El co­mer­cio ile­gal se apo­de­ra del Cen­tro

El di­rec­tor de De­sa­rro­llo Eco­nó­mi­co y Tu­ris­mo del Ayun­ta­mien­to, Eduar­do Sei­jo So­lís, ad­mi­tió que en el Cen­tro de Mé­ri­da ope­ran tres gru­pos bien or­ga­ni­za­dos que se de­di­can al co­mer­cio ile­gal y es com­ple­jo que una so­la au­to­ri­dad los des­man­te­le

Publimetro Merida - - NOTICIAS - JOA­QUíN CHAN / AIM

Ayer en una reu­nión del di­rec­tor de De­sa­rro­llo Eco­nó­mi­co y Tu­ris­mo del Ayun­ta­mien­to, Eduar­do Sei­jo So­lís, con 45 em­pre­sa­rios y exa­lum­nos del Tec­no­ló­gi­co Su­pe­rior de Mon­te­rrey (Exa­tec), sur­gió el te­ma del am­bu­lan­ta­je que ya es in­con­tro­la­ble en el Cen­tro y la ope­ra­ción de tres gru­pos.

Esos gru­pos or­ga­ni­za­dos de co­mer­cian­tes ile­ga­les son las chia­pa­ne­cas que ven­den ro­pa de su es­ta­do; ven­de­do­res de ha­ma­cas e hi­pi­les que ofre­cen pren­das a $25,000 y $15,000 por­que en­ga­ñan a sus clien­tes con que son ar­te­sa­nías ma­yas, cuan­do son pro­duc­tos chi­nos, y los ven­de­do­res de fla­nes que se han mul­ti­pli­ca­do en la ciu­dad.

Sei­jo So­lís di­jo que da­ría su opi­nión co­mo fun­cio­na­rio y ciu­da­dano, pe­ro no era la pos­tu­ra del Ayun­ta­mien­to.

Em­pe­zó con el pro­ble­ma de las ven­de­do­ras chia­pa­ne­cas, que son un gru­po bien or­ga­ni­za­do y pro­te­gi­do en Mé­ri­da. Es­tas mu­je­res ya tie­nen en­sa­ya­do “su show” pa­ra de­jar mal a la au­to­ri­dad mu­ni­ci­pal y cau­sar lás­ti­ma en­tre los ciu­da­da­nos y los tu­ris­tas ex­tran­je­ros, a quie­nes bus­can a las puer­tas de los ho­te­les y res­tau­ran­tes.

“Ya sa­be­mos su show”, di­jo. “Cuan­do el ins­pec­tor les pi­de que no aco­sen al tu­ris­mo o no se amon­to­nen a las puer­tas de(l res­tau­ran­te) la Cha­ya Ma­ya, en­se­gui­da se ti­ran al sue­lo y em­pie­zan a gri­tar pa­ra lla­mar la aten­ción. Quie­nes ven su show arre­me­ten con­tra los ins­pec­to­res, gra­ban ví­deos y los suben a la red. O los tu­ris­tas gra­ban ví­deos y tam­bién lo suben y las con­si­de­ran unas víc­ti­mas. Eso es ma­la pu­bli­ci­dad pa­ra Mé­ri­da y no lo va­mos a pro­pi­ciar”.

La úni­ca for­ma de con­tro­lar o des­apa­re­cer esa “ma­fia chia­pa­ne­ca”, se­ña­ló, es que par­ti­ci­pen to­das las au­to­ri­da­des in­vo­lu­cra­das, que se tra­te el asun­to con pers­pec­ti­va de de­re­chos hu­ma­nos y que tam­bién par­ti­ci­pen or­ga­nis­mos in­ter­na­cio­na­les ga­ran­tes de los de­re­chos de las mu­je­res, de­re­chos hu­ma­nos y de gé­ne­ro. Por sí so­la, la au­to­ri­dad mu­ni­ci­pal no po­dría ter­mi­nar es­ta ac­ti­vi­dad ile­gal y prohi­bi­da por las le­yes, por­que en ese gru­po de ven­de­do­ras hay ni­ños y ado­les­cen­tes, me­no­res de edad que no de­be­rían tra­ba­jar ni es­tar en las ca­lles ni de­di­car­se a ac­ti­vi­da­des ile­ga­les”.

