21K en el pa­raí­so

Di­cen que el cie­lo no es un lu­gar sino un es­ta­do de la mente que, al al­can­zar­lo, aun­que se tra­te so­lo de un ins­tan­te, pue­de du­rar pa­ra siem­pre. Co­rrer en Los Ca­bos com­bi­na am­bas pos­tu­ras; el me­dio maratón es la dis­tan­cia per­fec­ta pa­ra en­con­trar el pa­raí­so

Runner's World (México) - - Carreras Lugares - Por A. Al­da­so­ro

Co­rrer es una de las me­jo­res for­mas que hay pa­ra co­no­cer lugares y tam­bién el me­jor pre­tex­to pa­ra via­jar. Cuan­do la ru­ta de una ca­rre­ra in­ter­na­cio­nal pre­su­me de ser con­si­de­ra­da la me­jor pa­no­rá­mi­ca na­tu­ral en Mé­xi­co, no lo pien­sas 2 ve­ces y te subes a un avión pa­ra re­co­rrer­la.

Guia­dos por la lu­na

La ci­ta era a las 7:00 ho­ras del do­min­go 12 de fe­bre­ro en la Pla­za Mi­ja­res, ubi­ca­da en el cen­tro del mu­ni­ci­pio de San Jo­sé del Ca­bo. Pe­ro una ho­ra an­tes, la lu­na, ca­si lle­na, res­guar­da­da por las 2 to­rres de la Igle­sia de San Jo­sé, re­ci­bía a los pri­me­ros co­rre­do­res que se acer­ca­ban a la línea de sa­li­da ilu­mi­na­dos por su bri­llo. El ma­ra­to­nis­ta Ben­ja­mín Pa­re­des es­tu­vo a car­go del ca­len­ta­mien­to, fon­dea­do por una ba­tu­ca­da que hi­zo ol­vi­dar el frío a los más de 2 mil par­ti­ci­pan­tes que nos di­mos ci­ta en la cuar­ta edi­ción in­ter­na­cio­nal del Me­dio Maratón de Los Ca­bos.

Lo me­jor de 2 mun­dos El de­sier­to y el mar crean una pos­tal úni­ca. La na­tu­ra­le­za se com­bi­na de una ma­ne­ra má­gi­ca y, aun­que el frío del de­sier­to en pleno in­vierno nos acom­pa­ñó en un ini­cio, bas­ta­ron unos mi­nu­tos pa­ra em­pe­zar a sen­tir el ca­lor y el sol de la cos­ta. Di­cen que lo di­fí­cil es co­men­zar y en es­ta oca­sión fue así, los pri­me­ros 7 ki­ló­me­tros fue­ron com­pli­ca­dos, la ru­ta bi­la­te­ral so­bre el ne­gro as­fal­to del bu­le­var Mi­ja­res pa­re­cía in­ter­mi­na­ble, pe­ro ver el mar al fon­do al lle­gar al ma­le­cón San Jo­sé, nos dio una gran bo­ca­na­da.

Ve­re­da ar­tís­ti­ca

Tras al­gu­nas cues­tas arri­ba y aba­jo, lle­ga­mos a Puer­to Los Ca­bos, don­de los ya­tes des­can­san­do so­bre el agua y las obras de la ar­tis­ta su­rrea­lis­ta Leo­no­ra Ca­rring­ton en el mue­lle, es­col­ta­ron nuestros pasos por un lar­go tra­yec­to. Vi­mos las más de mil 500 va­rie­da­des de cac­tá­ceas del jar­dín bo­tá­ni­co Wi­ri­ku­ta, pa­ra lue­go vol­ver al Pa­la­cio Mu­ni­ci­pal.

Una ru­ta pa ra dis­fru­tar

Las mar­cas y los re­tos per­so­na­les fue­ron he­chos a un la­do por mu­chos de los par­ti­ci­pan­tes, quie­nes pre­fi­rie­ron to­mar fo­to­gra­fías du­ran­te to­do el re­co­rri­do, lle­gan­do a la línea de me­ta has­ta 3 ho­ras des­pués del dis­pa­ro de sa­li­da. De­fi­ni­ti­va­men­te, co­rrer en Los Ca­bos te ha­ce ol­vi­dar­te de to­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.