GN: re­gu­la­ción y ries­gos

La Guar­dia Na­cio­nal de­be­ría con­tar con man­do y na­tu­ra­le­za ju­rí­di­ca ci­vi­les, ape­go a los de­re­chos hu­ma­nos y pre­su­pues­to su­fi­cien­te.

Reforma - - OPINIÓN - El au­tor es coor­di­na­dor del Gru­po Par­la­men­ta­rio del PRD en el Se­na­do.

El de­ba­te de la lla­ma­da “Guar­dia Na­cio­nal” (GN) per­mi­tió dis­cu­tir pun­tos no va­lo­ra­dos o, que qui­zá por las “pri­sas”, los au­to­res de la ini­cia­ti­va so­bre la GN los omi­tie­ron. Co­men­to al­gu­nos de es­tos pun­tos: 1. No es cier­to que se es­té crean­do a la GN; és­ta exis­te en ori­gen des­de 1824 cuan­do la Cons­ti­tu­ción au­to­ri­zó al Con­gre­so a or­ga­ni­zar, ar­mar y dis­ci­pli­nar la mi­li­cia lo­cal de los Es­ta­dos pa­ra con­tar con una Guar­dia. Des­pués la Cons­ti­tu­ción del 57 cam­bió el con­cep­to de Mi­li­cia por el de Guar­dia Na­cio­nal, con­ser­va­da así por la de 1917, pe­ro, siem­pre en­ten­di­da co­mo una Cor­po­ra­ción Mi­li­tar de Re­ser­va in­te­gra­da por ci­vi­les (co­mo di­ce la Ley del Ser­vi­cio Mi­li­tar) y pa­ra el apo­yo de los Es­ta­dos en ca­sos ex­tra­or­di­na­rios (si­guió el mo­de­lo de los E.U.A.). Una GN que des­de 1917 tie­ne pen­dien­te la ex­pe­di­ción de su ley or­gá­ni­ca. En­ton­ces, lo que ha­ce la ini­cia­ti­va es crear un cuer­po de se­gu­ri­dad fe­de­ral con ele­men­tos de las fuer­zas ar­ma­das (lo mis­mo que cuan­do sur­gió la en­ton­ces PFP) so­lo que con la “eti­que­ta” de un cuer­po de re­ser­va mi­li­tar ju­rí­di­ca­men­te exis­ten­te pe­ro nun­ca re­gu­la­do. 2. La ini­cia­ti­va pro­po­ne crear un cuer­po de se­gu­ri­dad na­cio­nal hí­bri­do. Con man­do mi­li­tar, ele­men­tos de las fuer­zas ar­ma­das, así co­mo ci­vi­les y asig­nar­le ta­reas de se­gu­ri­dad pú­bli­ca, va­ya co­sa (y aun­que pa­re­ce que el go­bierno fe­de­ral ya re­con­si­de­ró que el man­do sea ci­vil, si­gue sien­do in­su­fi­cien­te), ol­vi­da­ron que es in­dis­pen­sa­ble que una cor­po­ra­ción que se ocu­pa de ta­reas de se­gu­ri­dad pú­bli­ca no so­lo ten­ga man­do ci­vil sino que ju­rí­di­ca­men­te sea ci­vil, no pue­de con­ser­var­se co­mo cuer­po mi­li­tar, pues de ser así, se vul­ne­ra­rían por un la­do la Cons­ti­tu­ción en su ar­tícu­lo 129 y al­go no me­nos gra­ve, iría en con­tra de re­so­lu­cio­nes in­ter­na­cio­na­les que obli­gan a Mé­xi­co, co­mo la sen­ten­cia de la Cor­te In­te­ra­me­ri­ca­na de D. H. ca­so Al­va­ra­do Es­pi­no­za y otros del 28 de no­viem­bre de 2018 que en­tre otras co­sas di­ce: “...si bien los Es­ta­dos par­tes de la Con­ven­ción

po­drían des­ple­gar a las fuer­zas ar­ma­das pa­ra desem­pe­ñar ta­reas aje­nas a las pro­pia­men­te re­la­cio­na­das con los con­flic­tos ar­ma­dos, di­cho em­pleo de­be li­mi­tar­se al má­xi­mo y res­pon­der a cri­te­rios de es­tric­ta ex­cep­cio­na­li­dad... dado que el en­tre­na­mien­to que re­ci­ben las fuer­zas mi­li­ta­res es­ta di­ri­gi­do a de­rro­tar al enemi­go y no a la pro­tec­ción y con­trol de ci­vi­les”. De con­ti­nuar con es­te es­que­ma ten­dría­mos un cuer­po de se­gu­ri­dad an­ti­cons­ti­tu­cio­nal y con­tra­rio a las prác­ti­cas in­ter­na­cio­na­les obli­ga­to­rias, pe­ro aún más, se co­lo­ca­ría en un gra­ve ries­go a sus pro­pios ele­men­tos con ca­da ac­tua­ción. 3. Se dan fa­cul­ta­des de in­ves­ti­ga­ción a la GN pe­ro sin el man­do y con­duc­ción del MP tal y co­mo lo se­ña­la la re­for­ma pro­pues­ta al ar­tícu­lo 21 cons­ti­tu­cio­nal, ade­más que el 2º tran­si­to­rio ha­ce una trans­mi­sión de fa­cul­ta­des ex­prés de la PF a la GN. Has­ta hoy en nues­tro sis­te­ma ju­rí­di­co la in­ves­ti­ga­ción de los de­li­tos pue­de ser rea­li­za­da por las po­li­cías pe­ro no de for­ma au­tó­no­ma o di­rec­ta, so­lo ba­jo el man­do y con­duc­ción del MP. Ha­cer­lo de otra ma­ne­ra co­lo­ca­ría a Mé­xi­co en con­tra­ven­ción con su mar­co ju­rí­di­co pe­nal y con sus obli­ga­cio­nes in­ter­na­cio­na­les, sin des­con­tar el ries­go la­ten­te de res­pon­sa­bi­li­dad de los ele­men­tos de la GN. Con lo an­te­rior po­de­mos con­cluir que el go­bierno fe­de­ral tie­ne la op­ción de crear una nue­va cor­po­ra­ción de po­li­cía na­cio­nal que fun­cio­ne me­jor, que pue­de usar ele­men­tos de las fuer­zas ar­ma­das y PF (es­ta úl­ti­ma se­gu­ro des­apa­re­ce­rá) pe­ro de­be te­ner mu­cho cui­da­do de no re­pe­tir erro­res del pa­sa­do que es­tán do­cu­men­ta­dos, la GN de­be con­tar con man­do y na­tu­ra­le­za ju­rí­di­ca ci­vi­les y de­be aprovecharse pa­ra ajus­tar su ac­tua­ra los or­de­na­mien­tos na­cio­na­les e in­ter­na­cio­na­les que la vuel­van más ca­pa­ci­ta­da, efi­caz, con ape­go a los de­re­chos hu­ma­nos y con pre­su­pues­to su­fi­cien­te. Y si­mul­tá­nea­men­te no ol­vi­dar que si­gue sien­do ma­te­ria pen­dien­te, cons­truir en Mé­xi­co po­li­cías lo­ca­les ho­mo­lo­ga­das. Deu­da eter­na.

MI­GUEL ÁN­GEL MAN­CE­RA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.