Las tie­rras des­pro­te­gi­das de Bra­sil

Los in­dí­ge­nas bra­si­le­ños pi­den a la Fun­da­ción Nacional del In­dio que sus sue­los no sean de­mar­ca­dos lue­go de que Jair Bol­so­na­ro asu­ma la pre­si­den­cia y el or­ga­nis­mo de­je de ser par­te del Mi­nis­te­rio de Jus­ti­cia

Reporte Indigo Monterrey - - REPORTE - INDIGO STAFF

El fu­tu­ro del sue­lo in­dí­ge­na en Bra­sil es in­cier­to. El pre­si­den­te elec­to Jair Bol­so­na­ro de­cla­ró du­ran­te sus cam­pa­ñas elec­to­ra­les que se opo­nía a pro­te­ger las tie­rras au­tóc­to­nas.

Las 471 tie­rras in­dí­ge­nas en Bra­sil suman 117 millones de hec­tá­reas, es de­cir, el 14 por cien­to del te­rri­to­rio nacional bra­si­le­ño.

El pa­sa­do 1 de di­ciem­bre, el ul­tra­de­re­chis­ta afir­mó que man­te­ner a in­dí­ge­nas en re­ser­vas pro­te­gi­das era tra­tar­los co­mo ani­ma­les de zoo­ló­gi­co, un co­men­ta­rio emi­ti­do en me­dio de nue­vas crí­ti­cas que na­ti­vos rea­li­za­ron con­tra la de­mar­ca­ción de sus tie­rras an­ces­tra­les.

“Na­die quie­re mal­tra­tar a los in­dios. En Bo­li­via hay a uno que es pre­si­den­te (Evo Mo­ra­les). ¿Por qué en Bra­sil te­ne­mos que man­te­ner­los re­clui­dos en re­ser­vas co­mo si fue­ran ani­ma­les en zoo­ló­gi­cos?”, di­jo Bol­so­na­ro.

Re­cien­te­men­te va­rios miem­bros de su ga­bi­ne­te han ma­ni­fes­ta­do ideas pa­re­ci­das, desatan­do el te­mor de los in­dí­ge­nas.

Onyx Lo­ren­zo­ni, uno de los prin­ci­pa­les alle­ga­dos a Bol­so­na­ro, anun­ció que la Fun­da­ción Nacional del In­dio (Fu­nai), el ór­gano que lu­cha por la pro­tec­ción de los in­tere­ses in­dí­ge­nas y de su cultura, de­ja­rá de for­mar par­te del Mi­nis­te­rio de Jus­ti­cia, al que ha per­te­ne­ci­do los úl­ti­mos 27 años, para de­pen­der del Mi­nis­te­rio de Mu­je­res, Fa­mi­lia y De­re­chos Hu­ma­nos, a pe­sar del desacuer­do de los au­tóc­to­nos para exi­gir que el cam­bio no se rea­li­za­ra.

Con el nue­vo Mi­nis­te­rio, la Fu­nai que­da­rá ba­jo el con­trol de la pas­to­ra Da­mas Al­ves, quien en los úl­ti­mos años ha he­cho una cam­pa­ña en con­tra del in­fan­ti­ci­dio (ac­to que con­sis­te en ma­tar a un ni­ño de ma­ne­ra in­ten­cio­na­da), aún prac­ti­ca­do por al­gu­nas et­nias en el país la­tino.

Los in­dí­ge­nas pre­sio­nan a la Fu­nai para co­men­zar una dis­cu­sión so­bre el ta­ma­ño de al­gu­nas de sus hec­tá­reas ya de­mar­ca­das, en lo que se­ría con­si­de­ra­do el ma­yor ata­que a los de­re­chos de los na­ti­vos des­de el fi­nal de la dic­ta­du­ra mi­li­tar en Bra­sil.

En el país su­da­me­ri­cano hay 436 te­rri­to­rios que ya es­tán de­mar­ca­dos y que son pro­pie­dad de los in­dí­ge­nas que es­ta­ban ahí an­tes de que lle­ga­ran los por­tu­gue­ses en 1500, pe­ro to­da­vía hay 246 ca­sos en pro­ce­so de va­lo­ra­ción y 484 que es­pe­ran ser ana­li­za­dos, de acuer­do con el Con­se­jo In­dí­ge­na Mi­sio­ne­ro (CIMI).

Los au­tóc­to­nos bra­si­le­ños le pi­die­ron a la Fu­nai que se reunan para dis­cu­tir el ta­ma­ño de al­gu­nas de sus hec­tá­reas ya de­mar­ca­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.