo­nes de pe­sos anua­les (cer­ca de 22.000 mi­llo­nes de eu­ros), no pue­de ser lla­ma­do po­pu­lis­ta, sino pro­gre­sis­ta.

Re­vi­sar con­tra­tos petroleros pa­ra ase­gu­rar­se de que las em­pre­sas cum­plan sus obli­ga­cio­nes no pue­de ser po­pu­lis­mo, sino ejer­ci­cio trans­pa­ren­te de las fa­cul­ta­des le­ga­les del Es­ta­do.

Sus­pen­der el nue­vo ae­ro­puer­to in­ter­na­cio­nal, si los al­tos cos­tos se dis­pa­ran in­con­tro­la­bles, tam­po­co es po­pu­lis­mo, es me­ra pru­den­cia eco­nó­mi­ca.

El equi­po eco­nó­mi­co que ro­dea a AMLO es­tá a fa­vor de la ini­cia­ti­va pri­va­da y en con­tra de las ex­pro­pia­cio­nes. Na­da de es­ta­tis­mo.

El Go­bierno de López Obra­dor no se­rá po­pu­lis­ta; al con­tra­rio, se­rá res­pon­sa­ble, pro­gre­sis­ta y mo­derno. Es, hoy, la me­jor op­ción pa­ra el fu­tu­ro de Mé­xi­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.