MAU­RI­CIO KIRSCHNER

Quien - - Q STYLE -

Des­de ha­ce cin­co años ha plas­ma­do su crea­ti­vi­dad en la de­co­ra­ción de bo­das. Ini­ció con un des­pa­cho de ar­qui­tec­tu­ra e in­terio­ris­mo y, gra­cias a unos clien­tes que le pi­die­ron ayu­da con la de­co­ra­ción de su bo­da, se dio a co­no­cer en el mun­do de los wed­ding plan­ners. Des­de en­ton­ces no hay quien lo pa­re. Lo que más disfruta de su tra­ba­jo es via­jar y des­cu­brir el in­sight de los des­ti­nos, así co­mo co­no­cer gen­te in­creí­ble. Pe­ro lo que más le gus­ta es com­par­tir con las fa­mi­lias un mo­men­to tan es­pe­cial. Sin du­da, Mau ha de­ja­do muy cla­ro su es­ti­lo en sus pro­yec­tos, es arries­ga­do y atre­vi­do. A la ho­ra de pla­near un even­to, más que fi­jar­se en tendencias, crea un uni­ver­so pa­ra ca­da clien­te. “Es un tra­ba­jo en con­jun­to don­de ex­trae­mos to­das las ideas y crea­ti­vi­dad del clien­te ate­rri­zan­do con nues­tro se­llo y nues­tra mano.” Aun­que las tendencias no in­flu­yen co­mo tal en su pro­ce­so de de­co­ra­ción, nos com­par­tió al­gu­nos ele­men­tos que son bá­si­cos pa­ra es­ta temporada en las bo­das de no­che. Los to­nos ocre y do­ra­dos, ade­más de los ma­te­ria­les co­mo el oro. Pa­ra las flo­res, los co­lo­res que­ma­dos co­mo vino, ro­jo y mo­ra­do y los ár­bo­les de fo­lla­jes se­cos, las ramas y los can­de­la­bros de tron­co. “Las co­sas crea­ti­vas y bien ate­rri­za­das se pue­den ver con mu­cho más fee­ling y más bo­ni­tas,” pla­ti­có Mau. Lo prin­ci­pal pa­ra él es ver el sue­ño de la no­via y ate­rri­zar la idea pa­ra bus­car los ele­men­tos y vol­ver reali­dad su sue­ño pa­ra que sea al­go es­pec­ta­cu­lar. Es­tos consejos acla­ra­rán tus ideas pa­ra que tu bo­da sal­ga per­fec­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.