Un cru­ce­ro di­se­ña­do pa­ra los más exi­gen­tes

Ce­le­brity Equi­nox re­mo­de­ló una de sus em­bar­ca­cio­nes pa­ra se­guir de­lei­tan­do a los cru­ce­ris­tas más ex­pe­ri­men­ta­dos, ofre­cien­do una ex­pe­rien­cia gas­tro­nó­mi­ca y ho­te­le­ra de pri­mer ni­vel

Publimetro Monterrey - - Plus / Viajeros - DIE­GO RAMMSY @Die­goRammsy

A las 10:00 de la ma­ña­na co­mien­za el em­bar­que del Ce­le­brity Equi­nox, un cru­ce­ro que es­tá en el puer­to de Mia­mi es­pe­ran­do a que abor­den los via­je­ros en un pa­seo que los lle­va­rá al Ca­ri­be por sie­te no­ches.

La gen­te ya ca­mi­na con sus ma­le­tas den­tro del barco, co­mien­za a ubi­car sus ha­bi­ta­cio­nes y po­co a po­co el gi­gan­te de me­tal co­mien­za a co­brar vi­da. Den­tro de sie­te ho­ras más, es­te barco ha­brá zar­pa­do.

El Ce­le­brity Equi­nox fue cons­trui­do en 2009 en Ale­ma­nia y tie­ne una ca­pa­ci­dad de dos mil 850 per­so­nas. Es par­te de la lí­nea de cru­ce­ros Sols­ti­ce class, per­te­ne­cien­te a la em­pre­sa Ce­le­brity crui­ses, una sub­si­da­ria de Ro­yal Ca­rib­bean.

En es­ta flo­ta hay cua­tro na­ves ade­más de Equi­nox, to­dos na­ve­gan con la ban­de­ra de Mal­ta y to­das es­tán en­fo­ca­das en ofre­cer una ex­pe­rien­cia más se­lec­ta a los cru­ce­ris­tas.

Por eso en es­tos viajes hay me­nos fa­mi­lias que via­jan con ni­ños que en otros cru­ce­ros, ya que la ex­pe­rien­cia en su ma­yo­ría es dis­fru­ta­da por pa­re­jas. El acen­to que el Equi­nox le da a la par­te gas­tro­nó­mi­ca, al área de spa y es­par­ci­mien­to y al ser­vi­cio

on-board (por ca­da dos pa­sa­je­ros hay un tri­pu­lan­te), ha­ce de es­ta ex­pe­rien­cia una mu­cho más idó­nea pa­ra pa­re­jas de adul­tos, aun­que sí hay ni­ños y tam­bién hay lu­ga­res idea­dos pa­ra ellos.

Ha­bi­ta­cio­nes de lujo

Una de las ca­rac­te­rís­ti­cas de Ce­le­brity Crui­ses es el am­plio ran­go de ha­bi­ta­cio­nes que ofre­cen, des­de las más opu­len­tas has­ta las más sen­ci­llas. Bas­ta con vi­si­tar el pent­hou­se, con dos te­rra­zas, ja­cuz­zi e in­clu­so un piano de co­la en la sa­la, pa­ra dar­se cuen­ta de que hay cru­ce­ris­tas de mu­cha exi­gen­cia. A par­tir de és­ta, las ha­bi­ta­cio­nes van des­cen­dien­do en es­pa­cio y co­mo­di­da­des en seis ca­te­go­rías, has­ta lle­gar a las más sen­ci­llas sin vis­ta ex­te­rior, que sin em­bar­go, no de­jan de cum­plir con las ex­pec­ta­ti­vas. En­tre sus par­ti­cu­la­ri­da­des, el Equi­nox tie­ne una zo­na de tien­das de lujo que ro­dean una ga­le­ría de ar­te, don­de por su­pues­to, se pue­den com­prar obras y lle­var­las a ca­sa, siem­pre y cuan­do el barco es­té a 100 mi­llas náu­ti­cas de dis­tan­cia del puer­to que es, se­gún la ley, don­de se pue­de co­men­zar la ven­ta de pro­duc­tos li­bre de im­pues­tos. En­tre re­lo­jes, pul­se­ras, za­pa­tos y una bue­na va­rie­dad de tien­das de re­nom­bre, la ex­pe­rien­cia de Ce­le­brity va cre­cien­do a me­di­da que vas re­co­rrien­do sus 15 pi­sos.

El Equi­nox es el úni­co de ce­le­brity Crui­ses que va al Ca­ri­be en pe­rio­dos de 7, 10 y 11 no­ches, sa­lien­do des­de Mia­mi. Pa­ra mar­car una di­fe­ren­cia con otros bar­cos, po­see una te­rra­za que más bien es un jar­dín con pas­to de ver­dad.

Tam­bién tie­ne una pis­ta pa­ra running que por ca­da cin­co vuel­tas mar­ca un ki­ló­me­tro de dis­tan­cia.

Si te gus­ta mi­rar el cie­lo es­tá el sa­lón Sky Ob­ser­va­tion, pa­ra de­lei­tar­te con las es­tre­llas en me­dio del océano, y pa­ra co­mer, hay op­cio­nes co­mo Tus­can Gri­lle, Blu y Mu­rano, to­dos en­fo­ca­dos en com­bi­nar co­ci­na clá­si­ca con mo­der­na y ge­ne­rar una ex­pe­rien­cia cu­li­na­ria sin­gu­lar.

|FO­TOS: COR­TE­SÍA

Apre­cia en pri­me­ra fi­la la be­lle­za e in­men­si­dad de cie­lo y mar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.