Quin­cea­ñe­ra ro­yal

La prin­ce­sa he­re­de­ra cum­ple 15 años es­te 7 de di­ciem­bre.

Quien - - CONTENIDO - Por Eri­ka Roa

La Ca­sa Real de Ho­lan­da es­tá de man­te­les lar­gos por los 15 años de la prin­ce­sa Ama­lia. Co­no­ce más de la he­re­de­ra al trono.

La rei­na Má­xi­ma de Ho­lan­da, ma­dre de Ama­lia, no qui­so fies­ta de 15 años. En el li­bro Má­xi­ma, una his­to­ria real, los pe­rio­dis­tas Gon­za­lo Ál­va­rez Gue­rre­ro y So­le­dad Fe­rra­ri (2009) cuen­tan los in­ten­tos de su abue­la, Car­men­za Ca­rri­cart, pa­ra con­ven­cer­la. “Las fies­tas de 15 re­pre­sen­ta­ban el re­ga­lo so­ña­do pa­ra mu­chas chi­cas de la cla­se me­dia. Pe­ro esa tra­di­ción no te­nía acep­ta­ción po­si­ble en­tre las chi­cas del North­lands”. Es­te úl­ti­mo era el co­le­gio de “ni­ñas bien” don­de acu­día Má­xi­ma gra­cias al es­fuer­zo que ha­cían sus pa­dres por dar­le lo me­jor. An­te la in­sis­ten­cia de su abue­la, Má­xi­ma era fir­me, “es una gra­sa­da”.

Le­jos que­dó aquel 17 de ma­yo de 1986 cuan­do la hoy rei­na cum­plió 15 años y só­lo co­mió piz­za con 12 ami­gas. Aho­ra, es un es­ce­na­rio muy di­fe­ren­te el que vi­ve su hi­ja Ama­lia, quien lle­va el pe­so de ser la he­re­de­ra y su vi­da des­pier­ta gran in­te­rés me­diá­ti­co.

Por ejem­plo, ha­ce tres años, cuan­do pa­só de la pri­ma­ria Bloem­cam­ps­chool al ba­chi­lle­ra­to pú­bli­co en el Ins­ti­tu­to Cris­tiano Sorgh­vliet de La Ha­ya, fue no­ti­cia na­cio­nal. Tam­bién su vi­da per­so­nal ge­ne­ra ti­tu­la­res: ha­ce unas se­ma­nas la pren­sa ho­lan­de­sa ase­gu­ra­ba que ha­bía te­ni­do su pri­mer no­vio, un com­pa­ñe­ro del Sorgh­vliet. Y qué de­cir de los cons­tan­tes co­men­ta­rios que ge­ne­ra su pe­so.

Na­die di­jo que fue­ra fá­cil. Los 15 años lle­gan en un mo­men­to don­de Ama­lia se en­cuen­tra muy vul­ne­ra­ble a la opi­nión pú­bli­ca.

Por su­pues­to no ha­brá fies­ta, ya que en to­da Eu­ro­pa no es cos­tum­bre, pe­ro sí, es­ta fe­cha es sig­ni­fi­ca­ti­va ya que mar­ca el fin de su trans­for­ma­ción de ni­ña a una be­lla jo­ven que se con­ver­ti­rá al­gún día en rei­na de Ho­lan­da.

Po­co a po­co ten­drá ma­yor pro­ta­go­nis­mo en la agen­da ofi­cial que for­ma­rá par­te de su en­tre­na­mien­to co­mo fu­tu­ra rei­na.

Su nom­bre es Cat­ha­ri­na Ama­lia Beatrix Car­men Vic­to­ria, prin­ce­sa de Oran­ge, de los Paí­ses Ba­jos y de Oran­ge-nas­sau.

Es una jo­ven bri­llan­te que es­tá ade­lan­ta­da un año en la es­cue­la y ade­más del ho­lan­dés, ha­bla in­glés, es­pa­ñol y chino.

Sus pa­dres han que­ri­do que ten­ga una vi­da de lo más nor­mal. Por ejem­plo, le per­mi­ten ir a la es­cue­la en bi­ci­cle­ta.

La pri­mo­gé­ni­ta de los re­yes Má­xi­ma y Gui­ller­mo de Ho­lan­da na­ció en el HMC Bro­no­vo de La Ha­ya a las 17:01 ho­ras.

Du­ran­te un po­sa­do fa­mi­liar es­te año, su so­bre­pe­so fue el te­ma prin­ci­pal en re­des so­cia­les y me­dios, por des­gra­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.