Es­ta­fa­do­res te­le­fó­ni­cos ro­ban has­ta 5 mil mdp en me­dio año

Las re­cla­ma­cio­nes por po­si­bles frau­des a tra­vés de men­sa­jes de tex­to o lla­ma­das te­le­fó­ni­cas re­pre­sen­ta­ron 51%. En lo que va del año es­ta mo­da­li­dad se in­cre­men­tó 31%, se­gún da­tos de la Con­du­sef. Los de­lin­cuen­tes pre­gun­tan a los cuen­taha­bien­tes so­bre un car

Publimetro Guadalajara - - PORTADA - JEN­NI­FER ALCOCER @jen­n_­mi­rand

Los frau­des te­le­fó­ni­cos co­no­ci­dos co­mo phis­hing y vhis­hing, lo­gra­ron arre­ba­tar 5 mil mi­llo­nes de pe­sos a cien­tos de usua­rios ban­ca­rios en Mé­xi­co, du­ran­te el pri­mer se­mes­tre del año, re­ve­ló el ti­tu­lar de la Co­mi­sión Na­cio­nal pa­ra la Pro­tec­ción y De­fen­sa de los Usua­rios de Ser­vi­cios Fi­nan­cie­ros (Con­du­sef), Ma­rio Di Cos­tan­zo.

“De 3.5 mi­llo­nes de re­cla­ma­cio­nes de po­si­bles frau­des, 1.8 mi­llo­nes de ellas fue­ron pro­duc­to de lla­ma­das o men­sa­jes. Lo que ha­cen (los es­ta­fa­do­res) es en­ga­ñar­te pa­ra que tú les des la in­for­ma­ción ban­ca­ria”, pre­ci­só.

Di Cos­tan­zo aler­tó que el fe­nó­meno ha ido al al­za, pues tan só­lo del pri­mer se­mes­tre de 2017 al mis­mo pe­rio­do de es­te año hu­bo un au­men­to de 31% en las re­cla­ma­cio­nes in­ter­pues­tas an­te la Con­du­sef.

Ata­ques re­pe­ti­dos

Apun­tó que, si bien las mo­da­li­da­des frau­du­len­tas han ido evo­lu­cio­nan­do, la más gra­ve se ha da­do cuan­do los de­lin­cuen­tes ro­ban la iden­ti­dad te­le­fó­ni­ca al ban­co, en­mas­ca­ran­do su nú­me­ro.

“El de­lin­cuen­te lo­gró en­mas­ca­rar el te­lé­fono de don­de lla­ma­ba pa­ra que apa­re­cie­ra el nú­me­ro del ban­co, es­to sucedió con Ban­co­mer. Si veías el men­sa­je pa­re­cía co­mo si te es­tu­vie­ran man­dan­do de lí­nea Ban­co­mer”, ex­pli­có.

Di Cos­tan­zo re­co­men­dó a los usua­rios que pa­ra evi­tar caer en la tram­pa cuel­guen de in­me­dia­to y se co­mu­ni­quen a la lí­nea de su ban­co pa­ra co­rro­bo­rar la ve­ra­ci­dad de la lla­ma­da.

“Cree­mos que mu­chas de es­tas lla­ma­das pue­den es­tar sa­lien­do de los re­clu­so­rios. Nor­mal­men­te son ban­das, no son de­lin­cuen­tes so­los, pue­den te­ner sus cen­tros de ope­ra­ción en los re­clu­so­rios y por fue­ra gen­te que se en­car­ga de ha­cer los en­ga­ños”, apun­tó.

¿Có­mo ocu­rre el phis­hing

o vis­hing te­le­fó­ni­co?

El ata­que ocu­rre cuan­do los de­lin­cuen­tes lla­man a los cuen­taha­bien­tes ha­cién­do­se pa­sar por em­plea­dos de una ins­ti­tu­ción fi­nan­cie­ra y ad­vier­ten que sus cuen­tas es­tán re­gis­tran­do car­gos irre­gu­la­res y por ello les pi­den nú­me­ros de cuen­ta, el Nú­me­ro de Iden­ti­fi­ca­ción Per­so­nal (NIP), nom­bre com­ple­to, así co­mo el nú­me­ro de ce­lu­lar, pe­se a que la lla­ma­da ya fue en­la­za­da.

Ac­tual­men­te los es­ta­fa­do­res han usa­do el nom­bre de BBVA Ban­co­mer pa­ra ha­cer creer a sus clien­tes que los aler­ta por el uso in­de­bi­do de sus cuen­tas, co­mo lo pu­do cons­ta­tar Pu­bli­me­tro con el tes­ti­mo­nio de un cuen­taha­bien­te de di­cha ins­ti­tu­ción ban­ca­ria.

Al res­pec­to, la em­pre­sa re­cor­dó en su cuen­ta de Twit­ter que nun­ca contacta vía te­le­fó­ni­ca o co­rreo elec­tró­ni­co a sus clien­tes pa­ra avi­sar­les so­bre car­gos no re­co­no­ci­dos, pues di­cho pro­ce­di­mien­to lo ha­cen los

usua­rios de la ban­ca.

Smis­hing

Exis­te otro ti­po de frau­de de­no­mi­na­do smis­hing, en el cual los ata­can­tes en­vían men­sa­jes de tex­to pa­ra que los usua­rios res­pon­dan al­gún ti­po de aler­ta. Uno de los ca­sos que se de­tec­tó en los úl­ti­mos me­ses es la fal­sa no­ti­fi­ca­ción pa­ra pa­gar los ser­vi­cios de las com­pa­ñías de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes en tien­das de con­ve­nien­cia. Es­tos men­sa­jes vie­nen acom­pa­ña­dos por una li­ga.

De acuer­do con la Con­du­sef, la for­ma de evi­tar­lo es no pro­por­cio­nar nin­gún da­to per­so­nal vía te­le­fó­ni­ca. Lo an­te­rior, de­bi­do a que las em­pre­sas y ban­cos tie­nen prohi­bi­do so­li­ci­tar da­tos fi­nan­cie­ros o nú­me­ros de tar­je­tas de cré­di­to por te­lé­fono o in­ter­net, cuan­do no sea el clien­te quien ini­cie una ope­ra­ción.

|PU­BLI­ME­TRO

Los de­lin­cuen­tes han lo­gra­do que en el de­tec­tor de lla­ma­das apa­rez­ca el nom­bre de la ins­ti­tu­ción fi­nan­cie­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.