Se van Die­go y Car­los co­mo hé­roes

» Car­los Anas­ta­sio Juan, el pri­mer ele­men­to de la Guar­dia Na­cio­nal caí­do, y quien fa­lle­ció en un ope­ra­ti­vo en Gua­na­jua­to, es ve­la­do en Ciu­dad Ixtepec

Periódico AM Express Irapuato) - - PORTADA - El Uni­ver­sal

En León, Juan Die­go González Va­la­dez re­ci­bió un ho­me­na­je en el que po­li­cías, so­co­rris­tas, ami­gos y fa­mi­lia­res lo des­pi­die­ron co­mo hé­roe, tras ha­ber si­do aba­ti­do al frus­trar un asal­to.

Y en Oa­xa­ca, el cuer­po del pri­mer mi­li­tar de la Guar­dia Na­cio­nal caí­do en ser­vi­cio fue en­tre­ga­do a su fa­mi­lia. Car­los Anas­ta­sio Juan, Te­nien­te de In­fan­te­ría de 37 años, vol­vió del Ist­mo de Tehuan­te­pec, don­de es­tán sus raí­ces, su es­po­sa y sus tres hi­jas.

El ataúd de ma­de­ra en el cen­tro de la casa de la­dri­llos a me­dio cons­truir es­tu­vo flan­quea­do du­ran­te to­do el día por ele­men­tos de la Guar­dia Na­cio­nal des­ta­ca­men­ta­dos en Ciu­dad Ixtepec. La ban­de­ra me­xi­ca­na y la fo­to­gra­fía de un sol­da­do so­bre el fé­re­tro, ro­dea­do de flo­res, in­di­can que el due­lo de es­ta casa es por un mi­li­tar caí­do en ser­vi­cio, el pri­me­ro de los que in­te­gran el cuer­po de se­gu­ri­dad que creó el pre­si­den­te An­drés Ma­nuel López Obra­dor. Car­los Anas­ta­sio Juan, Te­nien­te de In­fan­te­ría de 37 años, mu­rió el sá­ba­do en un ope­ra­ti­vo en Gua­na­jua­to, a mi­les de ki­ló­me­tros del Ist­mo de Tehuan­te­pec, don­de es­tán sus raí­ces y su fa­mi­lia. Los res­tos del sol­da­do, con 20 años de ser­vi­cio en del Ejér­ci­to Me­xi­cano, ori­gi­na­rio de Ma­tías Ro­me­ro pe­ro afin­ca­do en Ciu­dad Ixtepec, lle­gó la no­che del do­min­go a la Ba­se Aé­rea nú­me­ro 2 de Ciu­dad Ixtepec. Ahí fue en­tre­ga­do a su es­po­sa, To­ma­sa Her­nán­dez, quien jun­to con sus tres hi­jas tras­la­da­ron el cuer­po has­ta su do­mi­ci­lio en el Ba­rrio Che­gui­go Pi­ca­cho, don­de fue ve­la­do has­ta la tar­de de ayer, an­tes de re­ci­bir sepultura en el ce­men­te­rio mu­ni­ci­pal.

El te­nien­te ha­bía vi­si­ta­do ha­ce unas dos se­ma­nas a su fa­mi­lia en el Ist­mo. Les pro­me­tió re­gre­sar pron­to, pe­ro un en­fren­ta­mien­to con­tra un gru­po ar­ma­do le im­pi­dió vol­ver­la a ver­las.

Su re­torno fue en un avión de la Fuer­za Aé­rea Me­xi­ca­na en ca­li­dad de hé­roe, den­tro de una ca­ja mor­tuo­ria que fue re­ci­bi­da por el ge­ne­ral Mar­tín Jiménez Oli­ve­ra, Co­mi­sa­rio de la Guar­dia Na­cio­nal en Oa­xa­ca.

El go­ber­na­dor de Oa­xa­ca, Ale­jan­dro Mu­rat, emi­tió sus condolenci­as a la fa­mi­lia del Te­nien­te a tra­vés de sus re­des so­cia­les y se mos­tró so­li­da­rio con la Guar­dia Na­cio­nal.

Sal­var a la pa­tria

Los fa­mi­lia­res de Car­los Anas­ta­sio lo re­cuer­dan co­mo un pa­dre amo­ro­so y com­pro­me­ti­do con su de­ber, que pu­so siem­pre en pri­mer lu­gar su res­pon­sa­bi­li­dad de sal­va­guar­dar a la Pa­tria, al gra­do de en­lis­tar­se en la re­cién crea­da Guar­dia Na­cio­nal.

Fue esa res­pon­sa­bi­li­dad la que lle­vo al Te­nien­te a pro­te­ger a una mu­jer y a una me­nor que se en­con­tra­ban en lu­gar del en­fren­ta­mien­to, se­gún in­for­ma­ción ofi­cial.

De acuer­do con el co­mu­ni­ca­do del go­bierno mu­ni­ci­pal de Yu­ri­ria, Gua­na­jua­to, el en­fren­ta­mien­to en el que fue aba­ti­do el oa­xa­que­ño tu­vo lu­gar en la co­mu­ni­dad de Lo­ma de Zem­poa­la, en la ca­lle Adol­fo López Mateos, en la en­tra­da a Jaral del Pro­gre­so.

/El Uni­ver­sal

El cuer­po del te­nien­te lle­gó la no­che del do­min­go a su lu­gar de ori­gen, don­de ayer fue ve­la­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.