La im­por­tan­cia de la ma­nu­fac­tu­ra en la in­ge­nie­ría

Revista +Ciencia de la Facultad de Ingeniería - - Contenido - AN­TO­NIO GARCÍA BAU­TIS­TA

En la ac­tua­li­dad, mu­chos de los pro­duc­tos que usa­mos se han fa­bri­ca­do a tra­vés de pro­ce­sos de ma­nu­fac­tu­ra. Por ello, es­te cam­po del conocimiento ocu­pa un lu­gar im­por­tan­te tan­to en los pla­nes de es­tu­dio de los in­ge­nie­ros me­cá­ni­cos, in­dus­tria­les y me­ca­tró­ni­cos, co­mo en el ám­bi­to in­dus­trial de nues­tro país. La ma­nu­fac­tu­ra se pue­de de­fi­nir co­mo la trans­for­ma­ción de la ma­te­ria pri­ma me­dian­te el uso de má­qui­nas y he­rra­mien­tas pa­ra ob­te­ner com­po­nen­tes con for­mas geo­mé­tri­cas y di­men­sio­nes con­tro­la­das, en lí­mi­tes de to­le­ran­cia es­pe­cí­fi­cos en fun­ción del uso al que se des­ti­nan. El cri­te­rio de la se­lec­ción co­rrec­ta de los ma­te­ria­les en la ma­nu­fac­tu­ra crea una ex­pe­rien­cia muy va­lio­sa, pues re­fle­ja el conocimiento ad­qui­ri­do en In­ge­nie­ría de Ma­te­ria­les. La crea­ti­vi­dad del in­ge­nie­ro sue­le es­tar re­fle­ja­da en bo­rra­do­res o cro­quis a mano al­za­da y pos­te­rior­men­te lle­va­dos al diseño me­dian­te el uso de un CAD, que le per­mi­ta plas­mar­los en imá­ge­nes si­mi­la­res al ob­je­to ter­mi­na­do. Pa­ra ello, ac­tual­men­te exis­te una am­plia va­rie­dad de soft­wa­res co­mo son So­li­dWorks, CATIA, Au­toCAD y Creo Ele­ments/PRO, por men­cio­nar al­gu­nos. El alumno de in­ge­nie­ría en su for­ma­ción pro­fe­sio­nal cur­sa di­fe­ren­tes asig­na­tu­ras re­la­cio­na­das con la ma­nu­fac­tu­ra, gra­cias a ello tie­ne la opor­tu­ni­dad de uti­li­zar las má­qui­nas y he­rra­mien­tas bá­si­cas pa­ra la fa­bri­ca­ción de prototipos en los que se vi­sua­li­za la fun­cio­na­li­dad del pro­duc­to a fa­bri­car, y a par­tir de ello vi­sua­li­za las me­jo­ras en los pro­ce­sos uti­li­za­dos y op­ti­mi­za los tiem­pos de fa­bri­ca­ción.

