SAÚL “CA­NE­LO” ÁLVAREZ

Tras ser el de­por­te nú­me­ro uno del país, la fal­ta de ído­los ahu­yen­tó a la afi­ción del bo­xeo. Pe­ro un jo­ven ta­pa­tío cam­bió la his­to­ria “a puro gol­pe”.

Quien - - INSPIRACIÓN - Fo­to Gunther Saha­gún

Más que bo­xea­dor es un lu­cha­dor. Saúl Ca­ne­lo Álvarez sal­tó al ring cuan­do el au­ge del de­por­te de los gol­pes iba a la ba­ja. La afi­ción que lle­na­ba es­ta­dios pa­ra ver a sus ído­los de­fen­der cam­peo­na­tos, se re­fu­gia­ba en otras dis­ci­pli­nas tras la ca­ren­cia de fi­gu­ras de ca­li­dad, sin em­bar­go gra­cias a su bra­vu­ra y ter­que­dad, Álvarez con­si­guió lo im­po­si­ble: que to­do un país es­tu­vie­ra al pen­dien­te de una pe­lea. La suer­te no siem­pre lo acom­pa­ñó y la vi­da le dio fuer­tes gol­pes, pe­ro Ca­ne­lo sa­có lo cam­peón pa­ra de­mos­trar que el bo­xeo es­tá de vuelta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.