Nue­vo Con­gre­so di­vi­di­do

El pró­xi­mo le­gis­la­ti­vo es­ta­rá frag­men­ta­do en es­ta­dos Uni­dos. Los de­mó­cra­tas po­drán re­te­ner el pre­su­pues­to y abrir in­ves­ti­ga­cio­nes con­tra Trump, pe­ro los re­pu­bli­ca­nos ten­drán la fa­cul­tad de fre­nar pro­yec­tos de ley e im­pe­dir la des­ti­tu­ción del pre­si­den­te

Reporte Indigo Monterrey - - PORTADA - Por Ma­ria­na re­ca­mier ma­ria­na.re­ca­mier@re­por­tein­di­go.com

El pró­xi­mo le­gis­la­ti­vo es­ta­rá frag­men­ta­do en Es­ta­dos Uni­dos. Los de­mó­cra­tas po­drán re­te­ner el pre­su­pues­to y abrir in­ves­ti­ga­cio­nes con­tra Trump, pe­ro los re­pu­bli­ca­nos ten­drán la fa­cul­tad de fre­nar pro­yec­tos de ley e im­pe­dir la des­ti­tu­ción del pre­si­den­te

El Con­gre­so de Es­ta­dos Uni­dos es­ta­rá di­vi­di­do a par­tir del pró­xi­mo año. El Par­ti­do De­mó­cra­ta re­pre­sen­ta­rá la ma­yo­ría en la Cá­ma­ra Ba­ja y los re­pu­bli­ca­nos man­ten­drán su po­der en el Se­na­do. Co­mo re­sul­ta­do, las ini­cia­ti­vas le­gis­la­ti­vas ten­drán pro­ble­mas pa­ra avan­zar.

No obs­tan­te, la di­vi­sión del Con­gre­so pue­de per­mi­tir cam­bios que ha­gan del go­bierno es­ta­dou­ni­den­se una de­mo­cra­cia más sa­na. A par­tir de que los nue­vos le­gis­la­do­res to­men po­se­sión, el pre­si­den­te Do­nald Trump se­rá vi­gi­la­do por los de­mó­cra­tas.

Pa­ra en­ten­der los su­ce­sos que se pue­den dar en el Con­gre­so es ne­ce­sa­rio pri­me­ro com­pren­der có­mo fun­cio­na la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes que a par­tir del 3 de enero es­ta­rá in­te­gra­da por 222 de­mó­cra­tas y 196 re­pu­bli­ca­nos, de acuer­do con los re­sul­ta­dos de las pa­sa­das elec­cio­nes.

Las ta­reas prin­ci­pa­les de la cá­ma­ra que el pró­xi­mo año se­rá azul son apro­bar los pre­su­pues­tos, con­vo­car a in­ves­ti­ga­cio­nes es­pe­cia­les y for­mu­lar acu­sa­cio­nes pe­na­les en con­tra del pre­si­den­te y otros fun­cio­na­rios, así co­mo ini­ciar pro­ce­sos de des­ti­tu­ción de man­da­ta­rios.

El ana­lis­ta po­lí­ti­co Juan Pa­blo Ga­li­cia ex­pli­ca que la Cá­ma­ra Ba­ja tie­ne fa­cul­ta­des que pue­den ge­ne­rar un con­tra­pe­so al po­der pre­si­den­cial. El es­pe­cia­lis­ta agre­ga que es­te cuer­po de re­pre­sen­ta­ción di­rec­ta es ca­paz de ge­ne­rar pro­ble­mas a Trump por­que es res­pon­sa­ble de los pre­su­pues­tos en Es­ta­dos Uni­dos.

“To­do lo que es pre­su­pues­tos, apro­ba­ción de par­ti­das es­pe­cia­les, nue­vos im­pues­tos y di­ne­ro de la Fe­de­ra­ción pa­sa por la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes”, co­men­ta Ga­li­cia.

Por ejem­plo, el man­da­ta­rio re­pu­bli­cano pue­de li­diar con más obs­tácu­los pa­ra que le aprue­ben re­cur­sos pa­ra la cons­truc­ción del mu­ro en la fron­te­ra sur con Mé­xi­co a par­tir de que exis­ta ma­yo­ría de­mó­cra­ta en la Cá­ma­ra Ba­ja.

