DON'TS

Quien - - Q STYLE -

CAM­BIOS RA­DI­CA­LES

Evi­ta cor­tar­te el pe­lo o pin­tár­te­lo y hu­ye de las téc­ni­cas se­mi­per­ma­nen­tes co­mo el mi­cro­bla­ding o un ala­cia­do per­ma­nen­te que no te ha­yas he­cho an­tes. Si no te gus­ta có­mo te que­da al­go, no ha­brá vuel­ta atrás (por lo me­nos no en un cier­to pe­rio­do) y no que­re­mos que en ese lap­so sea el día de tu bo­da, así que in­ten­ta lu­cir lo más na­tu­ral po­si­ble pa­ra que si­gas sien­do tú mis­ma.

ASOLEARTE

Los ra­yos del sol son muy ma­los pa­ra la piel, así que si quie­res pre­ve­nir la apa­ri­ción de manchas y ro­je­ces se­rá me­jor que no te aso­lees, prin­ci­pal­men­te días an­tes de tu lle­ga­da al al­tar. Me­jor apli­ca un pro­tec­tor so­lar to­dos los días –in­clu­so aque­llos que es­tén nu­bla­dos– y reaplí­ca­lo ca­da cua­tro ho­ras pa­ra má­xi­ma pro­tec­ción.

PRO­BAR NUE­VOS PRO­DUC­TOS

Man­tén tu ru­ti­na de be­lle­za tal cual es, ya que el pro­bar pro­duc­tos nue­vos po­dría traer re­sul­ta­dos ad­ver­sos co­mo irri­ta­ción o im­per­fec­cio­nes. Si quie­res dar­le un shot de hi­dra­ta­ción a la piel me­jor acu­de con al­gún es­pe­cia­lis­ta y consiéntete con un fa­cial que te ase­gu­re que no su­fri­rás nin­gu­na reac­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.