´7HUQXULWDµ

Periodico Al Día (Léon) - - Noticias - En­ri­que Gó­mez Oroz­co

Hay mo­men­tos en los que las de mo­cra­cias se sui­ci­dan o se des vían tan­to que per­mi­ten el arri­bo de per­so­na­jes co­mo Hu­go Chá­vez o el pro­pio 'onald 7rump. La historia tie­ne mo­men­tos trá­gi­cos en paí­ses que eran los más edu­ca­dos de su tiem po.

En los años se­sen­ta sur­gió la pe­lí cu­la más taquillera de una ge­ne­ra­ción. En 0éxi­co se anun­cia­ba se­ma­na tras se­ma­na su per­ma­nen­cia, que rom­pía to­dos los ré­cords. Era un mu­si­cal fil ma­do en Aus­tria con la be­llí­si­ma y ta­len­to­sa can­tan­te -ulie An­drezs y el aún vi­gen­te Ch­ris­top­her 3lum­mer. La tra­ma mar­ca al pue­blo aus­tria­co co­mo ava­sa­lla­do por los ale­ma­nes an­tes de la Se­gun­da *ue­rra 0un­dial. Cre­ci mos con la idea de que los na­zis ha­bían reuni­fi­ca­do a Aus­tria por la fuerza. Esa era la na­rra­ti­va.

La reali­dad fue muy dis­tin­ta: los aus­tria­cos, ob­nu­bi­la­dos por el po­der del 3ar­ti­do 1acio­nal­so­cia­lis­ta, vo ta­ron en ma­sa a fa­vor de la reuni­fi­ca ción de na­cio­nes. 3ero no se crea que fue una de­ci­sión di­vi­di­da, el 99.7 por cien­to vo­tó a fa­vor de Hitler, quien hi zo una apa­ri­ción apo­teó­ti­ca en el que fue­ra su país de na­ci­mien­to.

8n pue­blo cul­to dio la espalda al pue­blo ju­dío y a sus ge­nios aus­tria­cos. Fue­ra que­dó Se­gis­mun­do Freud, fue­ra que­dó ca­si to­da la es­cue­la de 9ie­na, el pen­sa­mien­to fi­lo­só­fi­co avan­za­do de Lud­zig :itt­gens­tein, la obra pic­tó ri­ca de *us­tav .limt y la mú­si­ca de *us­tav 0ah­ler. Al tiem­po que que bra­ban cris­ta­les, que­ma­ban li­bros y rom­pían el al­ma de lo ju­dío ale­mán en el 7er­cer 5eich, los aus­tria­cos se tra ga­ron en­te­ri­to el cuen­to del im­pe­rio de los mil años.

El tiem­po co­bró ca­ro a los ger­ma nos y al mun­do las vo­ta­cio­nes y la co­la bo­ra­ción ca­si uná­ni­me de Aus­tria a un cri­mi­nal de­men­te. Hitler se hi­zo del po­der con ape­nas un . por cien­to de la vo­ta­ción que lo lle­va­ría a la dic ta­du­ra des­pués de la muer­te de Hin den­burg. Lue­go sub­yu­gó el al­ma de sus com­pa­trio­tas, quie­nes di­li­gen­tes eje­cu­ta­ron a la ma­yo­ría de los eu­ro peos ju­díos en un ac­to inex­pli­ca­ble y bar­bá­ri­co.

0ás ade­lan­te en 9enezue­la, Hu­go Chá­vez ob­tu­vo triun­fos en las ur­nas. Su po­pu­lis­mo y so­cia­lis­mo tro­pi­cal atra­je­ron a las ma­sas con un pro­yec to de país que nunca tu­vo pies ni ca be­za. 7iró la pro­duc­ción, co­rrió a la inversión ex­tran­je­ra y ca­si aca­ba con la úni­ca for­ma de in­gre­so del país, su in­dus­tria pe­tro­le­ra. 9enezue­la es­tá des­trui­da. < si bien 0éxi­co “no es 9enezue­la´, sí pue­de con­ver­tir­se en un fra­ca­so en seis años.

Cuan­do es­cu­cha­mos a An­drés 0anuel Ló­pez 2bra­dor de­cir “ter­nu ri­ta´ a su con­trin­can­te más ilus­tra­do, en­ten­de­mos que hay un gran ren­cor so­cial en su dis­cur­so, in­clu­so un ce­lo intelectual so­te­rra­do.

Si lo eli­gen con el por cien­to del vo­to de ese re­sen­ti­mien­to, el país co rre el pe­li­gro de ser go­ber­na­do por la ig­no­ran­cia o, peor aún, por el ren­cor so­cial que lle­va a en­fren­ta­mien­tos in úti­les. Ló­pez 2bra­dor es de­ma­sia­do transparente en su ver­da­de­ro sen­tir cuan­do pier­de la ca­be­za. 0ues­tra su sub­cons­cien­te en fra­ses co­mo “cá­lla te cha­cha­la­ca´ o la de “ter­nu­ri­ta´ que aca­ba de en­de­re­zar­le a -osé An­to­nio 0ea­de.

La de­mo­cra­cia es pe­li­gro­sa por­que es abier­ta, por­que una mi­no­ría co­mo en Es­ta­dos 8ni­dos pue­de adue­ñar­se de las de­ci­sio­nes más im­por­tan­tes. A0L2 rom­pe la cor­du­ra cuan­do ame­na­za con pa­rar la obra del ae­ro puer­to de 0éxi­co. 7am­bién pue­de en tre­gar la edu­ca­ción a la iz­quier­da ra­di cal o fi­jar los pre­cios de la ga­so­li­na por de­cre­to. Con su es­ti­lo, pue­de ha­cer lo que le ven­ga en ga­na en con­tra de las ins­ti­tu­cio­nes y el fu­tu­ro del país.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.