Dan adiós a exal­cal­de co­mo en cam­pa­ña

» La ex dipu­tada lo­cal Ale­jan­dra To­rres No­voa re­sul­tó con una he­ri­da en una ro­di­lla y un ro­zón de ba­la en el ab­do­men, pe­ro su sa­lud se en­cuen­tra es­ta­ble

Periódico AM (León) - - PORTADA -

Fa­mi­lia­res, ami­gos y ciu­da­da­nos des­pi­die­ron al em­pre­sa­rio y po­lí­ti­co Hu­go Es­te­fa­nía, quien fue ase­si­na­do el sá­ba­do. Su es­po­sa que tam­bién fue he­ri­da es­tá es­ta­ble.

Ale­jan­dra To­rres No­voa, la es­po­sa del exal­cal­de de Cor­ta­zar, que re­sul­tó he­ri­da en el ata­que con­tra Hu­go Es­te­fa­nía Monroy, se en­cuen­tra es­ta­ble de sa­lud y re­ci­be aten­ción mé­di­ca en Que­ré­ta­ro.

Una per­so­na alle­ga­da a la fa­mi­lia in­for­mó que la mu­jer es­tá fue­ra de pe­li­gro ya que pre­sen­tó un dis­pa­ro en una ro­di­lla y un ro­zón en el es­tó­ma­go.

Des­pués del ata­que se te­nía la ver­sión de que es­ta­ba gra­ve y con le­sio­nes en la ca­be­za, lo cual fue des­car­ta­do.

Por la he­ri­da en la ro­di­lla fue tras­la­da­da a una clí­ni­ca par­ti­cu­lar en Que­ré­ta­ro, pa­ra ser in­ter­ve­ni­da qui­rúr­gi­ca­men­te.

De ma­ne­ra ex­tra­ofi­cial se sa­be que una mu­jer de nom­bre Ve­ró­ni­ca, quien fa­lle­ció en el Hos­pi­tal Co­mu­ni­ta­rio cuan­do re­ci­bía aten­ción mé­di­ca, era se­cre­ta­ría de Hu­go Es­te­fa­nía y le lle­va­ba la agen­da.

Jo­nat­han, otra per­so­na que re­sul­tó he­ri­da y quien se en­cuen­tra de­li­ca­do de sa­lud, tam­bién era em­plea­do del ex­fun­cio­na­rio y en su ad­mi­nis­tra­ción ha­bía si­do can­di­da­to a de­le­ga­do por la co­mu­ni­dad de Tie­rra Fría en Cor­ta­zar.

La Fis­ca­lía Re­gio­nal con­ti­núa con las in­ves­ti­ga­cio­nes y si­guen rea­li­zan­do de­cla­ra­cio­nes a fin de es­cla­re­cer la me­cá­ni­ca de la agre­sión y la iden­ti­dad de los res­pon­sa­bles.

E ata­que ocu­rrió el sá­ba­do des­pués de las 8:30 de la no­che. En la Cen­tral de Emer­gen­cias 911 in­for­ma­ron so­bre un ata­que a ba­la­zos en el do­mi­ci­lio del ex­pre­si­den­te mu­ni­ci­pal de Cor­ta­zar, Hu­go Es­te­fa­nía Monroy, don­de tam­bién es­tá la ba­se de ca­mio­nes de su em­pre­sa.

Cuan­do lle­ga­ron agen­tes po­li­cia­cos y pa­ra­mé­di­cos ha­lla­ron cua­tro per­so­nas he­ri­das en una ha­bi­ta­cion en­tre ellos Es­te­fa­nía y su es­po­sa, así co­mo dos tra­ba­ja­do­res.

El exal­cal­de fa­lle­ció al in­gre­sar a la clí­ni­ca de­bi­do a que pre­sen­tó múl­ti­ples im­pac­tos de ba­la en la ca­be­za.

De­ce­nas de ciu­da­da­nos de Cor­ta­zar acom­pa­ña­ron a la fa­mi­lia en su due­lo.

Hu­bo ma­ria­chi y po­rras pa­ra el fa­lle­ci­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.