Pe­que­ños cam­bios que ha­cen la di­fe­ren­cia

Revista +Ciencia de la Facultad de Ingeniería - - Contenido - Ana­bell Va­lle Sa­las

Pa­ra mí, la in­ves­ti­ga­ción era al­go te­dio­so y abu­rri­do, no me in­tere­sa­ba en lo más mí­ni­mo y no te­nía uti­li­dad en mi vi­da. Yo me con­for­ma­ba con ha­cer lo que te­nía que ha­cer y ya, ni más ni menos. Sin em­bar­go, el cam­bio co­men­zó cuan­do, al lle­var la ma­te­ria de In­ge­nie­ría de Ma­te­ria­les, la Dra. Ma­ría Ele­na nos da­ba pun­tos ex­tras por man­dar­le no­ti­cias cor­tas e in­tere­san­tes so­bre el ám­bi­to de la in­ge­nie­ría. Pa­ra ha­cér­me­lo fá­cil, co­men­cé a bus­car no­ti­cias en to­das las re­des so­cia­les, co­mo Fa­ce­book, Twit­ter, Ins­ta­gram y You­tu­be, acer­ca de ma­te­ria­les uti­li­za­dos en in­ge­nie­ría re­le­van­tes pa­ra la cla­se, pe­ro tam­bién bus­qué mu­chas co­sas in­tere­san­tes pa­ra mí. En­con­tré un buen nú­me­ro de pá­gi­nas que ha­bla­ban de avan­ces tec­no­ló­gi­cos y des­cu­bri­mien­tos cien­tí­fi­cos en ge­ne­ral. Es­to des­per­tó mi cu­rio­si­dad, y al te­ner la oportunidad de ha­cer in­ves­ti­ga­ción en ve­rano, en el Gru­po de In­ves­ti­ga­ción de la Facultad de In­ge­nie­ría, la apro­ve­ché al má­xi­mo apren­dien­do y ab­sor­bien­do to­do lo que po­día. El ob­je­ti­vo de mi in­ves­ti­ga­ción con­sis­tía en com­pren­der có­mo era el com­por­ta­mien­to del po­lí­me­ro PEDOT: PSS, pa­ra así crear un ma­te­rial se­mi­con­duc­tor con otros com­pues­tos quí­mi­cos. Pa­ra ello tu­ve que rea­li­zar­le va­rias prue­bas, co­mo tem­pe­ra­tu­ra de fusión, so­lu­bi­li­dad, in­fra­rro­jo y UV, y la más im­por­tan­te: ha­llar los pa­rá­me­tros de Spi­nCoa­ting. Es­te equi­po dis­tri­bu­ye de ma­ne­ra uni­for­me el ma­te­rial en un sus­tra­to, crean­do una pe­lí­cu­la pa­re­ja. Den­tro de los prin­ci­pa­les pa­rá­me­tros de fun­cio­na­mien­to del equi­po se en­cuen­tran las re­vo­lu­cio­nes por mi­nu­to, la ace­le­ra­ción y el tiem­po. Des­pués de de­po­si­tar la pe­lí­cu­la se de­bía po­li­me­ri­zar el ma­te­rial en la mu­fla y pos­te­rior­men­te rea­li­zar las prue­bas de con­duc­ti­vi­dad y fo­to­lu­mi­nis­cen­cia, en­tre otras. En el Gru­po de In­ves­ti­ga­ción apren­dí des­de có­mo usar los equi­pos, has­ta las pro­pie­da­des de va­rios ma­te­ria­les com­pues­tos, me vol­ví ex­per­ta en el ma­ne­jo de los equi­pos de la­bo­ra­to­rio, los ma­te­ria­les se­mi­con­duc­to­res y los po­lí­me­ros. Es im­por­tan­te men­cio­nar que to­do lo que rea­li­za­ba en el la­bo­ra­to­rio eran pro­ce­sos o ma­te­ria­les que des­cu­bría, pre­pa­ré ma­te­ria­les nue­vos que apor­ta­ban a mi co­no­ci­mien­to y al de los de­más. Lo que ha­cía era re­le­van­te y es­to cam­bió com­ple­ta­men­te mi ma­ne­ra de ver la in­ge­nie­ría. Co­mo con­se­jo les pue­do de­cir que siem­pre el que ha­ce más de lo es­pe­ra­do es a quien le va me­jor en la vi­da, en to­dos los ám­bi­tos. Pe­ro eso no sig­ni­fi­ca que el ha­cer más ten­ga que ser te­dio­so, al con­tra­rio, de­be im­por­tar­te y su­mar a tu co­no­ci­mien­to. Lo que sí re­quie­re es com­pro­mi­so, de­di­ca­ción e in­te­rés. No hay que ren­dir­se, cuan­do no ten­ga­mos los re­sul­ta­dos que es­pe­ra­mos no de­be­mos de­ses­pe­rar­nos, y mu­cho menos hay que te­ner mie­do a apro­ve­char las opor­tu­ni­da­des que se nos pre­sen­tan; por ello, los in­vi­to a investigar pa­ra us­te­des mis­mos y pa­ra los de­más. He vis­to que las in­ge­nie­rías tie­nen la cua­li­dad de que apli­cas to­do lo que apren­des y que en­tre más apren­des más he­rra­mien­tas tie­nes. Co­mo su nom­bre lo in­di­ca, se tra­ta de apro­ve­char tu pro­pio in­ge­nio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.