Reac­ti­va­rá EU se­pa­ra­cio­nes

» Do­nald Trump pre­ten­de re­ver­tir los cre­cien­tes nú­me­ros de in­mi­gran­tes que in­ten­tan in­gre­sar a EU

Periódico AM (León) - - AM2 - Was­hing­ton

La Ca­sa Blan­ca es­tá con­si­de­ran­do pla­nes que po­drían se­pa­rar nue­va­men­te a pa­dres e hi­jos en la fron­te­ra de Es­ta­dos Uni­dos y Mé­xi­co, re­ve­ló ayer el dia­rio The Was­hing­ton Post, se­gún fuen­tes con co­no­ci­mien­to di­rec­to de las dis­cu­sio­nes.

Es­to, apun­ta el me­dio,pa­ra re­ver­tir el gran nú­me­ro de fa­mi­lias que in­ten­tan cru­zar ile­gal­men­te, que au­men­tó 38% en agos­to y aho­ra se en­cuen­tran en ni­ve­les ré­cord, se­gún el De­par­ta­men­to de Se­gu­ri­dad In­ter­na.

Una de las op­cio­nes es ofre­cer una elec­ción bi­na­ria a las fa­mi­lias que bus­can asi­lo des­pués de 20 días de de­ten­ción: permanecer en­ce­rra­dos con sus hi­jos du­ran­te me­ses o años mien­tras avan­za su pro­ce­so le­gal, o per­mi­tir que los me­no­res sean lle­va­dos con fa­mi­lia­res que vi­van en EU.

Fun­cio­na­rios de la Ad­mi- nis­tra­ción Trump di­je­ron al me­dio que no pien­san reac­ti­var las se­pa­ra­cio­nes for­za­das que crea­ron una cri­sis en­tre ma­yo y ju­nio de es­te año, cuan­do al me­nos 2 mil 500 me­no­res fue­ron se­pa­ra­dos de sus pa­dres.

Sin em­bar­go, la Ca­sa Blan­ca es­tu­dia me­di­das que sir­van pa­ra di­sua­dir los cru­ces de in­do­cu­men­ta­dos, pues és­tos ba­ja­ron du­ran­te esos me­ses y es­ca­la­ron de nue­vo en agos­to, des­pués de que Do­nald Trump anun­cia­ra que per­mi­ti­ría a las fa­mi­lias permanecer de­te­ni­das jun­tas.

La po­lí­ti­ca de se­pa­ra­ción de fa­mi­lias co­men­zó en abril, ba­jo las di­rec­tri­ces de “to­le­ran­cia ce­ro” a los in­do­cu­men­ta­dos: to­dos los mi­gran­tes de­te­ni­dos ten­drían que es­tar arres­ta­dos has­ta ser pre­sen­ta­dos fren­te a un juez, en lu­gar de li­be­ra­dos con una fe­cha de au­dien­cia, co­mo se ha­cía an­te­rior­men­te.

De­bi­do a un acuer­do le­gal que im­pi­de a los me­no­res permanecer de­te­ni­dos más de 20 días, és­tos eran se­pa­ra­dos de sus pa­dres y las au­to­ri­da­des les bus­ca­ban un tu­tor en el país. Otra de las op­cio­nes ana­li­za­das, se­gún el Post, es re­tar le­gal­men­te ese acuer­do.

Tras crí­ti­cas in­ter­nas y de otros paí­ses y or­ga­nis­mos, EU co­men­zó a de­te­ner a las fa­mi­lias jun­tas du­ran­te unos días o fue­ron li­be­ra­das con un ci­ta­to­rio.

Uno de los gran­des re­tos, apun­ta el Post, es li­diar con la lo­gís­ti­ca y le­ga­li­dad de man­te­ner a las fa­mi­lias de­te­ni­das, pues el Ser­vi­cio de In­mi­gra­ción y Con­trol de Adua­nas, só­lo cuen­ta con tres cen­tros con ca­pa­ci­dad pa­ra 3 mil per­so­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.