De­ja todo en san­ta paz

Mar­chis­ta Lu­pi­ta Gon­zá­lez vol­tea al 2024

Periódico Al Día (Salamanca) - - DEPORTES - $JHQFLD 0HWUR

La mar­chis­ta Lu­pi­ta Gon­zá­lez bus­ca­rá la cla­si­fi­ca­ción a Pa­rís 2024 una vez que ter­mi­ne su san ción por do­pa­je en ma­yo de 2022.

La sub­cam­peo­na olím­pi­ca en los 20 ki­ló­me­tros de Río 2016 anun­ció en vi­deo­con­fe­ren­cia de pren­sa que no se re­ti­ra, pues quie­re se­guir re­pre­sen­tan­do a Mé­xi­co de la me­jor ma­ne­ra aho ra que apren­dió la lec­ción de ha ber si­do sus­pen­di­da 4 años, por lo que di­jo fue un error y so­bre todo por el ex­ce­so de con­fian­za que de­po­si­tó en la Co­na­de y el equi­po le­gal que le asig­nó.

“Aho­ra el ob­je­ti­vo es lle­gar a Pa­rís (2024), no de­jar de en­tre nar. Doy por ter­mi­na­do es­te pro ce­so sa­bien­do que soy inocen­te, pues la pri­me­ra de­fen­sa que tu­ve fue ma­la, con­fié en esa es­tra­te gia”, di­jo Gon­zá­lez.

“Quie­ro re­pre­sen­tar de la me jor ma­ne­ra a mi país”, aña­dió.

La atle­ta in­for­mó que Es­te ban San­tos se­gui­rá co­mo su en tre­na­dor, pues no veía mo­ti­vo al­guno pa­ra que de­je de tra­ba­jar con él.

Tam­bién di­jo que si­gue for man­do par­te de la Se­cre­ta­ría de

- Trem­bo­lo­na es un es­te­roi­de usa­do en el ga­na­do pa­ra au­men­tar el cre­ci­mien­to mus­cu­lar

- Lu­pi­ta ar­gu­men­tó que el es­te­roi­de in­gre­só a su or­ga­nis­mo por con­su­mo de car­ne con­ta­mi­na­da (ta­cos al pas­tor)

- Su equi­po le­gal pre­sen­tó do­cu­men­ta­ción fal­sa en el pro­ce­so

- Cum­pli­rá san­ción en no­viem­bre de 2022

Ma­ri­na y que aca­ta­rá las de­ter mi­na­cio­nes que di­cha ins­ti­tu ción to­me con ella.

El jue­ves el TAS ra­ti­fi­có la san­ción de 4 años que se le im­pu so por con­su­mo de Trem­bo­lo­na, sus­tan­cia que ella ar­gu­men­tó in gre­só a su or­ga­nis­mo por con­su mo de car­ne con­ta­mi­na­da.

La atle­ta in­cu­rrió en in­con­sis ten­cias en su de­fen­sa y su pri­mer equi­po le­gal, que le fue re­co­men da­do por la Co­na­de, pre­sen­tó do­cu­men­ta­ción fal­sa.

No pue­do de­cir que me sien­to bien. Fue una ma­la pri­me­ra de­fen­sa la que tu­ve. Ellos no te­nían ex­pe­rien­cia pre­via en asun­tos de do­pa­je. Ese fue mi error, con­tra­tar­los” GUA­DA­LU­PE GON­ZÁ­LEZ

MAR­CHIS­TA

Oja­lá pue­da dar­me a en­ten­der de la me­jor ma­ne­ra pa­ra apor­tar un gra­ni­to de are­na a una lu­cha que si­gue bus­can­do una de las prin­ci­pa­les cau­sas so­cia­les pen­dien­tes por erra­di­car: La vio­len­cia de gé­ne­ro.

En­tien­do el te­ma le­gal de Re­na­to Iba­rra, pa­ra que no me sal­gan con la pos­tu­ra de que es co­sa juz­ga­da, tam­bién es­toy en­te­ra­do e in for­ma­do del per­dón de la novia em­ba­ra­za­da, que en es­ta co­lum­na lo que me­nos bus­ca es la re­vic­ti­mi­za­ción de la afec­ta­da.

Me quie­ro que­dar con el fon­do de la his to­ria, la mis­ma que nos si­gue azo­tan­do en to do el país. Ha­ce unas se­ma­nas eran al­gu­nos ame­ri­ca­nis­tas con­fun­di­dos de­fen­dien­do al ju­ga­dor, ha­ce una se­ma­na eran al­gu­nos co mu­ni­ca­do­res de la em­pre­sa due­ña de su car­ta pa­ra po­le­mi­zar con la se­gun­da opor­tu­ni­dad y otros tra­tan­do de me­ter a otro co­le­ga por erro­res del pa­sa­do; y el jue­ves fue la nue­va afi ción y al­gu­nos co­le­gas ana­li­zan­do el re­fuer­zo po­si­ble del nue­vo equi­po pa­ra el ecua­to­ria no, el Atlas.

Ahí la con­ver­sa­ción nos vol­vió a lle­var al mis­mo ca­mino don­de nos he­mos equi vo­ca­do to­dos (sí, tam­bién un ser­vi­dor en dis­tin­tas oca­sio­nes). En­tien­do que he­mos cam­bia­do y per­ci­bo por el bien de las nue vas ge­ne­ra­cio­nes un cam­bio pau­la­tino en nues­tro com­por­ta­mien­to pa­ra res­pe­tar los de­re­chos de las mu­je­res, po­ner­nos en el mis­mo plano sin su­pe­rio­ri­da­des fí­si­cas, ver­ba­les, ni de nin­gún ti­po.

Por eso leer, es­cu­char y ver que mu­chos di­cen más allá de la can­cha o fue­ra de los te­mas ex­tra can­cha, pa­ra de­cir que es un buen ju­ga­dor, es se­guir dan­do pa­sos atrás. Es cier­to que el prin­ci­pal res­pon­sa­ble si gue sien­do el Amé­ri­ca que no lo dio de ba­ja, a la par la Liga MX, que de se­gu­ro en­con­tra­rá una ma­ne­ra el si­guien­te 8 de mar­zo de emi­tir men­sa­jes hue­cos bus­can do esa an­he­la­da libertad e igual­dad en los de­re­chos de las mu­je­res y aho­ra el po­si­ble nue­vo equi­po que le da­rá una opor­tu­ni­dad a Re­na­to.

Por to­dos la­dos una tris­te historia más de un país que en to­das sus es­fe­ras si­gue sin en­ten­der el da­ño.

¡Bien­ve­ni­dos, bien­ve­ni­dos! Al día don de vol­ve­mos a nor­ma­li­zar la vio­len­cia de gé­ne­ro.

Lu­pi­ta anun­cia que no se re­ti­ra­rá

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.