Periódico Al Día (Salamanca)

¡CUIDADO CON LA NIÑA ARAÑA!

A la pequeña se le ha visto escalando el muro del panteón de Las Flores.

- Rafael Flores/julián Perez

En los noventa, en Salamanca se hizo conocida una leyenda que hablaba sobre una pequeña niña que se aparecía por las noches cerca del panteón de Las Flores.

Se cuenta que un taxista trabajaba una fría madrugada, cuando pasó por las calles oscuras de la colonia San Roque, pudo observar la silueta de una pequeña niña de 10 años totalmente sola.

El taxista, extrañado, se detuvo junto a ella después de que le hizo la parada. La pequeña subió al vehículo y le pidió llevarla a casa con sus padres, en los departamen­tos de la calle Aldama.

Ahí le dijo al taxista que sus padres pagarían el pasaje, a lo que accedió el hombre con ciertas dudas y miedos.

El taxista al no ver ya a la pequeña, se fijó por el espejo retrovisor y buscó la imagen de la niña con la intención de saber a qué casa se metía a esas horas.

Fue ahí cuando vio cómo la pequeña silueta de la niña trepaba la pared del panteón emulando los movimiento­s de una araña.

De pronto la niña volteó totalmente la cabeza y miró fijamente al taxista con unos ojos que se habían tornado rojos, luego brincó la pared hacia el panteón.

El conductor del taxi nunca se imaginó que aquella noche sería la última que viviría, pues el taxista murió poco tiempo después de un infarto fulminante, no sin antes alcanzar a narrar lo que había ocurrido a su base.

Hoy, la historia es conocida por los taxistas, quienes en ocasiones platican lo sucedido a los pasajeros mientras los llevan a sus destinos.

Algunos salmantino­s, habitantes de las calles aledañas al panteón aún recuerdan que sus familiares les contaron la historia y muchos coinciden con haberla visto de noche, cerca del cementerio de Las Flores.

 ??  ??
 ??  ??
 ??  ?? A la niña se le ve trepando la pared del panteón, simulando movimiento­s de una araña.
A la niña se le ve trepando la pared del panteón, simulando movimiento­s de una araña.
 ??  ?? Según se dice, los ojos de la niña se tornaron rojos hacia el taxista.
Según se dice, los ojos de la niña se tornaron rojos hacia el taxista.
 ??  ?? Algunos vecinos del panteón han visto por las noches la silueta de la pequeña.
Algunos vecinos del panteón han visto por las noches la silueta de la pequeña.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico