El ver­gon­zo­so vo­to de Mé­xi­co y Ar­gen­ti­na

Periódico AM Express Irapuato - - AM2 - An­drés Op­pen­hei­mer

Es­tos son días os­cu­ros pa­ra la cau­sa de la de­mo­cra­cia en Amé­ri­ca La­ti­na. Mien­tras la dic­ta­du­ra venezolana avan­za con me­di­das pa­ra ro­bar­se las elec­cio­nes legislativ­as de di­ciem­bre y aca­bar con la opo­si­ción or­ga­ni­za­da, las prin­ci­pa­les de­mo­cra­cias en las Amé­ri­cas, in­clu­yen­do Es­ta­dos Unidos, es­tán ha­cien­do muy po­co o na­da.

La coa­li­ción in­ter­na­cio­nal de ca­si 60 paí­ses que res­pal­da al va­lien­te pre­si­den­te de la Asam­blea Na­cio­nal de Ve­ne­zue­la y lí­der opo­si­tor Juan Guai­dó es­tá per­dien­do fuer­za. Se ha de­bi­li­ta­do por al­gu­nas de­ser­cio­nes im­por­tan­tes, co­mo Mé­xi­co y Ar­gen­ti­na, y por las de­cla­ra­cio­nes am­bi­va­len­tes del pre­si­den­te Do­nald Trump so­bre Guai­dó. Mé­xi­co y Ar­gen­ti­na, que has­ta ha­ce po­co apo­ya­ban los es­fuer­zos pa­ra res­tau­rar la de­mo­cra­cia en Ve­ne­zue­la, aho­ra es­tán apo­yan­do tá­ci­ta­men­te, si no ex­plí­ci­ta­men­te, al dic­ta­dor Ni­co­lás Ma­du­ro.

Mé­xi­co y Ar­gen­ti­na se abs­tu­vie­ron ver­gon­zo­sa­men­te en el vo­to del 27 de ju­nio de la Or­ga­ni­za­ción de Es­ta­dos Ame­ri­ca­nos que con­de­nó al ré­gi­men de Ma­du­ro por de­sig­nar ile­gal­men­te un Con­se­jo Na­cio­nal Elec­to­ral pro­gu­ber­na­men­tal pa­ra su­per­vi­sar las pró­xi­mas elec­cio­nes de una nue­va Asam­blea Na­cio­nal en Ve­ne­zue­la.

Ade­más, el pre­si­den­te me­xi­cano, An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, quien vi­si­ta­rá Was­hing­ton pa­ra una reunión con Trump el 9 de ju­lio, di­jo re­cien­te­men­te que es­tá dis­pues­to a ven­der ga­so­li­na al ré­gi­men ve­ne­zo­lano por ra­zo­nes “hu­ma­ni­ta­rias”. Los go­bier­nos pseu­do­pro­gre­sis­tas de Mé­xi­co y Ar­gen­ti­na afir­man ser neu­tra­les en el con­flic­to in­terno de Ve­ne­zue­la, pe­ro en los he­chos han re­du­ci­do su par­ti­ci­pa­ción en el Gru­po de Lima de paí­ses la­ti­noa­me­ri­ca­nos que presionan por elec­cio­nes li­bres en Ve­ne­zue­la.

“Des­de que to­mó po­se­sión Ló­pez Obra­dor, el go­bierno de Mé­xi­co se ha vuel­to en los he­chos par­ti­da­rio de la dic­ta­du­ra de Ma­du­ro”, me di­jo es­ta se­ma­na el ex can­ci­ller me­xi­cano Jor­ge Castañeda. “Lo di­si­mu­lan, no lo quie­ren de­cir abier­ta­men­te por­que no quie­ren me­ter­se en pro­ble­mas con Trump. Pe­ro en el co­ra­zon­ci­to de Ló­pez Obra­dor no de­be ha­ber nin­gu­na du­da de que es­tá con la dic­ta­du­ra de Ma­du­ro”.

