“Es una pe­na que Roma no pue­da ver­se de ma­ne­ra ma­si­va” EUGENIO CABALLERO

El di­rec­tor de ar­te ha­bló del conflicto por la dis­tri­bu­ción de la cin­ta; ade­más, afir­mó que aho­ra ser me­xi­cano es una bue­na tar­je­ta de pre­sen­ta­ción en el ex­tran­je­ro

Publimetro Guadalajara - - ENTRETENER - GABRIELA ACOS­TA SILVA @ga­cos­ta13

Eugenio Caballero si­gue co­se­chan­do bue­nos co­men­ta­rios por su tra­ba­jo en la cin­ta Roma, de Al­fon­so Cua­rón. El di­rec­tor de ar­te, ga­na­dor del pre­mio Ós­car por la pe­lí­cu­la El La­be­rin­to del Fauno, de Gui­ller­mo del To­ro, asis­tió a la Ci­ne­te­ca FICG UDG, don­de com­par­tió su ex­pe­rien­cia en el ro­da­je del fil­me más re­cien­te de Al­fon­so Cua­rón. Ade­más es una de las per­so­na­li­da­des con­fir­ma­das pa­ra la edi­ción 34 del Fes­ti­val In­ter­na­cio­nal de Ci­ne en Gua­da­la­ja­ra, a ce­le­brar­se del 8 al 15 de mar­zo de 2019.

¿Có­mo fue es­ta pri­me­ra ex­pe­rien­cia en blan­co y ne­gro?

— Roma re­pre­sen­ta mu­chas pri­me­ras ve­ces. Creo que por eso es una aven­tu­ra muy di­ver­ti­da, era co­mo un sal­to al va­cío, fue la pri­me­ra vez que ro­da­mos en blan­co ne­gro, de 30 pe­lí­cu­las que lle­vo nun­ca me ha­bía to­ca­do; por otro la­do, es la pri­me­ra vez que ha­go una pe­lí­cu­la sin leer real­men­te un guión, por­que es­tá ba­sa­do en las me­mo­rias y con­ver­sa­cio­nes de Al­fon­so (Cua­rón). Fue la pri­me­ra vez que la in­ves­ti­ga­ción no se reali­zó en los li­bros, In­ter­net o re­des, sino en fo­tos fa­mi­lia­res, fue muy lo­co.

¿Qué opi­nas so­bre es­te conflicto en la dis­tri­bu­ción?

— Soy un crea­dor, no me co­rres­pon­de a mí ha­blar de es­to, pe­ro pue­do dar mi pun­to de vis­ta. Creo que es­tá muy bien que pue­da ver­se en pan­ta­llas gran­des, se es­tá lo­gran­do, y va­mos a lle­gar a mi­les de pan­ta­llas chi­cas en un par de se­ma­nas. Es una pe­na que no pue­da ver­se de ma­ne­ra ma­si­va en las pan­ta­llas de ci­ne, pe­ro son de­ci­sio­nes de los em­pre­sa­rios que, de al­gu­na ma­ne­ra, se afe­rran a sus mo­de­los.

¿Ser me­xi­cano ya es una bue­na tar­je­ta de pre­sen­ta­ción en el ex­tran­je­ro?

— Hay ex­pec­ta­ti­vas de lo que vie­ne de es­te país, tam­bién de los ci­neas­tas, así co­mo del ar­te con­tem­po­rá­neo o la li­te­ra­tu­ra. Hay una aper­tu­ra pa­ra en­ten­der las his­to­rias co­mo las es­ta­mos con­tan­do.

¿Qué te ge­ne­ran los co­men­ta­rios so­bre Roma?

— De las co­sas que más me sor­pren­den es que abor­da una his­to­ria muy par­ti­cu­lar de una fa­mi­lia con mu­cha es­pe­ci­fi­ci­dad en la cla­se me­dia de la Ciu­dad de Mé­xi­co; al fi­nal, la gen­te de Ja­pón se iden­ti­fi­ca con ella, los ame­ri­ca­nos y los eu­ro­peos la re­ci­ben. La otra vez leí una crí­ti­ca de un fi­li­pino di­cien­do que era exac­ta­men­te co­mo fue su ni­ñez, una co­sa muy lo­ca, por­que al fi­nal es una co­sa muy es­pe­cí­fi­ca. Nun­ca pen­sé que iba a co­nec­tar en ese sen­ti­do, creía que iba a co­nec­tar más con la idea de ser una pe­lí­cu­la he­cha con mu­cho de­ta­lle o por la maes­tría de Al­fon­so.

¿Cuál es el co­ra­zón de Roma?

— Tie­ne que ver con esos jue­gos en la ca­lle, con los con­flic­tos en­tre los niños y sus pa­dres, con es­ta co­sa que tie­ne la so­cie­dad, co­mo las cla­ses so­cia­les o la vio­len­cia.

¿Qué tan com­ple­jo fue el di­se­ño de ar­te?

— La cin­ta fue com­ple­ja de ro­dar, pri­me­ro por­que se fil­mó en or­den cro­no­ló­gi­co, eso quie­re de­cir que te­nía­mos que re­gre­sar a la ca­sa mu­chas ve­ces, íba­mos a una lo­ca­ción, la ves­tía­mos, y te­nía­mos que re­gre­sar, y muy po­cas ve­ces se rom­pió eso, por­que los ac­to­res no sa­bían bien lo que iba a su­ce­der en la si­guien­te ac­ción. Por eso se con­vir­tió en un cir­co de tres pis­tas o de va­rias pis­tas. Tu­vi­mos que cons­truir sets muy gran­des, co­mo la ca­lle de In­sur­gen­tes, la en­tra­da al ci­ne Las Amé­ri­cas y Ciu­dad Ne­za.

¿Qué re­quie­re un pro­yec­to pa­ra que de­ci­das ha­cer­lo?

— Ten­go que co­nec­tar­me emo­cio­nal­men­te con la his­to­ria o guión, en es­te ca­so con lo que me con­tó y có­mo me lo con­tó Al­fon­so. Yo no me he que­ri­do que­dar en nin­gún la­do o gé­ne­ro. Me ga­né un

Ós­car por una pe­lí­cu­la de fan­ta­sía, que era la pri­me­ra que hi­ce; des­pués me ofre­cie­ron to­do de fan­ta­sía, pe­ro no qui­se ha­cer­las. Me in­clino por his­to­rias de emo­ción y de ver­da­des.

|NETFLIX Y GETTY IMAGES

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.