No es el úni­co ca­so. Tam­bién es po­si­ble que el pre­si­den­te y el res­to de re­pu­bli­ca­nos no pue­dan desa­rro­llar pro­gra­mas por­que los

Trump ame­na­za con in­ves­ti­gar a los de­mó­cra­tas en el Se­na­do

de­mó­cra­tas

re­pu­bli­ca­nos

re­pre­sen­tan­tes­de­mó­cra­tas se pue­den ne­gar a otor­gar re­cur­sos.

in­ves­ti­ga­cio­nes con­tra trump

Hay otra fa­cul­tad im­por­tan­te que ob­tie­nen los de­mó­cra­tas en la Cá­ma­ra Ba­ja a par­tir de ga­nar la ma­yo­ría de es­ca­ños en las elec­cio­nes. El par­ti­do opositor al go­bierno tie­ne la po­si­bi­li­dad de con­vo­car a in­ves­ti­ga­cio­nes es­pe­cia­les con­tra Trump y otros fun­cio­na­rios fe­de­ra­les importantes.

Una de las pri­me­ras pes­qui­sas que los de­mó­cra­tas tie­nen la po­si­bi­li­dad de ini­ciar es la re­la­cio­na­da con la in­for­ma­ción fis­cal del pre­si­den­te. Des­de me­dia­dos del si­glo pa­sa­do, exis­te la tra­di­ción de que los prin­ci­pa­les can­di­da­tos pre­si­den­cia­les en Es­ta­dos Uni­dos ha­cen pú­bli­cas sus cuen­tas con el fis­co, sin em­bar­go, Trump no lo hi­zo.

La in­ves­ti­ga­ción so­bre la su­pues­ta in­ter­fe­ren­cia de Ru­sia en la cam­pa­ña pre­si­den­cial de 2016 tam­bién pue­de ser reabier­ta. Ade­más, los de­mó­cra­tas pue­den ini­ciar nue­vas in­ves­ti­ga­cio­nes so­bre ca­sos co­mo el pa­go de Trump a la ac­triz porno Stormy Da­niels pa­ra que no di­je­ra na­da so­bre su en­cuen­tro se­xual con el pre­si­den­te.

Más allá del man­da­ta­rio, los nue­vos po­de­res de su­per­vi­sión de los de­mó­cra­tas en la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes les per­mi­ten in­ves­ti­gar, ci­tar y obli­gar a com­pa­re­cer a los fun­cio­na­rios fe­de­ra­les pa­ra que rin­dan cuen­tas so­bre los asun­tos más pro­ble­má­ti­cos del go­bierno.

Los de­mó­cra­tas tam­bién pue­den apro­ve­char su po­der en la Cá­ma­ra Ba­ja pa­ra for­mu­lar acu­sa­cio­nes pe­na­les con­tra el pre­si­den­te e in­clu­so ini­ciar un pro­ce­so pa­ra des­ti­tuir a Trump, sin em­bar­go, la ra­ti­fi­ca­ción del im­peach­ment só­lo la pue­de rea­li­zar el Se­na­do, cu­yo po­der se man­tie­ne en 2019 con los re­pu­bli­ca­nos con 51 es­ca­ños so­bre 46, de acuer­do a los re­sul­ta­dos fi­na­les de las elec­cio­nes in­ter­me­dias.

Sin em­bar­go, Ga­li­cia men­cio­na que for­mu­lar acu­sa­cio­nes con­tra el pre­si­den­te u otros fun­cio­na­rios fe­de­ra­les pue­de otor­gar a los de­mó­cra­tas una mo­ne­da de cam­bio pa­ra ne­go­ciar con él.

“Se pue­da ini­ciar una in­ves­ti­ga­ción pe­nal a fun­cio­na­rios fe­de­ra­les pa­ra en­trar en al­gu­na ne­go­cia­ción con Trump por el pre­su­pues­to o a cam­bio de que él pue­da ti­rar al­gu­na de sus po­lí­ti­cas más in­sig­nes o una de las más dis­cri­mi­na­to­rias”, ase­gu­ra el ana­lis­ta po­lí­ti­co.