Mé­xi­co di­ce que Ló­pez Obra­dor sim­ple­men­te es­tá si­guien­do el su­pues­to prin­ci­pio tra­di­cio­nal de la política ex­te­rior me­xi­ca­na de “no in­ter­ven­ción” en los asun­tos in­ter­nos de otros paí­ses. Eso es una bo­be­ría, por­que Mé­xi­co tie­ne una lar­ga his­to­ria de in­ter­ven­ción en asun­tos in­ter­nos de otros paí­ses. El ex pre­si­den­te me­xi­cano Lá­za­ro Cár­de­nas apo­yó a los re­pu­bli­ca­nos du­ran­te la gue­rra ci­vil de Es­pa­ña en la dé­ca­da de 1930. El ex pre­si­den­te Luis Eche­ve­rría apo­yó a la opo­si­ción al dic­ta­dor Au­gus­to Pi­no­chet en Chi­le en los 70. El ex pre­si­den­te Jo­sé Ló­pez Por­ti­llo apo­yó a la opo­si­ción ni­ca­ra­güen­se, tam­bién en los 70.

En Ar­gen­ti­na, el pre­si­den­te Alberto Fernández es­tá apo­yan­do tá­ci­ta­men­te a Ve­ne­zue­la a ins­tan­cias de su vi­ce­pre­si­den­ta Cristina Fernández de Kirch­ner, el po­der de­trás del trono en Ar­gen­ti­na. La vi­ce­pre­si­den­ta pa­só va­rias se­ma­nas en Cu­ba vi­si­tan­do a su hi­ja allí el año pa­sa­do, du­ran­te las cua­les se reunió con al­tos fun­cio­na­rios cu­ba­nos. Pe­ro qui­zás el re­vés más se­rio pa­ra la opo­si­ción or­ga­ni­za­da de Ve­ne­zue­la sea la in­de­ci­sión y am­bi­va­len­cia de Trump. Co­mo lo di­jo su ex ase­sor de se­gu­ri­dad na­cio­nal John Bol­ton en su li­bro “La ha­bi­ta­ción don­de su­ce­dió”, Trump cam­bia de opi­nión va­rias ve­ces en el mis­mo día so­bre Ve­ne­zue­la. Un día di­ce que se­ría “ge­nial” in­va­dir Ve­ne­zue­la, y al día si­guien­te mues­tra res­pe­to por Ma­du­ro y me­nos­pre­cia a Guai­dó.

Pa­ra em­peo­rar las co­sas, Trump so­ca­vó pú­bli­ca­men­te a Guai­dó al su­ge­rir en una en­tre­vis­ta con el por­tal Axios.com el 21 de ju­nio que nun­ca es­tu­vo muy con­ven­ci­do de su apo­yo a Guai­dó. Axios en­ca­be­zó su re­por­ta­je a Trump con el título “Trump frío so­bre Guai­dó”.

La Ca­sa Blan­ca tra­tó de con­tro­lar el da­ño un día des­pués, di­cien­do que Es­ta­dos Unidos con­ti­núa apo­yan­do a Guai­dó, pe­ro las pa­la­bras de Trump de­bi­li­ta­ron po­lí­ti­ca­men­te al lí­der opo­si­tor ve­ne­zo­lano.

To­do es­to es un mal au­gu­rio pa­ra la de­mo­cra­cia en Ve­ne­zue­la y en Amé­ri­ca La­ti­na. Mien­tras Ma­du­ro avan­za con su plan de ha­cer un fraude en las elec­cio­nes legislativ­as de di­ciem­bre con su nue­vo tri­bu­nal elec­to­ral pro­gu­ber­na­men­tal, Mé­xi­co y Ar­gen­ti­na mi­ran ha­cia otro la­do, y Trump es­tá pa­ra­li­za­do por su am­bi­güe­dad.

El tiem­po se aca­ba. El li­de­raz­go de la Asam­blea Na­cio­nal de Guai­dó es la úl­ti­ma es­pe­ran­za pa­ra una so­lu­ción ne­go­cia­da ba­jo una fuer­te pre­sión in­ter­na­cio­nal pa­ra ce­le­brar elec­cio­nes li­bres en Ve­ne­zue­la. Sin Guai­dó, una so­lu­ción política pa­cí­fi­ca se­rá mu­cho más di­fí­cil, si no im­po­si­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.