Pe­tró­leo, la lla­ve de en­tra­da

An­drés Ma­nuel Ló­pez obra­dor ha to­ma­do la de­ci­sión de res­ca­tar el sec­tor ener­gé­ti­co me­dian­te la pro­duc­ción de pe­tró­leo, sin em­bar­go, es­pe­cia­lis­tas coin­ci­den en que tam­bién le de­be apos­tar a la ge­ne­ra­ción de gas y elec­tri­ci­dad

Reporte Indigo Monterrey - - PORTADA -

El Go­bierno fe­de­ral en­vió un men­sa­je: res­ca­tar el sec­tor ener­gé­ti­co. El plan pa­ra es­te se­xe­nio con­tem­pla im­pul­sar las ener­gías re­no­va­bles, ele­var la pro­duc­ción de ener­gía a ni­vel na­cio­nal y for­ta­le­cer las fi­nan­zas de Pe­tró­leos Me­xi­ca­nos (Pe­mex) y la Co­mi­sión Fe­de­ral de Elec­tri­ci­dad (CFE) pa­ra que se tra­duz­can en aho­rros pa­ra los con­su­mi­do­res, de acuer­do con ‘Pro­yec­to 18’, do­cu­men­to que se pre­sen­tó du­ran­te la cam­pa­ña pre­si­den­cial.

Aun­que los dis­cur­sos del pre­si­den­te An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor se han en­fo­ca­do en des­ta­car a Pe­mex co­mo la co­lum­na ver­te­bral de la in­dus­tria en el país, la Em­pre­sa Pro­duc­ti­va del Es­ta­do (EPE) lle­va años pa­de­cien­do los es­tra­gos de sus pro­ble­mas fi­nan­cie­ros oca­sio­na­dos, en par­te, por la caí­da de los pre­cios del pe­tró­leo a ni­vel mun­dial.

Luis Mi­guel La­bar­di­ni-de­veaux, so­cio en Mar­cos y Aso­cia­dos, In­fra­es­truc­tu­ra y Ener­gía, com­par­te que uno de los desafíos pa­ra la pe­tro­le­ra me­xi­ca­na se­rá cum­plir la me­ta pa­ra ele­var la pro­duc­ción de cru­do del ni­vel ac­tual de un mi­llón 700 ba­rri­les a dos mi­llo­nes 600 mil ba­rri­les por día.

Aun­que con­si­de­ra que la pro­pues­ta es via­ble en Mé­xi­co, de­bi­do a que ya exis­ten los po­zos pe­tro­le­ros don­de se pue­de rea­li­zar la ex­trac­ción, ase­gu­ra que to­da­vía es ne­ce­sa­rio des­ti­nar re­cur­sos pa­ra la per­fo­ra­ción de po­zos que ya fue­ron des­cu­bier­tos.

Pe­ro la ta­rea no es sen­ci­lla. Gon­za­lo Mon­roy, di­rec­tor de la con­sul­to­ra GMEC, opi­na que uno de los pro­ble­mas de la EPE es la fal­ta de ca­pa­ci­dad pa­ra desa­rro­llar un mo­de­lo de ne­go­cio que le per­mi­ta ge­ne­rar ga­nan­cias.

Mon­roy aña­de que la apues­ta del equi­po del po­lí­ti­co ta­bas­que­ño no ha con­si­de­ra­do la fal­ta de in­ver­sio­nes por par­te de Pe­mex en seg­men­tos co­mo lo­gís­ti­ca, duc­tos de dis­tri­bu­ción o al­ma­ce­na­mien­to, que son ne­ce­sa­rios en la ca­de­na

Uno de los desafíos pa­ra pe­mex se­rá ele­var la pro­duc­ción de cru­do de un mi­llón 700 mil ba­rri­les a dos mi­llo­nes 600 mil ba­rri­les por día

de pro­duc­ción de hi­dro­car­bu­ros y en los que se abren es­pa­cios pa­ra apro­ve­char la Re­for­ma Ener­gé­ti­ca que se apro­bó en 2013.

“Pe­mex no lo es to­do. Es el ju­ga­dor más gran­de de la in­dus­tria na­cio­nal, pe­ro no es­tá só­lo”, de­cla­ra el di­rec­tor de la con­sul­to­ra GMEC.

El fu­tu­ro de la re­for­ma Ener­gé­ti­ca

Otra de las in­quie­tu­des es sa­ber qué ocu­rri­rá con exac­ti­tud con la re­for­ma que na­ció du­ran­te la ad­mi­nis­tra­ción de En­ri­que Pe­ña Nie­to y que ha si­do el blan­co de las crí­ti­cas del pre­si­den­te Ló­pez

Obra­dor. Pe­ro has­ta aho­ra, ni el man­da­ta­rio ni su equi­po han re­ve­la­do cuál se­rá su des­tino.

Es­pe­cia­lis­tas ad­vier­ten que el go­bierno po­dría es­ta­ble­cer un es­que­ma en el que se dé prio­ri­dad a Pe­mex en el desa­rro­llo de la in­dus­tria con la co­la­bo­ra­ción de ju­ga­do­res in­ter­na­cio­na­les en un me­nor por­cen­ta­je, con­si­de­ran­do que lle­ga­rán in­ver­sio­nes en hi­dro­car­bu­ros.