Lue­go ha­bló de los ven­de­do­res de ha­ma­cas e hi­pi­les y di­jo que es­tán bien iden­ti­fi­ca­dos, sa­ben qué em­pre­sas los pro­veen de esos ar­tícu­los y son co­mo 15 “en­gan­cha­do­res” que ope­ran en el pri­mer cua­dro y abu­san eco­nó­mi­ca­men­te de los tu­ris­tas. El Ayun­ta­mien­to ana­li­za una es­tra­te­gia pa­ra con­tro­lar es­te pro­ble­ma de co­mer­cio ca­lle­je­ro, pe­ro da­rá ma­yo­res de­ta­lles cuan­do se apli­quen las me­di­das que pla­nean rea­li­zar.

En la reu­nión, un em­pre­sa­rio ex­pu­so que tam­bién hay una “ma­fia” de ven­de­do­res de fla­nes, pe­ro el fun­cio­na­rio di­jo que no tie­ne in­for­ma­ción de qué tan fuer­te es es­te gru­po.

Sin em­bar­go, el em­pre­sa­rio in­sis­tió en que son mu­chos, ope­ran en va­rios rum­bos de la ciu­dad y usan el mis­mo pro­to­ti­po de ven­ta, pla­tos y pre­cios.

Sei­jo So­lís ex­pre­só que es im­por­tan­te re­gu­lar es­te ti­po de ven­de­do­res ca­lle­je­ros pa­ra pro­te­ger al co­mer­cio for­mal de la ciu­dad, pe­ro es un asun­to com­ple­jo y en la me­di­da de sus po­si­bi­li­da­des el Ayun­ta­mien­to los tra­ta de con­tro­lar.

Con­tra el cie­rre de ca­lles

Otro plan­tea­mien­to que hi­cie­ron los Exa­tec fue so­bre el cie­rre de las ca­lles del Cen­tro His­tó­ri­co y de la ave­ni­da Pa­seo de Mon­te­jo pa­ra even­tos ar­tís­ti­cos y de­por­ti­vos, co­mo se hi­zo por el Fes­ti­val In­ter­na­cio­nal de la Tro­va y el Ma­ra­tón de la Ciu­dad.

En for­ma ta­jan­te, Sei­jo So­lís di­jo que no es­tá de acuer­do con el cie­rre de las ca­lles del Cen­tro His­tó­ri­co por­que des­qui­cian la vi­da de la ciu­dad. Y por ello, la Di­rec­ción de De­sa­rro­llo Eco­nó­mi­co y Tu­ris­mo del Ayun­ta­mien­to quie­re te­ner par­ti­ci­pa­ción di­rec­ta en­tre los or­ga­ni­za­do­res de esos even­tos pa­ra su­ge­rir nue­vos es­pa­cios don­de se reali­cen esos im­por­tan­tes even­tos por­que for­man par­te de la pro­mo­ción de Mé­ri­da.

Los asis­ten­tes en­lis­ta­ron va­rios si­tios idó­neos pa­ra los fes­ti­va­les sin ale­jar­se del cen­tro y pa­ra que los vi­si­tan­tes dis­fru­ten de la be­lle­za y tran­qui­li­dad de la ciu­dad, del Pa­seo de Mon­te­jo, y pa­ra que los me­ri­da­nos no su­fran las con­se­cuen­cias del cie­rre de ca­lles. Pa­ra el fes­ti­val de la tro­va di­cen que po­dría or­ga­ni­zar­se en el par­que Las Américas, la ex­pla­na­da de la Pe­ni­ten­cia­ría Juá­rez, La Plan­cha, el Ku­kul­cán, en­tre otros si­tios atrac­ti­vos.

|JO­Sé ÁVI­LA / AIM

Ven­de­do­ras chia­pa­ne­cas en el Cen­tro de la ciu­dad. Au­to­ri­da­des se­ña­lan que ese ti­po de am­bu­lan­ta­je es par­te de gru­pos or­ga­ni­za­dos que rea­li­zan co­mer­cio ile­gal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.