cui­de­mos a la‘abue­li­ta tie­rra’

Reporte Indigo Monterrey - - PIENSA - Por Jo­sé Pa­blo Es­pín­do­la @joss­pa10

Ma­rit­za Mo­ra­les Ca­sa­no­va, ex­plo­ra­do­ra emer­gen­te de Na­tio­nal Geo­grap­hic, im­pul­sa una se­rie de proyectos pa­ra lle­var edu­ca­ción am­bien­tal a los ni­ños de pri­ma­ria y así sen­si­bi­li­zar­los an­te los pro­ble­mas que aque­jan al pla­ne­ta

pa­ra Ma­rit­za Mo­ra­les Ca­sa­no­va si­gue sien­do in­creí­ble que Mé­xi­co, co­mo país me­ga di­ver­so, no ten­ga una edu­ca­ción am­bien­tal ver­da­de­ra en el sis­te­ma edu­ca­ti­vo, por lo que a tra­vés de la aso­cia­ción ci­vil Hu­nab, crea pro­gra­mas pa­ra acer­car los te­mas am­bien­ta­les a los ni­ños de pri­ma­ria.

“So­mos una or­ga­ni­za­ción sin fi­nes de lu­cro, he­mos re­ci­bi­do re­co­no­ci­mien­tos a ni­vel na­cio­nal e in­ter­na­cio­nal, prin­ci­pal­men­te por la edu­ca­ción am­bien­tal, que es el em­po­de­ra­mien­to de los ni­ños; ade­más, es­ta­mos cons­tru­yen­do el pri­mer cen­tro a ni­vel mun­dial de ex­ce­len­cia en edu­ca­ción am­bien­tal, el Parque HU­NAB- Cei­ba Pen­tan­dra”, ex­pli­ca Mo­ra­les Ca­sa­no­va.

Pa­ra la tam­bién ex­plo­ra­do­ra emer­gen­te de Na­tio­nal Geo­gra-

phic es im­por­tan­te for­mar “Hé­roes” y “He­roí­nas de la Abue­li­ta Tie­rra”, por lo que cuen­ta con lí­neas prin­ci­pa­les de ac­ción, co­mo el desa­rro­llo de me­to­do­lo­gías di­ver­ti­das pa­ra la edu­ca­ción am­bien­tal de ex­ce­len­cia y di­plo­ma­dos pa­ra ins­truc­to­res in­fan­ti­les y ju­ve­ni­les.

“Cien­cias na­tu­ra­les no es edu­ca­ción am­bien­tal. En nues­tro país no exis­te la edu­ca­ción am­bien­tal co­mo tal en la cu­rrí­cu­la es­co­lar, se re­quie­re un pro­gra­ma con­ti­nuo que pue­da acer­car a los ni­ños al co­no­ci­mien­to sobre el me­dio am­bien­te”, opi­na Ma­rit­za.

Fo­men­tar una nue­va cul­tu­ra des­de tem­pra­na edad, va a per­mi­tir­le a los ni­ños en­ten­der el com­pro­mi­so so­cial y ele­var la ca­li­dad de vi­da en las re­gio­nes del mun­do. Lo an­te­rior, ase­gu­ra Mo­ra­les Ca­sa­no­va, se pue­de lo­grar con el mé­to­do Hu­nab: com­pro­ba­do, re­pli­ca­ble y adap­ta­ble a ca­da con­tex­to. “Los ni­ños son siem­pre muy re­cep­ti­vos a los te­mas am­bien­ta­les, por­que es­tán dis­pues­tos a ma­ra­vi­llar­se y a apren­der más. Hay pe­que­ños que des­de los 8 años de edad ya es­tán com­par­tien­do lo que han apren­di­do con otros ni­ños. Es­tá in­creí­ble ver có­mo des­de chi­qui­tos tam­bién se em­po­de­ran”, co­men­ta la am­bien­ta­lis­ta.

Una me­jor co­mu­ni­ca­ción

La edu­ca­ción am­bien­tal es un pro­ce­so edu­ca­ti­vo y de for­ma­ción que pre­pa­ra a ca­da per­so­na pa­ra con­vi­vir or­de­na­da­men­te con su me­dio, por lo que de­be es­tar ba­sa­da en un sis­te­ma o plan edu­ca­ti­vo con­ti­nuo. Por ejem­plo, Hu­nab se ba­sa en los 17 “mon­dam­bien­tes”, que son re­glas pa­ra es­tar or­de­na­dos con la “Abue­la Tie­rra”.

