TEM­PLO MA­YOR

Periódico AM (León) - - AM2 - F. BARTOLOME

AHO­RA que Eduar­do Me­di­na Mo­ra an­da dan­do tan­tas ex­pli­ca­cio­nes, tal vez ten­ga al­go que de­cir so­bre una muy fe­liz coin­ci­den­cia que des­con­ge­ló las cuen­tas de su ami­go el abo­ga­do Juan Co­lla­do. RE­SUL­TA QUE la Se­gun­da Sa­la de la Su­pre­ma Cor­te mo­di­fi­có los cri­te­rios pa­ra fa­vo­re­cer a quie­nes les son ase­gu­ra­das sus cuen­tas... a pro­pues­ta del mi­nis­tro Me­di­na Mo­ra.

Eso fue el 29 de ma­yo y ca­suaaal­men­te di­cha re­so­lu­ción se sal­tó a otras 12 ju­ris­pru­den­cias que es­ta­ban en fi­la pa­ra ser pu­bli­ca­das y apa­re­ció en el Se­ma­na­rio Ju­di­cial el día 31, con lo cual en­tró en vi­gor de in­me­dia­to.

¿Y QUIÉN creen que fue el pri­me­ro que tra­mi­tó un am­pa­ro -y lo ob­tu­vo- pa­ra que le des­con­ge­la­ran las cuen­tas ban­ca­rias que le ha­bían si­do ase­gu­ra­das por la au­to­ri­dad? ¡Exac­to! El mis­mí­si­mo Juan Co­lla­do, quien tu­vo al mi­nis­tro Me­di­na Mo­ra co­mo uno de sus in­vi­ta­dos VIP en la bo­da de su hi­ja ape­nas un mes an­tes. Y SI no creen que fue ca­sua­li­dad y que hu­bo mano ne­gra, ha­bría que pre­gun­tar­le a Jaz­mín Bo­ni­lla y Óscar Za­mu­dio, se­cre­ta­rios

de Acuer­dos y de Es­tu­dio y Cuen­ta de la Se­gun­da Sa­la, que son quie­nes po­drían ex­pli­car có­mo fue que esa re­so­lu­ción en­tró en vi­gor por la vía del fast track.

VA­YA PA­RA­DO­JA: las me­di­ci­nas se es­tán con­vir­tien­do en un au­tén­ti­co do­lor de ca­be­za pa­ra el Go­bierno y pa­ra los dis­tri­bui­do­res de fár­ma­cos. Las em­pre­sas que par­ti­ci­pan en es­te con­cur­so es­tán más preo­cu­pa­das que en­tu­sias­ma­das, por­que la di­cho­sa com­pra con­so­li­da­da en reali­dad es com­pli­ca­da.

CO­SA DE VER, di­cen, que só­lo en los em­bu­dos y ato­ro­nes en la dis­tri­bu­ción po­dría perderse to­do el su­pues­to aho­rro que bus­ca el

Go­bierno fe­de­ral. Di­cen que el he­cho de con­cen­trar en CDMX to­do el ma­te­rial im­pli­ca no só­lo gas­tos ex­tra, sino des­bor­dar la ya de por sí sa­tu­ra­da ca­pa­ci­dad de al­ma­ce­na­mien­to y dis­tri­bu­ción del Sec­tor Sa­lud.

A ESO hay que su­mar, ad­vier­ten, que se po­drían es­tar vio­lan­do acuer­dos in­ter­na­cio­na­les de co­mer­cio y, pa­ra col­mo, que se pre­vé una cas­ca­da de am­pa­ros por par­te de las em­pre­sas par­ti­ci­pan­tes y, cla­ro, tam­bién, las ex­clui­das. Es­te em­bro­llo ame­na­za con ha­cer me­tás­ta­sis.

PRI­MER AC­TO: Jo­sé Na­rro re­nun­cia al PRI y de­nun­cia frau­de en la con­tien­da in­ter­na, así co­mo la in­tro­mi­sión del Go­bierno fe­de­ral en fa­vor de Ale­jan­dro Mo­reno.

SE­GUN­DO AC­TO: Clau­dia Ruiz Mas­sieu elo­gia la tra­yec­to­ria del que se va azo­tan­do la puer­ta; y Man­lio Fa­bio Beltrones anun­cia que no vo­ta­rá en la elec­ción tri­co­lor.

TER­CER AC­TO: los go­ber­na­do­res priís­tas que par­ti­ci­pa­ron en la car­ga­da en fa­vor de “Ali­to” sa­len a pe­dir la uni­dad del par­ti­do. ¿CÓ­MO se lla­mó la obra? Es un PRI-Mor es­tar con Obra­dor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.