El me­xi­cano Abraham Hochs­tras­ser, campeón mun­dial de Jet Ski Free­ri­de, con­quis­tó cin­co ma­res con acro­ba­cias ex­tre­mas para lle­var­se el tí­tu­lo de es­ta tem­po­ra­da, des­pués de tres años con­se­cu­ti­vos de ha­ber que­da­do en se­gun­do lu­gar

Reporte Indigo Guadalajara - - Fan - MANUEL SEBREROS @sebreros

La mú­si­ca que le im­pri­me el ru­gi­do del mo­tor le da las no­tas a Abraham Hochs­tras­ser para que sus me­jo­res pa­sos de bai­le los ha­ga con acro­bá­ti­cos sal­tos so­bre las olas, mien­tras la or­ques­ta del mar le pro­vee de los me­jo­res com­pa­ses.

La ar­mo­nía fue per­fec­ta en es­te año para Abraham, quien es uno de los de­por­tis­tas me­xi­ca­nos cam­peo­nes de la tem­po­ra­da 2018, tras con­quis­tar el tí­tu­lo del Tour Mun­dial de Jet Ski Free­ri­de de la In­ter­na­tio­nal Free­ri­de Wa­ter­craft As­so­cia­tion, (IFWA, por sus si­glas en in­glés).

Des­pués de ha­ber que­da­do en se­gun­do lu­gar du­ran­te tres años se­gui­dos, Abraham dio el pa­so que le fal­ta­ba, y tras com­pe­tir en los cin­co tor­neos de la tem­po­ra­da: Por­tu­gal, Francia, Mé­xi­co, Es­ta­dos Uni­dos y Ja­pón, el me­xi­cano con­si­guió los pun­tos ne­ce­sa­rios para lle­var­se la co­ro­na.

“Es­te año Mé­xi­co tie­ne campeón mun­dial en Jet Ski. Lle­vo seis años en la ca­te­go­ría pro­fe­sio­nal y los úl­ti­mos tres años ha­bía que­da­do en el se­gun­do lu­gar del mun­do y es­te año la con­sig­na era el cam­peo­na­to mun­dial y lo con­se­guí”, ex­pli­ca Hochs­tras­ser, en vi­si­ta a Re­por­te In­di­go.

Na­ci­do en Ciu­dad de Mé­xi­co, Abraham ne­ce­si­ta­ba es­tar cer­ca de la pla­ya, por lo que se fue a vi­vir a Can­cún. Su amor por el agua y las olas da­ta de cuan­do te­nía 15 años y em­pe­zó a par­ti­ci­par en cam­peo­na­tos na­cio­na­les y lue­go en Es­ta­dos Uni­dos, en ca­rre­ras de cir­cui­to ce­rra­do, al es­ti­lo de las com­pe­ti­cio­nes de mo­to­ci­clis­mo.

Sin em­bar­go, el des­tino le ju­ga­ría una ma­la ju­ga­da, pues a prin­ci­pios de la dé­ca­da pa­sa­da un ac­ci­den­te por po­co ter­mi­na con su ca­rre­ra y con su mo­vi­li­dad, pe­ro le­jos de te­ner mie­do, y tras un año de reha­bi­li­ta­ción, vol­vió a ca­mi­nar y le re­gre­sa­ron las an­sias por re­to­mar su re­la­ción con el mar.

“De­jé las ca­rre­ras en el 20022003 des­pués de un ac­ci­den­te muy gra­ve que tu­ve y que ca­si me que­do pa­ra­lí­ti­co, fue que me re­ti­ré del de­por­te por al­gu­nos

años para re­gre­sar des­pués, ha­ce seis años, a las com­pe­ten­cias de free ri­de, que es una mo­da­li­dad di­fe­ren­te, que me pa­re­ce muy atrac­ti­vo, vis­to­so, es ex­tre­mo, de ac­ción y es en el mar”, re­co­no­ce.

Co­nec­ta­do con el mar

El co­mien­zo de su ca­rre­ra fue en el la­go de Te­ques­qui­ten­go, Mo­re­los, pe­ro la ne­ce­si­dad de que su vi­da de­por­ti­va fue­ra ex­tre­ma, Abraham cam­bió el caos del cen­tro del país por el desafío de com­par­tir ca­sa con Po­sei­dón, y sus pri­me­ros pa­sos fue­ron en Aca­pul­co y des­de en­ton­ces ha co­no­ci­do el mun­do a tra­vés de las olas.

“He­te­ni­doo­por­tu­ni­dad­dees­tar en olas de 15, 16 me­tros, la adre­na­li­na es otro ni­vel to­tal­men­te, y he es­ta­do ahí, el pró­xi­mo año ten­go un pro­yec­to para ir a Aus­tra­lia, a Asia a bus­car y se­guir con esa ener­gía”, di­ce.

Con la al­ta com­pe­ten­cia que ha vi­vi­do, in­clu­so es­te año que re­sul­tó campeón, el me­xi­cano re­co­no­ce que de­be­rá te­ner una pre­pa­ra­ción aún más fuer­te para de­fen­der su tí­tu­lo el pró­xi­mo año, y aun­que de mo­men­to es­tá fue­ra de ac­ción, el en­tre­na­mien­to con­ti­núa para arran­car con todo en ma­yo­pró­xi­mo­con­la­pri­me­ra­fe­cha, en Por­tu­gal, don­de es­te año tu­vo al­gu­nas com­pli­ca­cio­nes.

“Aho­ra el re­to es man­te­ner­me, es­te año fue muy di­fí­cil por el ni­vel y el mío tie­ne que ser me­jor para 2019; sin em­bar­go, con to­da la ex­pe­rien­cia y con el co­no­ci­mien­to y la téc­ni­ca que he ad­qui­ri­do es­tos años, pue­do de­fen­der el tí­tu­lo, en es­te mo­men­to ya es­toy pre­pa­rán­do­me para la tem­po­ra­da que co­mien­za en ma­yo en Por­tu­gal.

“En Por­tu­gal, a prin­ci­pio de año, fue una eta­pa di­fí­cil, co­mo que lle­gué con mu­cha pre­sión y ahí co­me­tí un error que me cos­tó mu­chos pun­tos al ini­cio de la cla­si­fi­ca­ción pe­ro al fi­nal pu­de lo­grar la me­ta de ga­nar el cam­peo­na­to”, re­la­ta.

El campeón Mun­dial es el úni­co me­xi­cano en com­pe­ten­cia en es­te de­por­te, no obs­tan­te, ase­gu­ra que el gus­to por es­ta dis­ci­pli­na se ha in­cre­men­ta­do un po­co y es­pe­ra que en los pró­xi­mos años ten­ga ma­yor acep­ta­ción. Por lo pron­to, él mis­mo se en­car­ga de en­tre­nar a ni­ños en Can­cún para for­mar a las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes que des­ta­ca­rán en el fu­tu­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.