La se­lec­ción de las he­rra­mien­tas ade­cua­das pa­ra la re­mo­ción del ma­te­rial ex­ce­den­te se re­fle­ja en la ob­ten­ción de com­po­nen­tes que cum­plan con las es­pe­ci­fi­ca­cio­nes de los pla­nos de fa­bri­ca­ción a par­tir de los cri­te­rios del con­trol de ca­li­dad. En los pro­ce­sos de ma­nu­fac­tu­ra por des­pren­di­mien­to de vi­ru­ta es ne­ce­sa­rio co­no­cer y ma­ne­jar co­rrec­ta­men­te los cri­te­rios de ve­lo­ci­dad de cor­te, ve­lo­ci­dad de avan­ce y pro­fun­di­dad de cor­te que, tras­la­da­dos a la apli­ca­ción del Con­trol Nu­mé­ri­co, les per­mi­ti­rán es­truc­tu­rar de ma­ne­ra co­rrec­ta los pro­gra­mas, se­lec­cio­nan­do la má­qui­na, he­rra­mien­tas de cor­te y sis­te­ma de mon­ta­je re­que­ri­dos. En la ac­tua­li­dad las he­rra­mien­tas de cor­te de los equi­pos de Con­trol Nu­mé­ri­co en­cie­rran to­do un cam­po de ex­pe­rien­cia en la in­ves­ti­ga­ción de ma­te­ria­les, pues las ve­lo­ci­da­des y pro­fun­di­da­des de cor­te a que se tra­ba­ja ele­van las tem­pe­ra­tu­ras en la zo­na de des­pren­di­mien­to de vi­ru­ta, exi­gien­do ma­yor ren­di­mien­to en los fi­los pa­ra jus­ti­fi­car sus cos­tos en los pro­ce­sos de pro­duc­ción. Den­tro de la cons­tan­te in­no­va­ción en el cam­po de los ma­te­ria­les, los car­bu­ros y los ce­rá­mi­cos po­si­bi­li­tan tra­ba­jar ma­te­ria­les de ex­tre­ma du­re­za uti­li­za­dos en la in­dus­tria au­to­mo­triz y ae­ro­náu­ti­ca. Es por ello que las he­rra­mien­tas de cor­te en for­ma de in­ser­tos fa­ci­li­tan su mon­ta­je en los por­tahe­rra­mien­tas es­pe­cí­fi­cos, co­mo lo apre­cia­mos en las si­guien­tes fi­gu­ras. Los equi­pos de Con­trol Nu­mé­ri­co di­ri­gi­dos a la ma­nu­fac­tu­ra po­si­bi­li­tan la pro­duc­ción de com­po­nen­tes de alta pre­ci­sión. Las to­le­ran­cias usual­men­te se ma­ne­jan en ran­gos de mi­cras con ba­se en los sis­te­mas mo­der­nos de con­trol de la­zo ce­rra­do in­te­gra­dos a los equi­pos, au­na­do al tor­que que se ob­tie­ne en la zo­na de cor­te. En es­te res­pec­to en la red de Uni­ver­si­da­des Anáhuac se han ad­qui­ri­do má­qui­nas des­ti­na­das al uso de los alum­nos en prác­ti­cas y de­sa­rro­llo de pro­yec­tos. Al­gu­nos ejem­plos de apli­ca­ción de los equi­pos CNC, con los que se cuen­ta en los la­bo­ra­to­rios de la red de Uni­ver­si­da­des Anáhuac, son la fa­bri­ca­ción de mol­des pa­ra in­yec­ción de plás­ti­co, mol­des per­ma­nen­tes pa­ra fun­di­ción, tro­que­les pa­ra cor­te, tro­que­les pa­ra ex­tru­sión, tro­que­les pa­ra sin­te­ri­za­do y mu­chas apli­ca­cio­nes más. Qui­sie­ra apro­ve­char la opor­tu­ni­dad pa­ra com­par­tir con us­te­des la ale­gría de co­la­bo­rar en la Es­cue­la de In­ge­nie­ría de la Uni­ver­si­dad Anáhuac Querétaro, en la eta­pa de arran­que de la be­lle­za que les mues­tro en la fo­to­gra­fía. Fi­nal­men­te, les com­par­to que los equi­pos de Con­trol Nu­mé­ri­co son cam­po de es­tu­dio en sus ele­men­tos de au­to­ma­ti­za­ción y con­trol pa­ra los In­ge­nie­ros, da­da la tec­no­lo­gía de pun­ta con la que cuen­tan, sien­do un cam­po pro­pi­cio pa­ra vi­sua­li­zar la apli­ca­ción de los con­cep­tos re­la­cio­na­dos con con­trol, sis­te­mas in­te­gra­dos de ma­nu­fac­tu­ra, ro­bó­ti­ca y diseño de he­rra­mien­tas. Só­lo me res­ta agra­de­cer in­fi­ni­ta­men­te la gen­ti­le­za del Co­mi­té Edi­to­rial de es­ta ex­ce­len­te re­vis­ta, que me brin­dó la opor­tu­ni­dad de es­cri­bir es­te ar­tícu­lo. Les en­vío sa­lu­dos cor­dia­les a mis ami­gos de la Uni­ver­si­dad Anáhuac Mé­xi­co, cam­pus Nor­te. Su ami­go An­to­nio García Bau­tis­ta

Fi­gu­ra 1. Ima­gen de so­lu­cio­nes to­ma­da me­dian­te el uso de Mas­ter­cam

Fi­gu­ra 2. Imá­ge­nes de he­rra­mien­tas de cor­te to­ma­das de apli­ca­cio­nes Sand­vick de Mé­xi­co

Fi­gu­ra 3. Cen­tro de Ma­qui­na­do de Hass pa­ra uso de alum­nos de la Uni­ver­si­dad Anáhuac Querétaro

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.