Trump ya se pro­nun­ció en con­tra de la po­si­bi­li­dad de que los de­mó­cra­tas abran in­ves­ti­ga­cio­nes en con­tra de él y otros fun­cio­na­rios.

“Si los de­mó­cra­tas pien­san que van a des­per­di­ciar di­ne­ro de los con­tri­bu­yen­tes pa­ra in­ves­ti­gar­nos en la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes, en­ton­ces tam­bién nos ve­ría­mos obli­ga­dos a con­si­de­rar in­ves­ti­gar­los a ni­vel Se­na­do por to­das

Se pue­de ini­ciar una in­ves­ti­ga­ción pe­nal a fun­cio­na­rios fe­de­ra­les pa­ra ne­go­ciar con trump”

Juan Pa­blo Ga­li­cia Ana­lis­ta po­lí­ti­co

los de­mó­cra­tas pue­den abrir una in­ves­ti­ga­ción so­bre la in­for­ma­ción fis­cal de trump

las fil­tra­cio­nes de in­for­ma­ción cla­si­fi­ca­da y mu­cho más. ¡Dos pue­den ju­gar ese jue­go!”, pu­bli­có ayer el pre­si­den­te en su cuen­ta de Twit­ter.

Otro de los prin­ci­pa­les ries­go de los pró­xi­mos con­flic­tos en el Con­gre­so es que Trump uti­li­ce su he­rra­mien­ta fa­vo­ri­ta pa­ra go­ber­nar e im­po­ner su vi­sión del país: las ór­de­nes eje­cu­ti­vas.

Du­ran­te sus pri­me­ros dos años en la Ca­sa Blan­ca, Trump usó es­tos de­cre­tos con bas­tan­te re­gu­la­ri­dad, en gran me­di­da pa­ra des­ha­cer nor­ma­ti­vas apro­ba­das por su an­te­ce­sor Ba­rack Oba­ma.

Aho­ra, con po­cas po­si­bi­li­da­des de ob­te­ner el vis­to bueno de la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes, es­tos de­cre­tos pue­den con­ver­tir­se en una he­rra­mien­ta esen­cial pa­ra el je­fe de Es­ta­do es­ta­dou­ni­den­se.

“Lo más pro­ba­ble es que él se ven­da co­mo la víc­ti­ma y di­ga que la ma­yo­ría de­mó­cra­ta no lo de­ja ha­cer na­da y lo use co­mo pre­tex­to pa­ra go­ber­nar me­dian­te ac­cio­nes eje­cu­ti­vas”, ade­lan­ta Ga­li­cia.

An­te el po­si­ble au­men­to de ór­de­nes eje­cu­ti­vas, los de­mó­cra­tas tam­bién pue­den uti­li­zar otra fun­ción pro­pia de la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes: los sub­poe­nas, un re­cur­so con el que los con­gre­sis­tas pue­den in­ves­ti­gar las ac­cio­nes del po­der eje­cu­ti­vo con la pre­sen­cia de tes­ti­gos.

“No es fac­ti­ble que él es­té to­do el tiem­po con ac­cio­nes eje­cu­ti­vas por­que cae­ría en una ex­tra­li­mi­ta­ción de fun­cio­nes y los de­mó­cra­tas pue­den uti­li­zar sub­poe­nas”, ase­gu­ra Ar­le­ne Ra­mí­rez Ures­ti, doc­to­ra en re­la­cio­nes internacionales.

Sin em­bar­go, co­mo ya di­jo Trump, si los de­mó­cra­tas uti­li­zan los re­cur­sos pro­pios de la Cá­ma­ra Ba­ja, los re­pu­bli­ca­nos pue­den con­tes­tar des­de las fun­cio­nes del Se­na­do, ta­les co­mo blo­quear la apro­ba­ción de le­yes o im­pe­dir que avan­ce la des­ti­tu­ción del pre­si­den­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.