Chef exi­ge jus­ti­cia por­que lo con­fun­die­ron con la­drón y lo gol­pean 15

Publimetro Ciudad de Mexico - - NOTICIAS - UNO TV @Uno­no­ti­cias

Héc­tor so­bre­vi­vió a un lin­cha­mien­to. Él re­cuer­da que im­plo­ra­ba cle­men­cia, sin em­bar­go, la po­bla­ción enar­de­ci­da nun­ca lo es­cu­chó y lo tun­die­ron a gol­pes, sin pie­dad. “Yo no soy un ra­te­ro, yo no soy un ra­te­ro”; les gri­ta­ba pe­ro na­die qui­so es­cu­char­lo. El ori­gen, un ma­len­ten­di­do re­gis­tra­do en el mu­ni­ci­pio de Coa­cal­co, Es­ta­do de Mé­xi­co, el 8 de oc­tu­bre pa­sa­do.

“Me em­pe­za­ron a gol­pear unas 15 o 20 per­so­nas, me pe­ga­ron con los pu­ños, me die­ron pa­ta­das, hu­bo un mo­men­to en que dos cha­vos me aga­rra­ron uno de ca­da bra­zo pa­ra que no me si­guie­ra cu­brien­do la ca­ra y me pe­ga­ron con un ba­te de béis­bol oca­sio­nán­do­me le­sio­nes gra­ves y la pér­di­da de va­rios dien­tes”, na­rra Héc­tor.

Con la man­dí­bu­la frac­tu­ra­da y la ca­ra lle­na de san­gre, Héc­tor es­tu­vo sen­ta­do afue­ra de un lo­cal y só­lo una per­so­na lo ayu­dó. 24 ho­ras an­tes, Héc­tor, que tra­ba­ja­ba co­mo chef en la Ciu­dad de Mé­xi­co, co­no­ció a una jo­ven con la que acu­dió a un even­to de mú­si­ca.

“Ahí nos en­con­tra­mos a unos ami­gos y es­tu­vi­mos con­vi­vien­do con ellos, nos mo­vi­mos co­mo a las 23:00 ho­ras, es­ta chi­ca di­jo que po­día que­dar­me en su ca­sa por­que yo ya no al­can­za­ba trans­por­te pa­ra la mía; ella me di­jo que vi­vía so­la na­da más con su hi­ja, de ahí nos per­so­nas, al me­nos, par­ti­ci­pa­ron en los he­chos ocu­rri­dos el pa­sa­do 8 de oc­tu­bre

fui­mos a su ca­sa que es en Par­que Re­si­den­cial Coa­cal­co”, re­la­ta.

Esa no­che Héc­tor dur­mió en la vi­vien­da de la mu­jer, ubi­ca­da en Par­que Re­si­den­cial Coa­cal­co.

“Nos dor­mi­mos ese día co­mo has­ta las cin­co de la ma­dru­ga­da, y muy tem­prano, por la ma­ña­na, al­guien la fue a bus­car, ella me di­jo que me es­con­die­ra en la zo­tehue­la pa­ra que no me vie­ran, es­tu­vie­ron pla­ti­can­do unos mi­nu­tos, des­pués se fue­ron, al no oír vo­ces subí a la ca­sa y ya no es­ta­ba y ella ya le ha­bía echa­do lla­ve a la puer­ta de su ca­sa”.

Héc­tor se ha­bía que­da­do sin pi­la en el ce­lu­lar y al es­tar in­co­mu­ni­ca­do de­ci­dió es­pe­rar a la jo­ven pa­ra que sus ve­ci­nos no pen­sa­ran que era un ra­te­ro por brin­car­se la ca­sa. La es­pe­ró has­ta las 19:00 ho­ras, pe­ro ella re­gre­só al in­mue­ble con to­da su fa­mi­lia.

“En­tra al cuar­to y me ve y yo pen­sé que no ha­bía nin­gún pro­ble­ma, atrás de ella en­tra su her­ma­na, la chava em­pie­za a gri­tar que yo es­ta­ba ro­ban­do en su ca­sa, que yo era un ra­te­ro”.

Héc­tor se dio cuen­ta que esas per­so­nas no lo iban a es­cu­char y la mu­jer que lo ha­bía in­vi­ta­do a su ca­sa ne­gó co­no­cer­lo, por lo que, al sen­tir­se acorralado, se echó a co­rrer, pe­ro no lle­gó muy le­jos, ya que fue al­can­za­do por una mo­to ver­de y ahí co­men­zó su mar­ti­rio.

“Le em­pie­zan a gri­tar a la gen­te que yo era un ra­te­ro y la gen­te me co­mien­za a gol­pear”.

Héc­tor es­tu­vo a pun­to de per­der la vi­da, le cau­sa­ron di­ver­sas frac­tu­ras en la ca­ra, ade­más de que le ro­ba­ron sus per­te­nen­cias.

“Lle­gó la po­li­cía y ellos ya me le­van­ta­ron del sue­lo y me lle­va­ron al MP y de ahí me lle­va­ron a una clí­ni­ca en Vi­lla de las Flo­res y ahí no me qui­sie­ron aten­der”.

La víc­ti­ma vi­si­tó tres hos­pi­ta­les más, has­ta que lo re­ci­bie­ron en el Hos­pi­tal Ge­ne­ral Ru­bén Le­ñe­ro, ahí fue so­me­ti­do a va­rias ci­ru­gías. Aho­ra Héc­tor exi­ge jus­ti­cia, pues por las ci­ru­gías que le prac­ti­ca­ron te­me que ya no pue­da re­gre­sar a tra­ba­jar co­mo chef.

“Quie­ro que esas per­so­nas den la ca­ra y se ha­gan res­pon­sa­bles, así co­mo fue­ron tan va­lien­tes pa­ra in­ci­tar a la gen­te a gol­pear­me de esa ma­ne­ra que se ha­gan res­pon­sa­bles, aho­ri­ta es­toy es­pe­ran­do a que se des­in­fla­me por com­ple­to mi ca­ra pa­ra que po­da­mos ir con el of­tal­mó­lo­go a re­vi­sar uno de mis ojos, con los que no veo bien y de ahí pa­sar con el den­tis­ta pa­ra ver lo de mis dien­tes, me fal­tan al­re­de­dor de 12 dien­tes”.

Has­ta el mo­men­to, nin­guno de los agre­so­res ha si­do de­te­ni­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.