Pa­ra po­der lle­gar ca­da vez más le­jos con es­ta la­bor, Mo­ra­les Ca­sa­no­va fun­dó el pe­rió­di­co am­bien­tal HU­NAB que lle­ga a más de 5 mil es­tu­dian­tes yucatecos de ni­vel bá­si­co. Ade­más de fo­men­tar la lec­tu­ra, el pe­rió­di­co tie­ne co­mo fin in­for­mar sobre las úl­ti­mas noticias re­la­cio­na­das con el me­dio am­bien­te, tan­to de Yu­ca­tán co­mo de Mé­xi­co y el mun­do.

El pe­rió­di­co con­tri­bui­rá al lo­gro de los ob­je­ti­vos de desa­rro­llo sos­te­ni­ble plan­tea­dos por Na­cio­nes Uni­das, co­mo tam­bién a la al­fa­be­ti­za­ción am­bien­tal y cli­má­ti­ca de la po­bla­ción in­fan­til, con el fin de for­mar a las pró­xi­mas ge­ne­ra­cio­nes.

HU­NAB cir­cu­la en Mé­ri­da, Si­nan­ché, Umán y Ti­zi­mín. Ca­da mes abor­da con­te­ni­do es­pe­cia­li­za­do en se­res vi­vos aé­reos, te­rres­tres, acuá­ti­cos, ma­ri­nos y an­fi­bios, así co­mo te­mas re­la­cio­na­dos con el cam­bio cli­má­ti­co y su im­pac­to en la bio­di­ver­si­dad.

Tam­bién pre­sen­ta las ac­cio­nes he­roi­cas que los ni­ños y ni­ñas rea­li­zan a fa­vor de la Tie­rra y di­fun­de la for­ma en que se pue­den em­pren­der. Otra sec­ción abar­ca la ela­bo­ra­ción de ar­te­sa­nías con vai­nas y se­mi­llas de ár­bo­les de la re­gión, ac­ti­vi­da­des que im­pul­san la re­fo­res­ta­ción.

“El pe­rió­di­co, de ma­ne­ra men­sual, lle­va­rá la in­for­ma­ción a las es­cue­las, a los pro­fe­so­res, ade­más de que la for­ma en la que es­tá re­dac­ta­do es muy sen­ci­lla pa­ra po­der ate­rri­zar va­rios tér­mi­nos am­bien­ta­les. Es un pe­rió­di­co que va a tra­tar ca­da mes di­fe­ren­tes pro­ble­má­ti­cas”, ase­gu­ra Ma­rit­za.

La ex­plo­ra­do­ra co­men­ta que es­tán bus­can­do alian­zas y pa­tro­ci­na­do­res que les per­mi­tan con­ti­nuar con el pro­yec­to. Sus pro­gra­mas no son por pe­rio­dos, sino que se que­dan per­ma­nen­te­men­te pa­ra complementar el apren­di­za­je de los ni­ños.

“La ma­dre Tie­rra ya es abue­li­ta, por­que han pa­sa­do ya mu­chos años. Sus ve­nas que son los ríos se en­cuen­tran con­ta­mi­na­dos o se­cán­do­se; sus pul­mo­nes que son los bos­ques y las sel­vas se en­cuen­tran en­fer­mos y po­drían des­apa­re­cer, pe­ro son los ni­ños y ni­ñas los que ma­yor re­la­ción tie­nen con ella, por esos son sus prin­ci­pa­les hé­roes pa­ra re­for­zar la ar­mo­nía en­tre los se­res vi­vos”, fi­na­li­za Ma­rit­za Mo­ra­les Ca­sa­no­va.

Los ni­ños son siem­pre muy re­cep­ti­vos a los te­mas am­bien­ta­les, por­que es­tán dis­pues­tos a ma­ra­vi­llar­se y apren­der más”

Mo­ra­les Ca­sa­no­va am­bien­ta­lis­ta

La edu­ca­ción am­bien­tal es un pro­ce­so edu­ca­ti­vo y de for­ma­ción que pre­pa­ra a ca­da per­so­na pa­ra con­vi­vir or­de­na­da­men­te

| jo­se­pa­blo.es­pin­do­[email protected]­por­tein­di­go.com

www.hu­nab.in­fo.

el pe­rió­di­co HU­NAB tam­bién cir­cu­la en una ver­sión elec­tró­ni­ca, la cual es­tá dis­po­ni­ble en

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.