¡Ma­qui­ní­za­te!

Revista +Ciencia de la Facultad de Ingeniería - - Utilízalo - Br­yan Gó­mez

ALUMNO DE CUAR­TO SE­MES­TRE DE IN­GE­NIE­RÍA CI­VIL

Ca­sa­gran­de– es un dis­po­si­ti­vo que se usa en el es­tu­dio de la me­cá­ni­ca de sue­los que sir­ve pa­ra de­ter­mi­nar el lí­mi­te lí­qui­do de un sue­lo de grano fino. El lí­mi­te lí­qui­do se de­fi­ne como la hu­me­dad con la que un sur­co se­pa­ra dos me­dias par­tes de una pas­ta de sue­lo de grano fino, con lo cual es po­si­ble cla­si­fi­car el sue­lo des­de el pun­to de vis­ta de su plas­ti­ci­dad, es de­cir, su com­por­ta­mien­to fun­cio­nal de­ter­mi­na­do por la can­ti­dad de ar­ci­lla que con­tie­ne.

La cu­cha­ra de Ca­sa­gran­de de­be es­tar lim­pia y en buen fun­cio­na­mien­to. La zo­na de la ba­se en la que gol­pea la cu­cha­ra no de­be pre­sen­tar una hue­lla con un diá­me­tro su­pe­rior a 10 mm y de­be es­tar fir­me­men­te en­gan­cha­da al so­por­te. Jun­to a es­te ins­tru­men­to de me­di­ción se uti­li­za adi­cio­nal­men­te un aca­na­la­dor, el cual no de­be de es­tar des­gas­ta­do. El pro­ce­di­mien­to par­te de una mues­tra fina de sue­lo que se amasa con agua y se de­ja re­po­sar. Es­ta par­te de sue­lo se co­lo­ca en la cu­cha­ra de Ca­sa­gran­de y se ha­ce un sur­co en la mi­tad de la mues­tra con ayu­da del aca­na­la­dor, se gi­ra la manivela del ins­tru­men­to a razón de dos vuel­tas por se­gun­do con­tan­do los gol­pes da­dos has­ta que las pa­re­des del sur­co se unan en el fon­do. Se re­pi­te el pro­ce­di­mien­to has­ta con­se­guir que am­bos la­dos del sur­co se unan al dar en­tre 15 y 35 gol­pes. Con­se­gui­do es­to, se pro­ce­de a to­mar la mues­tra del ma­te­rial en torno a la zo­na del sue­lo en la que se ha uni­do, de­ter­mi­nan­do su hu­me­dad. El pro­ce­so se re­pi­te has­ta ob­te­ner una de­ter­mi­na­ción de hu­me­dad de en­tre 15 y 25 gol­pes y otra de en­tre 25 y 35 gol­pes. Ob­te­ni­das las hu­me­da­des, los re­sul­ta­dos se co­lo­can en un gráfico lo­ga­rít­mi­co que con­tie­ne lí­neas in­di­ca­ti­vas re­fi­rien­do el nú­me­ro de gol­pes en las abs­ci­sas y la hu­me­dad en las or­de­na­das, se tra­za una lí­nea pa­ra­le­la a las del gráfico equi­dis­tan­te de los dos pun­tos ob­te­ni­dos, por en­ci­ma y por de­ba­jo. La hu­me­dad del pun­to de in­ter­sec­ción de la rec­ta pa­ra­le­la equi­dis­tan­te tra­za­da, co­rres­pon­dien­te a los 25 gol­pes que se men­cio­na­ban, nos da el lí­mi­te lí­qui­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.