Ram­sés Pech, ana­lis­ta y con­sul­tor del sec­tor ener­gé­ti­co, com­par­te que el go­bierno de­be con­si­de­rar que los re­sul­ta­dos en es­te mer­ca­do no se­rán in­me­dia­tos y ade­más in­cluir otros seg­men­tos co­mo ge­ne­ra­ción de gas y elec­tri­ci­dad, más allá de la ge­ne­ra­ción de hi­dro­car­bu­ros.

Por su par­te, Gon­za­lo Mon­roy pro­yec­ta que no se rea­li­za­rán cam­bios a la ley, aun­que se po­drían mo­di­fi­car seg­men­tos es­pe­cí­fi­cos co­mo la Ley de hi­dro­car­bu­ros o la sec­to­ri­za­ción de los re­gu­la­do­res.

El di­rec­tor de GMEC tam­bién des­ta­ca que ce­rrar las puer­tas al desa­rro­llo de frac­king pue­de con­si­de­rar­se co­mo se­ñal ne­ga­ti­va, ya que man­tie­nen la es­tra­te­gia pe­tro­le­ra en los cam­pos te­rres­tres y no en las aguas so­me­ras, don­de se ubi­ca el fu­tu­ro de la in­dus­tria.

“La re­for­ma no es pri­va­ti­za­do­ra, es de aper­tu­ra y da opor­tu­ni­dad de ver al sec­tor pri­va­do co­mo un alia­do de Pe­mex pa­ra ha­cer in­ver­sio­nes a lo lar­go y an­cho de sus ca­de­nas pro­duc­ti­vas”, re­fie­re Mon­roy.

El re­to con la re­fi­na­ción

Las crea­ción de una re­fi­ne­ría y la reha­bi­li­ta­ción de las seis exis­ten­tes es una de las pro­pues­tas que el pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca Me­xi­ca­na ha man­te­ni­do des­de su cam­pa­ña elec­to­ral.

La apues­ta es ele­var la ca­pa­ci­dad de re­fi­na­ción na­cio­nal del 46 por cien­to ac­tual pa­ra lle­var­la a su ca­pa­ci­dad to­tal y re­cor­tar las im­por­ta­cio­nes de com­bus­ti­ble.

El ana­lis­ta Ram­sés Pech ad­vier­te que si el go­bierno in­cum­ple con la de­man­da na­cio­nal, es­to lo lle­va­ría a en­fren­tar la dis­yun­ti­va de prio­ri­zar las ex­por­ta­cio­nes so­bre el mer­ca­do na­cio­nal.

Pech re­fie­re que an­te es­te es­ce­na­rio, la re­fi­na­ción tie­ne el ries­go de no ser tan ren­ta­ble pa­ra las fi­nan­zas del país.

“Es ne­ce­sa­rio ha­cer un diag­nós­ti­co de las re­fi­ne­rías ac­tua­les pa­ra sa­ber si se cuen­ta con el di­ne­ro pa­ra ele­var su ca­pa­ci­dad y dar­les man­te­ni­mien­to, sin el aná­li­sis es im­po­si­ble es­ta­ble­cer

Las crea­ción de una re­fi­ne­ría y la reha­bi­li­ta­ción de las seis exis­ten­tes es una de las pro­pues­tas que el pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca Me­xi­ca­na ha man­te­ni­do des­de su cam­pa­ña elec­to­ral

la in­ver­sión”, pre­ci­sa.

Por su par­te, Luis Mi­guel La­bar­di­ni-de­veaux opi­na que el desafío pa­ra las au­to­ri­da­des ener­gé­ti­cas se­rá que es­ta ac­ti­vi­dad ge­ne­re uti­li­da­des que im­pi­dan que se sa­cri­fi­quen otras in­ver­sio­nes o pro­gra­mas so­cia­les, es de­cir, re­ver­tir la his­to­ria de pér­di­das que ha re­gis­tra­do des­de ha­ce años.

Sin em­bar­go, los ex­per­tos tam­bién coin­ci­den en que es im­po­si­ble rea­li­zar un aná­li­sis so­bre la pro­pues­ta de­bi­do a la fal­ta de in­for­ma­ción por par­te del equi­po del po­lí­ti­co ta­bas­que­ño.

“Tie­nen que cui­dar que sea una ope­ra­ción ren­ta­ble, sino, por ca­da ba­rril adi­cio­nal que se pro­duz­ca va a per­der Pe­mex y se­rá in­sos­te­ni­ble pa­ra el Go­bierno fe­de­ral”, señala La­bar­di­ni-de­veaux.

An­drés ma­nuel Ló­pez obra­dor pro­me­tió que no se uti­li­za­rá el frac­king pa­ra ex­traer hi­dro­car­bu­ros en el país.

La re­fi­na­ción de pe­tró­leo en ma­yo­res can­ti­da­des es la ma­ne­ra con la que el nue­vo pre­si­den­te bus­ca­rá ba­jar los pre­cios de los com­bus­ti­bles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.