El pa­no­ra­ma ideal

Runner's World (México) - - Ino Sentiras Culpa -

Aun­que nues­tro ob­je­ti­vo es que co­rras se­gu­ro y no su­fras al­gún ro­bo o asal­to, tam­bién en­ten­de­mos que hay oca­sio­nes en las cua­les es ca­si im­po­si­ble de­tec­tar­lo y prevenirlo. Por eso, Ci­ro Avi­lés nos da es­tas re­co­men­da­cio­nes en ca­so de un atra­co cuan­do es­ta­mos co­rrien­do.

1.

Man­tÉN la cal­ma. Es fun­da­men­tal para que la per­so­na agre­so­ra no se pon­ga ner­vio­sa. “Es muy co­mún que al co­me­ter ac­tos de de­lin­cuen­cia, la per­so­na li­be­re sus­tan­cias co­mo la adre­na­li­na y se blo­quee, por lo tan­to es me­jor que man­ten­gas la cal­ma y si­gas sus pe­ti­cio­nes. Es me­jor per­der al­go ma­te­rial, que su­frir una agre­sión que po­dría ser le­tal”, co­men­ta.

2. No quie­ras ser su­per­hé­roe. “En­tre me­nos re­sis­ten­cia opon­ga­mos, es me­jor. Sé que sue­na la­men­ta­ble esa fra­se, pe­ro es­tas per­so­nas tie­nen un ob­je­ti­vo y es cla­ro. Lo que tam­bién es ob­vio es que ha­rán lo que sea para adue­ñar­se de tus per­te­nen­cias y ten­drás que ce­der a sus pe­ti­cio­nes para evi­tar un co­na­to de vio­len­cia”.

3. Son co­sas ma­te­ria­les. Re­cuer­da que lo más im­por­tan­te es tu bie­nes­tar y, aun­que la frus­tra­ción y el co­ra­je pue­den ser sen­ti­mien­tos que per­meen du­ran­te el even­to, pien­sa que son ma­te­ria­les que no se com­pa­ran con tu vi­da.

4. De­nun­cia. “El te­ma más im­por­tan­te en un he­cho de­lic­ti­vo es la de­nun­cia. Cuan­do ya su­ce­dió es muy di­fí­cil ha­cer jus­ti­cia por pro­pia mano, por lo tan­to, las au­to­ri­da­des son quie­nes de­ben ac­tuar. Es cier­to que son pro­ce­sos bu­ro­crá­ti­cos, pe­ro es par­te de nues­tra res­pon­sa­bi­li­dad ciu­da­da­na. Nue­ve de ca­da 10 de­li­tos no se de­nun­cian por la de­mo­ra de las au­to­ri­da­des y los pro­ce­sos en los cua­les re­sul­ta más com­ple­jo que so­lo de­nun­ciar”, fi­na­li­za Avi­lés.

La cla­ve es­tá en la pre­ven­ción. Si tu en­tre­na­mien­to es lar­go y la ho­ra del día ya no lo per­mi­te, es me­jor que sea en in­te­rio­res o lo cam­bies por un día de des­can­so para no arries­gar­te a un he­cho de in­se­gu­ri­dad. De igual for­ma, la re­co­men­da­ción es no lle­var de­ma­sia­dos dis­po­si­ti­vos de va­lor y, si es po­si­ble, so­lo car­gar lo fun­da­men­tal para el en­tre­na­mien­to. Re­cuer­da que tu se­gu­ri­dad es pri­mor­dial y un en­tre­na­mien­to pue­de ser su­pli­do con una se­sión en ca­sa o gim­na­sio para cui­dar tu se­gu­ri­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.