CA­RRI­LLO PUER­TO, SU SE­GUN­DO HO­GAR

GRAN­DES ANÉC­DO­TAS FLU­YEN, DE QUIE­NES LO CO­NO­CIE­RON, AL RE­COR­DAR EL ANIVER­SA­RIO 61 DE SU MUER­TE

Quintana Roo Hoy - - PORTADA - ALE­JAN­DRO VAL­DEZ

FE­LI­PE CA­RRI­LLO PUER­TO Con un pro­gra­ma de ra­dio, el ído­lo de las pe­lí­cu­las de la épo­ca de oro del ci­ne me­xi­cano, y ma­yor ex­po­nen­te de la mú­si­ca ran­che­ra, Pe­dro In­fan­te Cruz, se­rá re­cor­da­do en la zo­na ma­ya, al cum­plir­se 61 años del ac­ci­den­te aé­reo en el que per­dió la vida. Ma­rio Chan Co­llí, cro­nis­ta vi­ta­li­cio de la ciu­dad, en en­tre­vis­ta ex­clu­si­va con Quin­ta­na Roo Hoy pla­ti­có so­bre las ac­ti­vi­da­des que se tie­ne pro­gra­ma­do en el 61 aniver­sa­rio luc­tuo­so del ído­lo de Gua­mú­chil, Pe­dro In­fan­te Cruz, que per­dió la vida un 15 de abril de 1957 en la ciu­dad de Mé­ri­da, Yu­ca­tán, al des­plo­mar­se su avión, de la em­pre­sa TAMSA, que pi­lo­tea­ba. Chan Co­lli, du­ran­te la char­la dio a co­no­cer tres he­chos his­tó­ri­cos que mar­ca­ron la vida de Pe­dro In­fan­te, fue­ra de los es­ce­na­rios en­tre los que des­ta­ca el re­ga­lo de su za­ra­pe a una per­so­na de la ter­ce­ra edad, des­ti­na­ba di­ne­ro pa­ra las per­so­nas que se en­con­tra­ban pre­sas y no te­nían pa­ra su fian­za, y el ter­ce­ro fue un au­dio que ape­nas se dio a co­no­cer cuan­do “Pe­dri­to”, co­mo le de­cían sus ami­gos, eva­cuó con su avión a va­rios per­so­nas dam­ni­fi­ca­das del paso del hu­ra­cán Ja­net, en el ex te­rri­to­rio fe­de­ral, aho­ra Chetumal, Quin­ta­na Roo.

RE­CUER­DOS

Ja­vier Prado Mo­guel, nie­to de don Ru­per­to Prado, quien fue­ra pa­drino de Pe­dro In­fan­te, di­jo que su abue­lo co­no­ció al ar­tis­ta en la Ciu­dad de Mé­xi­co, cuan­do és­te fue a pe­dir cré­di­to en un ban­co pa­ra po­der acon­di­cio­nar su cuar­to, ya que ha­bía lle­ga­do de su tie­rra na­tal en com­pa­ñía de su es­po­sa María Lui­sa León. “Mi abue­lo, al ver la de­ses­pe­ra­ción de esa per­so­na que to­da­vía na­die co­no­cía, op­tó por ha­blar con el ge­ren­te del ban­co y pe­dir­le que le die­ran pres­ta­do lo que pi­die­ra, y él se ha­ría res­pon­sa­ble, por lo que le di­jo Pe­dro, que le pa­ga­ría has­ta el úl­ti­mo cen­ta­vo”.

PA­DRINO... PA­DRINO

Ya fa­mo­so, el ído­lo de Gua­mú­chil, Si­na­loa, lle­ga por pri­me­ra vez a tie­rras ca­rri­llo­por­ten­ses, don Ja­vier, que en ese tiem­po, cuan­do lo co­no­ció Pe­dro In­fan­te, era me­nor de edad y de acuer­do a su ta­ma­ño le pu­so el “Es­ti­ra­do”. “Pe­dro vo­ló pri­me­ro a Mé­ri­da, pe­ro le di­je­ron que mi abue­lo se en­con­tra­ba en Ca­rri­llo Puer­to, ya que él era un em­pre­sa­rio de chi­cle y se con­cen­tra­ba más en la zo­na ma­ya, por lo que no du­dó en bus­car­lo has­ta aquí, cuan­do lle­gó le gri­ta­ba pa­drino, pa­drino, ya soy fa­mo­so, aquí te trai­go mi dis­co”, re­la­tó. “Pe­dro In­fan­te Cruz lle­ga­ba se­gui­do a Fe­li­pe Ca­rri­llo Puer­to, le gus­ta­ba cor­tar­le el ca­be­llo a la gen­te de aquí, ya que le gus­ta­ba la pe­lu­que­ría, re­co­rrió di­fe­ren­tes pe­lu­que­rías que en esos tiem­pos exis­tían, lle­va­ba se­re­na­tas a las no­vias de los mu­cha­chos. Fue muy que­ri­do por la gen­te que to­da­vía vi­ve y lo co­no­ció”, pro­si­guió. Pe­dro In­fan­te Cruz na­ció en Ma­zatlán, Si­na­loa, el 18 de no­viem­bre de 1917, es el cuar­to de los mu­chos hi­jos del maes­tro de mú­si­ca Del­fino In­fan­te y de María del Re­fu­gio Cruz. Sus pri­me­ras pe­lí­cu­las, La fe­ria de las flores (1942), Je­su­si­ta en Chihuahua (1942) y La ra­zón de la cul­pa (1943) de­ja­ron en­tre­ver lo que ven­dría más tar­de. Su ca­rre­ra dio un vuel­co de 360 gra­dos cuan­do co­no­ció al di­rec­tor de ci­ne Is­mael Ro­drí­guez. Pe­dro In­fan­te Cruz fa­lle­ció en Mé­ri­da, Yu­ca­tán, el 15 de abril de 1957.

Re­cuer­dan hoy al can­tan­te y ac­tor.

No ol­vi­dan la sen­ci­llez y hu­mil­dad del ído­lo de Gua­mú­chil, quien siem­pre con­vi­vió con los ha­bi­tan­tes de es­ta po­bla­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.