El otro des­abas­to

Reforma - - NACIONAL - Ri­car­do de Vi­lla­fran­ca • Ál­va­ro Obre­gón

En me­nos de seis me­ses, los ha­bi­tan­tes del Va­lle de Mé­xi­co he­mos pa­de­ci­do por mu­chos días la es­ca­sez de dos pro­duc­tos in­dis­pen­sa­bles: el agua po­ta­ble y aho­ra la ga­so­li­na.

En el pri­mer ca­so se de­bió al mantenimiento del sis­te­ma Cut­za­ma­la que en­vía el agua des­de las pre­sas del Es­ta­do de Mé­xi­co ha­cia la CDMX; des­pués de su­frir el des­abas­to del vi­tal lí­qui­do, re­sul­tó que fa­lló la obra de re­pa­ra­ción del acue­duc­to, que­dan­do igual y con un enor­me cos­to por la obra fa­lli­da y las in­co­mo­di­da­des pa­ra mi­llo­nes de po­bla­do­res.

Eso su­ce­dió en el pa­sa­do se­xe­nio, aho­ra se de­ci­dió ce­rrar los duc­tos de Pe­mex so pretexto de com­ba­tir el ro­bo de la ga­so­li­na.

Las ra­zo­nes que se han dado pa­ra to­mar esa drás­ti­ca me­di­da no es­tán cla­ras co­mo tam­po­co las me­di­das al­ter­nas pa­ra la dis­tri­bu­ción efi­cien­te del com­bus­ti­ble, pe­ro eso sí, pro­vo­can­do un caos en nues­tra ca­pi­tal y en el res­to del País.

Creo que hay ac­cio­nes y obras de mantenimiento en instalaciones de es­ta en­ver­ga­du­ra na­cio­nal que se de­ben pla­near bien an­tes de eje­cu­tar­las, de tal ma­ne­ra que la po­bla­ción su­fra me­nos es­tas de­ci­sio­nes que pue­den ser ca­tas­tró­fi­cas.

Oja­lá que nues­tras au­to­ri­da­des en­cuen­tren rá­pi­da­men­te una so­lu­ción pa­ra re­gu­la­ri­zar aho­ra el abas­to de la ga­so­li­na que está afec­tan­do a to­dos los me­xi­ca­nos en nues­tro tra­ba­jo y eco­no­mía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.